Acantilados con peligro de derrumbe: quejas y antecedentes

Guardavidas recordaron que el año pasado un pedazo de tosca se desprendió y cayó sobre la casilla. Un proyecto de ordenanza presentado en marzo buscaba que se señalizaran los espacios peligrosos, pero no avanzó.

09/01/2018
Acantilados con peligro de derrumbe: quejas y antecedentes
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital

En febrero del año pasado un acantilado de las playas del sur de Mar del Plata se desmoronó sobre una nena de seis años, que quedó atrapada debajo de la arena. Aquel hecho no terminó en tragedia como el de este lunes, en el que en el zona norte una nena de tres años falleció, pero encendió diversas alarmas como la presentación en el Concejo Deliberante de un proyecto para colocar “dispositivos preventivos de señalización” en todas las playas públicas que posean paredes de acantilados con peligro de derrumbe. Sin embargo, nunca avanzó.

Pasadas las horas de la tragedia que terminó con la vida de una nena de dos años y ocho meses en la playa ubicada en la costa y Scaglia, desde el sector de guardavidas recordaron reclamos previos y advirtieron sobre la necesidad de que las zonas peligrosas sean señalizadas por el Municipio.

Desde la  Unión de Guardavidas Agremiados (UGA), por ejemplo, recordaron que “el año pasado un pedazo de tosca se desprendió y cayó sobre la casilla de guardavidas” y remarcaron que aquella oportunidad “de milagro no fue una tragedia”. Por eso, lamentaron:”La temporada pasada alertábamos que esto iba a suceder”.

En esa misma sintonía había ingresado un proyecto al Concejo luego de que el 19 de febrero de 2017 un acantilado de las playas del sur se desmoronara sobre una nena de seis años, que quedó atrapada debajo de la arena y tuvo que ser rescatada. Básicamente el proyecto de ordenanza apuntaba a que se colocaran “dispositivos preventivos de señalización” en todas las playas públicas que posean paredes de acantilados con peligro de derrumbe.

El expediente elevado por la concejal Marina Santoro (Frente para la Victoria) fue girado a la comisión de obras, seguridad y planeamiento el 7 de marzo, sin embargo nunca avanzó.

Aquella iniciativa planteaba que en lo que corresponde al Partido de General Pueyrredon “la extensión de nuestras playas que poseen paredes de acantilados, tanto en el norte como en el sur, van desde las playas que son públicas y libres, hasta aquellas que se encuentran concesionadas por balnearios privados, como así también las convertidas en clubes de playa”.

Además, el proyecto de ordenanza establecía sobre los dispositivo de señalización en sí que “deben ser de un tamaño adecuado, en material solido que pueda subsistir a la intemperie y de colores llamativos” y que su contenido “debe estar resumido en mensajes claros de advertencia y peligro, que apelen a las señales internacionales creadas para tal efecto y deben estar siempre colocados en lugares visibles para el correcto cuidado integral del ciudadano y su familia”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios