Jueves 20 de junio | Mar del Plata
21/08/2015

Radio Residencias: cinco años de gestión cooperativa

La 96.5 estuvo a punto de cerrar sus puertas, pero los trabajadores se agruparon y se hicieron cargo del medio, la programación y sus decisiones. Están de cumpleaños y aseguran que “cada año la radio está mejor que el anterior”.

Radio Residencias: cinco años de gestión cooperativa
(Foto QUÉ Digital)

Radio Residencias (96.5) cumple cinco años de gestión cooperativa. Cinco años desde que los trabajadores no se resignaron a que el medio cerrara sus puertas y se hicieron cargo de la parte técnica, la programación, el mantenimiento y todo lo demás. Cinco años en los que, aseguran, “cada año la radio está mejor que el anterior”.

En 2010 Radio Residencias estuvo a punto de quedar fuera del aire cuando los empresarios decidieron despedir a todos y cerrar la emisora, pero surgió una alternativa entre los trabajadores: agruparse y formar una cooperativa. “Me acuerdo el momento en que nos miramos y dijimos `sí, bueno, vamos´. Sin saber bien a qué íbamos. Pasar de ser empleado y saltar a tomar decisiones fue como muy violento”, cuenta el periodista y miembro de la cooperativa, Pablo Vasco.

“En esa época estábamos en pleno debate de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y no podía ser que se cerrara la radio y entonces surgió la posibilidad de que nos cederían los equipos si armábamos una cooperativa”, dice Pablo Vasco, conductor del programa Exijo una explicación -lunes a viernes de 9.30 a 12-.

Hay cooperativas que surgen por ganas, por una idea común, por una apuesta y un proyecto. En el caso de Residencias surgió por necesidad. “Yo era el único que tenía laburo en otro lado, el resto se quedaba en la calle. Y en ningún momento hubo dudas. A mí me sorprendió mucho o no se pensó demasiado”, dice Vasco.

Necesidad y sobrevivir. Pablo Vasco compara la creación de la cooperativa con “estar en un avión que se cae tipo Listo y que los que quedan ahí, que no habían elegido armar algo en conjunto, se dan cuenta que lo tienen que armar”.

En ese momento si me hubieran dado la posibilidad de armar una radio de cero no sé si hubiera elegido a estos compañeros, pero en ese momento éramos los que estábamos y fue una elección buenísima”, se sincera hasta el límite el periodista y conductor.

-¿Qué te acordás del principio de la gestión de ustedes?

-La radio era un quilombo, pero hubo un compromiso de ponerle el cuerpo al proyecto los primeros dos años. Me acuerdo que hacíamos notas con gente que protestaba porque ganaba 1200 pesos por mes y nosotros nos llevábamos 300. Era muy loco eso. En estos cinco años pasaron muchas cosas, nos tuvimos que ir acomodando, alguno tuvo que salir a buscar trabajo por fuera. Fuimos menos, fuimos más, nacieron hijos.

-¿Qué es lo mejor de ser cooperativa?

-Lo mejor es tomar tus propias decisiones, regirte y adaptarte a todas las normativas. Acá hay muchos ejemplos y al decir cooperativa se piensa en cualquier cosa. Que las decisiones sean horizontales, eso también es lo mejor, acostumbrarse a eso. Lo mejor es aprender a consensuar. Lo mejor es la relación, el cero conflicto.

Radio Residencias cumplirá 25 años en el aire el próximo 17 de octubre. Desde que es cooperativa, los trabajadores dicen que “cada año la radio está mejor”. “No teníamos móvil y ahora tenemos presencia en la calle. Estamos en una etapa de crecimiento, nos estabilizamos. Superamos unos problemas técnicos importantes”, asegura Pablo y agrega que la idea para lo que sigue es empezar a “generar contenidos, abrir el panorama y no ser solo una radio”.

-¿Van a festejar los 25 años?

-Sí, claro, algo vamos a hacer. La radio siempre estuvo ahí. Y sobre todo porque cuando pasó lo que pasó, cuando anunciamos al aire que la radio cerraba fue impresionante: el teléfono no dejó de sonar, hubo agrupaciones que nos bancaron y nos dimos cuenta de que la radio movía desde el ámbito político y social. La gente ofreció lugares para armar el estudio, eso fue muy bueno.

Cinco años de cooperativa, de trabajadores frente a una radio, frente a un medio. La charla termina y Pablo Vasco se detiene un segundo y finalmente agrega: “Lo mejor en serio es que nadie te dé órdenes y asumir la responsabilidad. De eso se trata”.

Ver más: , , , , , , , , , ,

21/08/2015