Reapertura de Arhehpez: el sueño obrero empieza a triunfar

Una veintena de trabajadores rotativos se ocupan del procesado de verdura a la espera del pescado, tras la recuperación de la planta como cooperativa. El objetivo mayor apunta a emplear a más gente de la que quedó a la deriva.

18/12/2016
Reapertura de Arhehpez: el sueño obrero empieza a triunfar
(Fotos: Lucho Gargiulo / QUÉ Digital)

Un día, un empresario chino del que dependían 120 familias se fue. Desapareció. Nadie supo más nada de él. Desde aquel día pasó mucho tiempo, casi tres años. En ese tiempo, la lucha obrera no quedó sólo en lucha, sino que avanzó, se convirtió en una cooperativa y puso en marcha un gigante productivo: La Nueva Arhehpez.

Juan Narváez es protagonista de la reapertura de la planta de procesado de pescado y -hoy también- de verdura. Es el presidente de la cooperativa, uno de los motores que está más en la planta y pendiente de la organización de cada detalle que en su casa, donde -bromea- sus hijos de 2 y 16 años ya casi ni lo conocen.

El esfuerzo, la lucha, la zozobra y el dolor fue colectivo. Fueron más de dos años de enfrentarse a un mundo completamente desconocido: cómo hace que 120 trabajadores que se desempeñaban en la gigantesca planta de Champagnat y Rivadavia puedan volver a trabajar allí.

A base de constancia, perfil bajo, insistencia y principalmente mucha fuerza, un grupo de esos trabajadores lo consiguió. Hace semanas una veintena de hombres y mujeres todos los días le dan vida a la planta con el despunte de chaucha, el primer trabajo conseguido después de tanta lucha. Los objetivos son muy grandes, y la ilusión, ahora que muy de a poco todo empieza a caminar, no se las saca nadie.

 LA ORGANIZACIÓN 

Es viernes a la mañana, y alrededor de 20 personas trabajan en el despunte de chaucha. En la planta siempre hay alguien y por ahora cada día le dan vida a la Cámara 8, a la cual se llega después de un recorrido por otros sectores de la planta que cubre toda una manzana.

REAPERTURA ARHEPEZ CHAUCHAS  (13)
REAPERTURA ARHEPEZ CHAUCHAS  (2)
REAPERTURA ARHEPEZ CHAUCHAS  (6)
REAPERTURA ARHEPEZ CHAUCHAS  (5)

Hay dos hombres que despuntan las chauchas que hace muchos años que permanecen en la planta. Algunos de los que hoy forman parte de la cooperativa, incluso, hace 25 que están ahí adentro. Juan sostiene el apoyo de los más grandes es lo que, en parte, lo hizo fuerte a él y a todo el pequeño grupo que día a día mantuvo de pie la planta. La lucha de los mayores pasó por lo difícil que era conseguir y empezar de cero en un nuevo empleo.

Muchos de los trabajadores que pasan por la planta recuperada también realizan changas en el Puerto, “cuando hay pescado”, por lo que generalmente va rotando el grupo de personas que trabajan la verdura.

La cooperativa tiene una planificación que la hace organizada, seria y esperanzadora para sus 51 integrantes y para el total de 120 personas que se desempeñaron alguna vez allí.

 LA VIDA 

“La familia ya ni me conoce”, bromea Juan, la cabeza visible de la recuperación de la planta, por el tiempo y la dedicación que eso conlleva. Tiene un hijo de 2 años y una de 16, y destaca hoy poder volver sentarse en la mesa con su familia, objetivo tan significativo que no hace mucho tiempo también se vio afectado.

REAPERTURA ARHEPEZ CHAUCHAS  (15)

“Al menos estas fiestas las vamos a pasar algo mejor que las anteriores”, dice con el orgullo de ver que el camino recorrido empieza a rendir sus frutos.

Cuando el conflicto terminó por estallar y la cooperativa era solo un proyecto, Juan había conseguido un trabajo de sereno para subsistir en el mientras tanto. Hoy lo mantiene aunque de a poco empieza a reducir la actividad.

 EL FUTURO 

La Nueva Arhehpez hoy centra su trabajo en la chaucha, pero es sólo el comienzo. Trabajan con la empresa Organto Argentina SA que envía la producción a Perú, Canadá y Holanda.

Para empezar con el procesamiento de pescado los trabajadores estiman que deberán pasar al menos entre dos y tres semanas. El trabajo gradual supone que entre 40 y 50 personas se dediquen a la verdura y otras 30 al pescado, inicialmente.

Si todo sale bien, estiman llegar a emplear a más gente que la que tenía en su momento la planta. El objetivo se traduce en un sueño, pero concreto, como haber reabierto un gigante desde la humildad, la constancia y las ganas de trabajar y triunfar.

REAPERTURA ARHEPEZ CHAUCHAS  (14)

En un sector abarrotado de cooperativas truchas, Arhehepez recibió muchas propuestas para el procesamiento del pescado. “Saben que somos una cooperativa genuina”, destaca Juan, que de ser camarista llegó a ser delegado de la planta y hoy es el presidente de una cooperativa que tiene por delante ni más ni menos que el desafío de permanecer, crecer y dar empleo a mucha gente, en la ciudad capital del desempleo.

Juan dice que es muy loco, que todavía no cae. Juan dice que mantener su casa y su laburo es lo fundamental en la vida. Juan conduce el sueño obrero, que hoy ya es un triunfo.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios