En medio de un juicio, dos militares con domiciliaria se fueron a un café

Rodolfo Godoy y Alejandro Menichini cumplen su prisión en Mar del Plata y participan vía teleconferencia de un proceso que se inició en La Plata. El miércoles, en un cuarto intermedio, fueron al local Crip.

18/08/2018
En medio de un juicio, dos militares con domiciliaria se fueron a un café
(Foto: QUÉ Digital)

El excoronel del Ejército Rodolfo Enrique Godoy y el expolicía bonaerense Alejandro Alberto Menichini son dos de los imputados por delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura que pasan sus días en Mar del Plata, a partir de contar con el beneficio de la prisión domiciliaria. Esta semana los dos -junto a otros 17 acusados, entre los que está Miguel Etchecolatz- comenzaron a ser juzgados por el accionar en el centro clandestino de detención Brigada de San Justo. El proceso se lleva adelante en La Plata y ellos participan vía teleconferencia desde la Cámara Federal de Mar del Plata: en ese contexto, el pasado miércoles fueron sorprendidos cuando en un cuarto intermedio se fueron libremente a tomar un café a un local ubicado a algunos metros de distancia.

El juicio cargo del Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata, integrado por los jueces Alejandro Daniel Esmoris, Pablo Daniel Vega y Nelson Javier Jaraze, comenzó esta semana en el marco de una investigación por delitos de lesa humanidad cometidos contra 84 víctimas, quienes estuvieron secuestradas en el centro clandestino de detención que funcionó en la Brigada de Investigaciones de San Justo, ubicado en el Partido de La Matanza y contiguo a la comisaría primera de esa localidad.

Son 17 los acusados en este juicio, entre ellos el represor Miguel Etchecolatz -a quien meses atrás la revocaron su polémica prisión domiliciaria en Mar del Plata- y además participan vía teleconferencia desde la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata Godoy y Menichini, quienes gozan del beneficio en la ciudad.

Este miércoles, durante la segunda audiencia del proceso, cuando los jueces resolvieron pasar a un cuarto intermedio Godoy y Menichini fueron descubiertos por el reportero gráfico Marcelo Núñez mientras se dirigían libremente a tomar un café al local Crip, ubicado a algunos metros de la sede de la Cámara. En ese marco, y tras retomarse el juicio, las querellas expusieron las fotos y le reclamaron a los jueces que informen quién les permitió salir a tomar un café.

“Desde las querellas solicitamos que se informe quién autorizó esa salida y los jueces no tuvieron más remedio que aceptar el pedido. Continuaremos exigiendo que se revoquen todos los privilegios que impunemente gozan los genocidas que están siendo juzgados a más de 40 años de los hechos”, señalaron a través de un comunicado desde la Asociación de Profesionales En Lucha (APEL), que forma parte de
la querella de “Justicia Ya La Plata”.

Por su parte, la abogada querellante por la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), Guadalupe Godoy, lamentó a través de las redes sociales lo sucedido: “Dicen que exageramos cuando afirmamos que las domiciliarias de los genocidas son una joda, son libertades encubiertas“. Y en ese sentido cuestionó: “Avísenme si a un preso por un delito común y no de lesa (humanidad) lo ven en esta situación”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios