Miércoles 19 de junio | Mar del Plata
18/12/2019

La Perla, un ejemplo claro de la falta de espacio público en las playas

Cuando sube la marea, se expone la necesidad de cambiar la distribución del espacio. Insisten en modificar los pliegos y que intervenga la Autoridad del Agua.

La Perla, un ejemplo claro de la falta de espacio público en las playas
(Fotos: Qué digital)

Como cada temporada de verano, se reaviva el malestar y la indignación de locales y turistas por cómo el espacio público de las playas queda reducido e incluso desaparece en las horas del día donde la marea sube, y las playas de La Perla son un claro ejemplo de ello. Activistas insisten en que los pliegos licitatorios de la Municipalidad deben calcular la división de otra manera y que es necesario otro tipo de intervención de la Autoridad del Agua.

Más allá de las playas públicas en sí mismas -con conflictos abiertos por ejemplo en torno al Paseo Hermitage-Las Toscas-, el espacio en la línea costera y la división con los balnearios y distintos concesionarios es un ítem que poco es abordado por las autoridades cada temporada y del cual se hace evidente la necesidad de cambiar los paradigmas de ocupación.

Las playas de La Perla, por mencionar un ejemplo y hacer un recorrido fotográfico específico, son una muestra de que la ocupación que se establece actualmente del espacio público y privado perjudica claramente al público en general cada vez que la marea sube, reduciendo el espacio entre la divisoria que hacen los balnearios y el mar a pocos metros e incluso centímetros.

Desde la ONG En Defensa de las Playas Públicas denuncian esta situación año a año e insisten con la necesidad de que se cambien los paradigmas de medición y las autoridades actúen en consecuencia para garantizar que marplatenses y turistas puedan hacer uso del espacio en cada temporada.

“Lamentablemente los concesionarios se agarran de los pliegos y el Emtur los avala, porque cuando los hicieron nunca tuvieron en cuenta la dinámica del mar y el problema de la erosión”, explica al respecto Mariano Gemín, desde la ONG.

“Es algo que reclamamos nosotros constantemente para que se incluya en los nuevos pliegos.  Lo mismo que pasa en Playa Grande. El problema no es la falta de arena sino el porcentaje ocupado por los privados”, añadió.

“Cuando autorizaron los pliegos de concesión tendrían que haber revisado eso. No se tuvo en cuenta por ninguna de las partes. Entonces, los pliegos avalan el uso que hace el concesionario de esa playa. En teoría, por ley, la Autoridad del Agua debería hacer las mediciones todos los años sobre la línea de rivera y no las actualiza, debería ser la encargada de decir hasta dónde llega la marea alta. La Autoridad del Agua no controla ni nada”, sostuvo.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

18/12/2019