Domingo 18 de abril | Mar del Plata
¡Seguinos!
26/02/2021

Ángela Leiva llega a Mar del Plata: “Hoy estoy empoderada”

De cara al show de este sábado en GAP, Constitución 5780, la artista dialogó íntimamente con Qué digital sobre su presente artístico y los desafíos que impuso la pandemia.

Ángela Leiva llega a Mar del Plata: “Hoy estoy empoderada”

Este fin de semana Ángela Leiva arribó a Mar del Plata para reencontrarse con su público. Una de las voces más importantes de la música tropical subirá este sábado al escenario de GAP con su banda completa. El show será un recorrido por todos sus temas hasta La Reina, su último material.  “Me pareció súper importante dejar ese mensaje de que en algún momento fui víctima pero hoy estoy empoderada”, destacó la artista en una charla íntima con Qué digital.

La cantante que desde el 2008 conquistó con su voz a miles de seguidores, visita Mar del Plata con un show que aseguró va a ser “una fiesta”. A pesar de la pandemia de coronavirus, la cantante viene de una gira que tuvo paradas por Salta, Jujuy, Córdoba y Tucumán. Luego del éxito de “La Reina”, su último disco con el cual obtuvo el premio Carlos Gardel como “Mejor álbum artista tropical”, la artista reconoció que está en un buen momento.

Las entradas para el recital de Ángela Leiva en Mar del Plata tienen un valor de a $1500 y se pueden adquirir en Articket o en diferentes puntos de venta: Conex, San Martín 3263 (Mar del Plata), Manhattan, Chacabuco 873 (Tandil) y ADN Music, 61 N°2813 (Necochea). Es importante recordar que el show de este sábado se realiza cumpliendo los protocolos vigentes.

En un mundo de hombres y una severa industria musical, la artista supo construir una carrera que la llevó a Bolivia, Inglaterra, Estocolmo y a Cantando por un Sueño 2020 en canal Trece. Su vida, como la de tantas mujeres, no estuvo exenta de decepciones, traiciones y violencia psicológica, pero volvió a comenzar gracias a su talento y trabajo. “‘Mi gran maestro Ya me cansé’ son canciones que están basadas en mi historia y lo que estaba viviendo en ese momento. Es muy fuerte”, confesó la artista. Su repertorio está compuesto por canciones con un claro patrón: el desamor.

Luego de su show en Mar del Plata, Ángela Leiva continúa con un año repleto de compromisos laborales. “Este año tengo muchísimos proyectos por delante, mucho no puedo contar porque son sorpresa. Estamos preparando música nueva, shows por todo el país, en teatros cumpliendo protocolos donde la familia puede ir a verme sonar en vivo y televisión. Después tenemos un show en el teatro Opera en Buenos Aires, en calle Corrientes el 6 de marzo y así todo el año”, adelantó.

“Estoy muy entusiasmada y preparada para este año que recién comienza”, aseguró.


-Girar en pandemia debe ser muy particular ¿Cómo te preparás para el show de este sábado?
-Cómo decís es muy particular. Una gira linda porque después de tantos meses sin hacer shows, de repente estamos teniendo un verano muy movido. Hicimos gira por Córdoba, Salta, Jujuy, Santiago del Estero y estamos terminando en Tucumán. Estuvo hermoso, cuidándonos y atándonos a los protocolos obviamente. Se extraña el contacto con la gente, tratamos de no tenerlo por obvias razones, somos muchos en la banda y la verdad que a veces se complica porque la gente tiene ganas de la foto, el abrazo, el beso y es difícil explicar que no se puede porque no todos lo entienden o lo asimilaron todavía.

-¿Con qué se va a encontrar el público?
-Nos estamos preparando a full, va a estar genial. A mi me encanta viajar de vacaciones a la costa y me encanta aún más ir con mi música. Se agradece mucho el espacio, y el encuentro con los marplatenses como con el público de todo el país que está vacacionando. Estamos haciendo un show mucho más allá de La Reina, veníamos presentándolo casi hace dos años pero ahora es totalmente completo, hay de todo. El show es un recorrido por todos mis temas hasta La Reina.

-¿Qué sensaciones te despertaron al volver a un escenario a hacer show con público?
-El primer show que hicimos presencial fue en diciembre del año pasado. Eran los primeros shows que se hacían en Buenos Aires, estábamos rogando que no lloviera porque había un temporal terrible, tuvimos suerte que no llovió pero hacía mucho frío. La verdad que la gente estaba tan necesitada de tener un show en vivo, sobre todo los fans que me siguen hace tantos años. Fue hermoso, la sensación de emoción y de piel de gallina durante todo el show. Algo que en un momento normal, de vorágine, por ejemplo el año pasado hice creo que como 50 shows en todo el verano, el circuito de la movida tropical vas a uno, terminas y seguís con otro se termina naturalizando. De repente (con el aislamiento) fue la nada misma y volver fue tremendo, muy emocionante.

-¿Comenzaste a valorar y disfrutar más cada presentación?
-Totalmente por eso aparece una sensación un poco ambigua porque no es lo mismo. Antes hacíamos una fila de gente para quienes se querían sacar una foto, teníamos una cuadra de fila para hacer fotos, y ahora tenemos que decirles que no vamos a hacer fotos por obvias razones. Hay gente que lo entiende y otra que no. Pero lo primordial es cuidarse.

-Es que es tu salud, la de tu banda pero principalmente es trabajo y significa reactivar la industria musical…
-Total, estamos con una agenda muy repleta, con gira por todo el país, teatros, y uno se compromete, tiene ganas de viajar, de hacer todo y por eso es importante mantener los cuidados.

– En La Reina, como mujer, estremece la realidad de las letras de algunos temas ¿Cómo fue ese proceso creativo?
-Con La Reina fue muy particular porque yo estaba transitando un momento de mi vida bastante difícil y mi productor hizo su trabajo de compositor mientras yo estaba intentando llevar esa situación, él escribía canciones. “Lo que me hizo usted”, es bastante particular porque llegó un compositor de Perú con la letra ya escrita y no sabía lo que yo estaba pasando y de repente estaba hecha como para mí.

-Te calzó justo digamos…
-Exacto, pero con “Mi gran maestro”, “Ya me cansé” son canciones que están basadas en mi historia y lo que estaba viviendo en ese momento. Es muy fuerte. Me gustó mucho cómo recibió el disco la gente me pareció super importante dejar ese mensaje de que sí, en algún momento fui víctima pero hoy estoy empoderada, me paro desde otro lugar y disfruto muchísimo. Aprendí de esa situación también, que es parte de un montón de situaciones que uno viene arrastrando y pude salir de eso, que es lo más importante.

-Es sanador, al poder manifestarlo artísticamente ayuda a otras víctimas. ¿Te llegan mensajes, te lo hacen saber?
-Si, olvídate que como artista es cerrar el círculo. Es como decir, no soy solo música también puedo dejar un mensaje. Eso es lo que más me llena y lo que más me gusta. Recibo muchas historias por redes, y antes de la pandemia cuando la gente tenía la oportunidad de contarme sus historias cuando hacíamos fotos. Yo trato ser simplemente un ejemplo, un testimonio y lo mejor de todo es que sepan que se sale.

-¿Cómo fue para vos participar del “Cantando por un sueño” en un momento tan extraño para el país?
-De repente estábamos todos sin saber qué iba a pasar y me llegó la propuesta. Obviamente que en otro momento de mi vida y mi carrera no hubiese estado preparada para enfrentarme a un reality como tal, porque yo no me sentía bien en otros momentos de mi vida, anímicamente o con el autoestima. La verdad que hay que estar también, hay que estar muy seguro de lo que uno hace porque vas a exponerte y recibir buenas o malas críticas. Yo fui muy plantada. Por eso digo que las cosas son perfectas cuando suceden. En ese momento yo la estaba pasando muy bien, había salido de toda esa angustia y atraje toda esa situación a mi vida.

La situación artística que se da en el “Cantando por un sueño” es muy buena, con tanta exposición y lo que viví ahí adentro fue todo color de rosas. Fue hermoso y lo atraje yo también porque estaba bien, estoy bien mejor dicho. Lo disfruté muchísimo, después costó soltar porque se terminaba un ciclo y fueron muchos meses.

Es como soñado para los artistas y no era un Bailando, era un Cantando. Yo estaba en mi zona de confort, más allá de que salí de cantar cumbia, salí de lo mío porque nunca había estado ahí pero a mi juego me llamaron.

-De todos los géneros que tuviste que interpretar ¿hubo alguno que te gustó como para integrarlo?
-Nosotros la primer gala cantamos Pimpinela. La verdad que en ese estilo me siento muy bien porque me gusta la balada, me gusta a nivel interpretativo las canciones de Pimpinela son un fuego entonces era todo lo que me gustaba. Fuimos por ese lado y nos fue muy bien. Seguimos esa línea, los Pimpinela fueron una línea que seguimos con Brian. Siempre tratamos de llevar las canciones para ese lado. Nos fue muy bien así. Ellos fueron una gran musa para nosotros. Los adoro, hace unos años tuve la oportunidad de grabar con ellos y formar parte de uno de sus discos. Fue un regalazo y les estoy inmensamente agradecida por como son como personas también. Lo mejor fue tener contacto con Lucia que me decía que lo veía y nos daba devoluciones.

-Desde muy chica sabías que querías seguir el camino artístico musical ¿Recordás qué exponente te inspiró?
-Muchas, pero la Sole fue la artista que me voló la cabeza y que yo quería cantar cuando era chiquita. Empezó de tan joven que de verdad siempre fue mi referente. Me miraba al espejo y cantaba sus canciones, soñaba con ser Sole. Después muchas otras más como Thalía, Marcela Morelo. Escucho muchísima música.

-¿Y cuándo te inclinaste por el género tropical?
-En mi casa siempre fuimos muy cumbieros, mis viejos escuchaban mucha cumbia y de repente un día en el barrio donde vivía había una banda que ensayaba muchas veces por semana. Yo estaba como loca escuchándolos desde la vereda. Y se enteraron que yo cantaba, había un rumor en el barrio de que yo cantaba, en ese momento tenía 15 años. Me invitaron un día y me quede a cantar, después esa banda se disolvió por cosas de la vida y cuando apareció Pasión Canta me lancé como solista.

-¿Qué le dirías a aquellas personas que quieren dedicarse a lo artístico pero por distintos motivos no pueden?
-Es un deseo muy profundo, creo mucho en que es uno quien atrae esas cosas. Cuando uno esta bien, seguro de lo que está haciendo y muy enfocado en su sueño. Uno puede estar haciendo mil cosas pero si esta enfocado en un deseo tarde o temprano se cumple. Y aquellas personas que ya están cumpliendo sus sueños, traten siempre de estar bien acompañados, cuando empecé lo hice con compañía de mi viejo ahora lo sigue haciendo pero con los años la nena fue creciendo y el cordón umbilical se va cortando pero siempre me acompaña. Es importante acompañarse de la gente que uno quiere, que lo aman a uno y eso es el tesoro más grande. Es muy difícil la industria, es muy cruel, sobre todo al comienzo de la carrera, para hombres pero más para mujeres en un mundo tan machista. Bien acompañados y bien enfocados.

Ver más: , , , , , , , , , , , , ,