Jueves 13 de junio | Mar del Plata
23/10/2017

El médico que revisó a militante de la izquierda “estaba borracho”

Lo denunció la abogada que representa a los detenidos del domingo, Constanza Berisso, en base a la declaración de una de las militantes. Además, denuncian que los amenazaron preguntándoles “si sabían lo que había pasado con Maldonado”.

El médico que revisó a militante de la izquierda “estaba borracho”
(Foto: QUÉ Digital)

La detención de los candidatos y militantes del Frente de Izquierda del domingo continúa su curso legal y la abogada del FIT aseguró que la única imputada por resistencia a la autoridad debió realizarse el control médico en la Asesoría Departamental ya que, según declaró ante la justicia, el médico de la escuela de Policía Juan Vucetich “estaba borracho” y no pudo dejar constancia de las heridas que le provocó la policía. Por su parte, la denuncia por supuesta violación de la veda, está en manos del Juzgado Electoral.

En el marco de su declaración ante la justicia por los hechos producidos el domingo en un local partidario, la militante del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) debió realizar por segunda vez el procedimiento de constancia de las heridas que le habría producido uno de los policías ya que, según denunció, el médico uniformado que debía realizarle la pericia en la escuela Juan Vucetich “no se podía ni mover, hablaba raro y los propios policías que estaban ahí le confirmaron que estaba ebrio”, afirmó su abogada, Constanza Berisso.

Según confirmó la etrada en diálogo con QUÉ, este lunes la única imputada declaró ante el fiscal a cargo, Facundo de La Canale, y relató lo que había sucedido en la mañana de domingo donde se llevaron detenidos a los militantes. Así, desmintió el testimonio de uno de los policías, quien introdujo en el expediente que los militantes los agredieron al grito de “zurdos”, cuando en realidad “uno sabe que sería incoherente que alguien de izquierda le grite eso a un policía”.

En su declaración, la joven acusada de resistencia a la autoridad asegura que cuando los efectivos salen del local, ella era la única que no estaba esposada y en ese momento, cuando una policía lo notifica, “se le tira encima, la aprieta” y es en ese instante cuando “le muerde el dedo”.

Además, denunció que mientras eran trasladados en el patrullero, la oficial le preguntó en reiteradas ocasiones a modo de sugestión si ella “sabía lo que había hecho”, al tiempo que el otro oficial a cargo del traslado les habría preguntado si “sabían lo que le pasó a Maldonado” lo que, según advierten, fue a modo de amenaza.

“A nosotros los jefes de la comisaría segunda y el de la costa nos dijeron que los partidos de izquierda son los que movilizan por Maldonado y que tienen la orden de controlarlos. El propio jefe de la zona me dijo que estuvo de infiltrado el sábado en la movilización”, apuntó la abogada.

Por su parte, la otra cuestión judicial es la que involucra a los seis militantes y candidatos, que están imputados por supeusta infracción al código electoral. “El artículo por el que los imputan expresamente dice que no puede haber una detención por este tipo de infracción a la veda electoral, así que el operativo de ayer fue completamente ilegal”, manifestó Berisso y agregó que la Justicia Federal es la que interviene y que esperan por alguna notificación.

En cuanto a los pasos a seguir, la abogada aseguró que intentarán hacer una declaración conjunta con organismos de Derechos Humanos por la arbitrariedad e ilegalidad del operativo policial sucedido en Castelli y Jujuy. Además, agregó que “no se trata de algo casual”, sino que “se suma a las detenciones de militantes del Partido Obrero por pintar un mural por Santiago Maldonado un mes atrás, a la presencia de un patrullero minutos antes de la movilización del sábado, y de las requisas ilegales que sufrieron fiscales del FIT el domingo en algunas escuelas”.

“El propio jefe de la costa nos aclara que somos los partidos de izquierda los que movilizamos por Santiago y los que arrastramos a gente que movilice por él. Es un claro mensaje de que el gobierno está dando vía libre para reprimir y perseguir a la militancia de izquierda, sobre todo ahora que el FIT hizo una buena elección y molesta al poder político”, concluyó.

¿QUÉ SUCEDIÓ?

“En el expediente consta que una persona se acercó al local en un Ford Falcon verde e ingresó gritando que los militantes no podían estar haciendo esto’ y, ante una supuesta mala contestación de los acusados, esa persona se retira y llama al 911”, explicó la defensora.

A continuación, comentó que según la declaración testimonial de uno de los policías, los jefes del operativo les notificaron de una denuncia a partir de un llamado anónimo al 911 por presunta violación de la veda. Allí, los efectivos llegaron “de buena fe” y le solicitaron a los integrantes del partido a “dejen de violar la veda”, pero que “los militantes respondieron con violencia”.

Sin embargo, según la declaración de la imputada, el jefe del operativo dijo al llegar que “de acá se van todos presos, por las buenas o por las malas”, pese a que, según denuncian, no les mostraron la orden judicial que justifique el procedimiento. “Después utilizaron el argumento de la infracción a la veda electoral y ahí es donde interviene el juzgado electoral que sí da la orden de identificarnos. Como la policía dice que hubo resistencia se los llevaron a todos, pero la verdad es que ellos entraron directamente a detenerlos”, explicó Berisso.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

23/10/2017