Está incapacitado y no le permiten jubilarse: “Juegan con la necesidad”

Guillermo tiene 47 años y una incapacidad laboral. Pese a que hace cinco años comenzó con los trámites, no logra que Anses libere sus pagos, que fueron reconocidos en sede judicial.

21/07/2019
Está incapacitado y no le permiten jubilarse: “Juegan con la necesidad”
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

Guillermo tiene 47 años y una incapacidad laboral por causa psíquica del 70%. Pese a que cuenta con un amparo judicial favorable que le ordena a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) a otorgarle el beneficio jubilatorio correspondiente, hace cinco años que deambula en busca de respuestas. Cansado y desesperado ante esta situación, decidió acudir a los medios. “Juegan con la necesidad”, expuso su abogada, luego de que por tercera vez consecutiva le retuvieran sus haberes.

Guillermo es un exempleado de Obras Sanitarias Sociedad de Estado (OSSE), que durante muchos años se desempeñó en la vieja planta de tratamiento de afluentes cloacales y quien en 2014 comenzó su trámite jubilatorio, a raíz de una incapacidad laboral del 70% reconocida por Junta Médica.

Sin embargo, tuvo la mala fortuna de haber acudido a un estudio previsional, muy conocido en la ciudad, que -según consta en la investigación por estafas millonarias que lleva adelante la Justicia Federal- tramitaba fraudulentamente, a través de distintas maniobras, jubilaciones por invalidez. En el marco de la causa, hay alrededor de 30 personas procesadas.

A partir de esta situación -y luego de la intervención de la justicia, de las detenciones y del avance de la causa- el hombre vio, naturalmente, demorado su trámite, en especial teniendo en cuenta que había confiado de buena fe en el estudio jurídico ubicado sobre la calle Paso, lugar que fue allanado en 2018.

Al notar que el paso de los meses poco hacía para clarificar su situación, Guillermo se contactó con una nueva abogada en busca de respuestas. Así, con el patrocinio de Micaela Rubio, se inició un recurso de amparo por mora en el Juzgado Federal de Mar del Plata Nº 4 y se logró, a finales del año pasado, el otorgamiento definitivo del beneficio jubilatorio.

“Él trabajaba en la vieja planta de afluentes, que era sumamente insalubre. Ahora es otra la situación. A él le declararon una incapacidad del 70%, una incapacidad psicológica por trabajar ahí”, expuso Micaela Rubio, abogada de Guillermo. En diálogo con QUÉ Digital, la profesional reparó en la falta de claridad y respuestas del organismo estatal, teniendo en cuenta que el trámite fue iniciado en 2014.

En ese sentido, Rubio destacó la buena voluntad de muchos de los trabajadores de Anses en Mar del Plata, pero al mismo tiempo evidenció: “Pasaron cuatro años en el medio, iniciamos el amparo por mora, nos otorgaron el beneficio y hoy la situación es crítica porque Guillermo no puede trabajar, está inhabilitado para trabajar, y no tiene ningún ingreso.  Y a la vez su familia empezó a perder los beneficios sociales que tenían, cuando supuestamente le otorgaron la jubilación”.

 EL SILENCIO COMO RESPUESTA  

En ese marco, desde el entorno de Guillermo expusieron que su caso no es aislado y que en estos momentos Anses “se encuentra reteniendo los pagos que legalmente le corresponden y que además fueron reconocidos en sede judicial”.

Y al respecto, la abogada Micaela Rubio cuestionó el mecanismo de la Administración, en el que se liquida el correspondiente pago y se asigna una fecha de cobro que es informada al beneficiario, pero días antes de que se acredite el pago, por algún motivo el mismo no se libera.

“No nos dan ninguna respuesta respecto al conflicto que tiene la jubilación. Es la tercera vez que nos pasa que le dicen que va a cobrar la jubilación, vamos al banco y cuando llega le dicen que está inhabilitado el pago. Juegan con la necesidad porque él muchas veces ha contado con esa plata, que nunca llega”, expuso.

Ante este escenario, y debido a la falta de respuestas y claridad, Guillermo y su abogada decidieron acudir a los medios para exponer esta situación. “Nadie, ningún empleado tiene una explicación para darle”, criticó la letrada, quien reparó en que, por ejemplo en la actualidad, dado que Guillermo figura en los registros como beneficiario de la jubilación, dejó de tener algunos beneficios, como por ejemplo la garrafa social.

“Además su mujer, madre de dos hijos, dejó de percibir la AUH porque su pareja figura como beneficiario de una jubilación que no cobra”, explicaron desde el entorno del hombre y entendieron que el de Guillermo “es solo un ejemplo de lo que están sufriendo los jubilados: meses de esperas, horas de cola, respuestas que no llegan”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios