Sábado 08 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
01/04/2020

El gobierno nacional creó un “programa de asistencia al trabajo y la producción”

Algunos de los beneficios son la reducción de contribuciones patronales y una asignación compensatoria al salario en empresas de hasta 100 empleados.

El gobierno nacional creó un “programa de asistencia al trabajo y la producción”
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

Con beneficios como la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales y una “asignación compensatoria al salario” para todos los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados, el gobierno nacional creó este miércoles mediante un nuevo decreto el “Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción” orientado a empleadores y trabajadores afectados por la emergencia sanitaria.

Según explicaron desde el gobierno nacional, el presidente Alberto Fernández firmó el decreto este miércoles luego de que horas antes prohibiera los despidos y suspensiones por 60 días en el marco de la crisis desatada por el impacto del coronavirus. Concretamente, este “programa de asistencia de emergencia al trabajo y la producción” consistirá en la obtención de uno o más beneficios proyectados.

Entre ellos, aparecen la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino para empleadores que no superen los 60 trabajadores contratados  y una “Asignación Compensatoria al Salario” abonada por el Estado para todos los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados

En este sentido, para los empleadores de hasta 25 trabajadores se destinará el 100% del salario neto, con un valor máximo de un salario mínimo, vital y móvil vigente; para los empleadores de 26 a 60 trabajadores, 100% del salario neto, con un valor máximo de hasta un 75% del salario mínimo, vital y móvil vigente; y para los empleadores de 61 a 100 trabajadores el 100% del salario neto, un valor máximo de hasta un 50% del salario mínimo, vital y móvil vigente.

El plan también incluye la ampliación del ya vigente Programa de Recuperación Productiva (Repro) que consta de una asistencia por la emergencia sanitaria para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado en el caso de empleadores que superen los 100 empleados. La prestación por trabajador tendrá un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000.

Asimismo, abarca la puesta en marcha de un sistema integral de prestaciones por desempleo. En ese sentido, los montos por desempleo se elevarán durante el periodo que establezca la Jefatura de Gabinete de Ministros a un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000.

Los requisitos para la obtención son que las actividades económicas fueran afectadas de forma crítica en la zona geográfica donde se desarrollan; tener una cantidad relevante de trabajadores contagiados por el COVID-19 o que estén en aislamiento obligatorio o con dispensa laboral por estar en grupo de riesgo u obligaciones de cuidado familiar relacionadas al COVID-19; y acreditar una sustancial reducción en sus ventas con posterioridad al 20 de marzo de 2020.

En del decreto presidencial se aclara que se encuentran excluidos de los beneficios “aquellos sujetos que realizan las actividades y servicios declarados esenciales“.

En este marco, se estableció que la Jefatura de Gabinete de Ministros establecerá los criterios objetivos, actividades y demás elementos que permitan determinar la asistencia a recibir por las sujetos beneficiados.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,