Miércoles 30 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
27/04/2020

Pesquera Angelito, sigue el acampe: “Nos han tomado el pelo todo el tiempo”

Las y los trabajadores que reclaman su indemnización tras haber sido despedidos mantienen la protesta frente al frigorífico INAL desde el viernes a la tarde.

Pesquera Angelito, sigue el acampe: “Nos han tomado el pelo todo el tiempo”

Las y los once trabajadores que el viernes a la tarde iniciaron un acampe en el Parque Industrial, frente al frigorífico INAL, a partir del cierre de la Pesquera Angelito y sus respectivos despidos, mantienen este lunes la protesta a la espera de conseguir una respuesta en torno al pedido de cobrar una indemnización acorde a la cantidad de años que se desempeñaron precarizados para la planta de Ángel Caballero, ubicada en San Salvador y Alejandro Korn. “Nos han tomado el pelo todo el tiempo“, lamentó una de las trabajadoras.

Son 38 los trabajadores precarizados que se desempeñaban en la pesquera Angelito y quedaron sin trabajo en las últimas semanas, en medio de la cuarentena por la pandemia del coronavirus. En los últimos días y tras una manifestación, representantes de los frigoríficos INAL y Vicente Domingo, quienes son socios de la patronal y recibían materia prima de la planta Angelito, se reunieron con los trabajadores, asesorados por el Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (SOIP).

En ese marco, algunos lograron reubicarse, otros 18 quedaron afuera, de los cuales 7 aceptaron las indemnizaciones ofrecidas en tanto que 11 no lo hicieron -piden al menos un 70% de lo que les corresponde- e iniciaron la protesta.

“Nosotros trabajamos para Ángel Caballero; nosotros cortábamos pescado para dos frigoríficos: para Vicente Domingo, que tiene una planta en Vértiz y Gianelli, y para Comercial INAL, que tiene una planta en el Parque Industrial. Caballero nos dijo que no tiene plata para indemnizarnos, entonces los que se hicieron responsables son Vicente Domingo y Comercial INAL: Vicente dice que tiene trabajo pero para 20 personas, no puede bancar a las 38, porque Comercial Inal quiere dejar de dar pescado, se quiere abrir”, explicó Karina, una de las trabajadoras en torno al entramado de empresas que los lleva a reclamar en el Parque Industrial.

En ese sentido, la trabajadora precarizada y despedida sumó que Vicente Domingo se hizo cargo de 20 de ellos a los cuales les seguirá dando trabajo y pagando el garantizado, lo cual se viene cumpliendo. Y reparó en que Comercial INAL debe hacerse cargo de las 18 personas restantes, entre las que se encuentra ella.

“El tire y afloje con ellos es la antigüedad, las cuentas para la indemnización, porque ellos hacen un porcentaje de lo ganado durante el año en vez de tomar el mejor mes. Nosotros todos trabajamos en negro, estamos en una cooperativa pero estamos en negro. Lo que pedimos fue el mejor mes de trabajo por los años de trabajo de cada compañero. Ellos dicen que tienen seis años trabajando con nosotros y eso van a pagar”, expuso Karina en torno a la postura de INAL y señaló que entre ellos hay trabajadores con entre 13 años y 5 años de antigüedad.

En su caso particular, hace 11 años que se desempeñaba para la planta de Caballero, por eso los trabajadores le plantearon a los empresarios no pretender el 100% de lo que les corresponde, pero al menos un 70%. A partir de allí, se cortó la negociación y la falta de respuestas se mantiene.

“A algunos les quiere pagar un 40% de lo que corresponde. Nos habían dicho que por firmar nos iban a dar $10.000 más. Hubo siete que aceptaron y entonces les dijimos que les dieran esa plata. Y ellos nos dijeron ahora que hasta que no firmáramos todos, nadie se lleva nada. Y logran que nos sintamos en falta con los compañeros, me quieren obligar a firmar algo que no corresponde y hacen que mis compañeros sientan que no pueden llegar a su plata”, contó la trabajadora.

En ese sentido, explicó que el acampe y protesta frente al frigorífico del Parque Industrial fue la única salida que encontraron ante una situación desesperante: “Esto es lo único que tenemos, nadie te da bola del Ministerio de Trabajo, entonces no tenemos muchas maneras. Nos están faltando el respeto, porque él está seguro de que no va a pagar multas ni nada”.

ACAMPAR EN MEDIO DE LA CUARENTENA

Las y los trabajadores -entre ellos siete mujeres- se mantiene frente al frigorífico INAL del Parque Industrial, donde está apostado un patrullero y desde este lunes también un grupo de Infantería.

“Estamos conviviendo, es riesgoso, estamos solos, porque más que nosotros no hay nadie. Acá no se puede pedir ni agua, pero hay gente que nos da para hacer el fuego, hay gente que nos ayuda porque entiende lo que reclamamos. Es difícil, yo dejé a mi hija de 6 años en mi casa con mis otros hijos. Hay que explicarles lo que pasa. Sin un mango además, porque ni nos dieron el garantizado“, relató Karina sobre cómo se lleva la protesta.

El último garantizado -de $4200- que cobraron fue el viernes anterior. “Ahora dicen que no nos van a dar un peso. El sindicato nos trae comida y nos acompaña para que podamos comer, para que podamos seguir sosteniendo esto y estemos bien. Entonces no nos sentimos tan desprotegidos”, expresó la trabajadora.

Y lamentó: “Nos han tomado el pelo todo el tiempo y tienen el poder porque tienen la plata”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,