Domingo 23 de junio | Mar del Plata
07/10/2022

Pablo Vasco se despide de Kidult, “un experimento que salió bastante bien”

“Ando con ganas de reflexionar sobre el humor en 2023. Hay que ver si me da la nafta”, expresó antes de la función de este sábado a las 21, en Cuatro Elementos.

Pablo Vasco se despide de Kidult, “un experimento que salió bastante bien”
(Fotos: archivo / Qué digital)

A nueve meses del estreno de “Kidult”, Pablo Vasco despide este sábado a las 21 el espectáculo con una función especial en Cuatro Elementos que será filmada para que quede el registro de lo que él considera fue un “experimento que salió bastante bien”. El show de stand up del comediante, que se gestó en medio de la pandemia, cierra una etapa para darle la bienvenida a nuevos proyectos que buscarán hacer reír.  

 “Es risa o muerte. Corta la bocha. No entiendo otra manera de entender el mundo. No entiendo ni quiero otra manera. Es lo que mejor me sale. Hablando en un estudio de radio, escribiendo un texto, subiéndome a un escenario, comprando fiambre o ejerciendo la paternidad. Busco la risa del otro. No me juzguen”, definió para Qué digital Pablo Vasco. 

La última función de “Kidult” tendrá lugar este sábado a las 21 en Cuatro Elementos, Alberti 2746. La entrada general a $900 se puede adquirir a través de Alternativa Teatral o en la boletería de la sala.

El último espectáculo del comediante marplatense se estrenó el verano pasado y ganó un premio Estrella de Mar en el rubro stand up. “Que te nominen o te premien siempre está bueno, sirve muchísimo, sobre todo a un proyecto absolutamente autogestivo como el mío (debería decir el nuestro, porque formo parte de una pyme familiar de comedia). Y que se encontró con un equipo de gente increíble, como las personas que llevan adelante el complejo Cuatro Elementos y que hicieron que no nos falte nada”, reconoció. 

Pablo Vasco se despide de "Kidult" y proyecta seguir haciendo reír en el 2023

Kidult en inglés es un término que se usa para denominar a toda persona grande que tiene consumos de niño o tiene aspectos de la personalidad muy enraizados con la infancia. “Uno siempre confía en su material, pero si no tenés una buena estructura o hasta que la gente no se ríe, la cosa no se completa. Y es por eso que creo que hicimos una gran temporada de verano. Actuar una vez por semana me dio un timing que le hizo muy bien”, sostuvo. 

Luego, las presentaciones comenzaron a ser más esporádicas y, en este sentido, el protagonista aseguró que “el show fue mutando y bajó un poco el ritmo”. Por lo cual, Vasco decidió despedirse este fin de semana extralargo. “Me di cuenta que Kidult es un poco hijo de la pandemia. Y tengo ganas de cortar con eso y armar algo nuevo con las herramientas que aprendí a usar este año. Por eso decidimos dejar de hacer el show en un buen momento, no esperar a que se agote. Y lo vamos a grabar (audio y video) para quedar con el mejor registro posible”, compartió de cara al show.

“La despedida de Kidult es el cierre de un experimento que salió bastante bien. En 2021 (plena pandemia) tomé la decisión de armar un especial de stand up de una manera bastante diferente a como venía trabajando. Antes era muy caótico, no escribía casi nada en papel, lo tenía todo en la cabeza y me aburría bastante rápido de mi material. Decidí cambiar eso, volverme un poco más metódico e involucrarme emocionalmente en las cosas que decía. Y este año estrené un show mucho más redondo”, confió. 

EL QUE ARRIESGA, HACE REÍR

Pablo Vasco comenzó profesionalmente con el stand up en 2013, y llevó adelante los unipersonales como “Solo y de noche”, “No soy tan gordo en Estados Unidos”, “Stand Up 3d”, “Tranquilos: no pasa nada”, “Risa o muerte y “Comedia no esencial”. Además, participó en los festivales más importantes del país y llegó a presentarse en el mítico Laugh Factory de Long Beach, el club de comedia más grande de Estados Unidos. Desde que se añadió el rubro “Stand Up” en 2019, siempre estuvo nominado a los premios Estrella de Mar y de las cuatro nominaciones, ya ganó dos.

Leer también:

Actualmente, y por primera vez en 16 años, Vasco no está al frente de un programa de radio. “Me estoy dando cuenta que había algunas cosas que yo decía al aire que ahora están buscando salir por algún lado ¿Eso significa que el próximo unipersonal se meta con la realidad o sea más de coyuntura? No lo sé, pero me parece que la realidad me está sirviendo en bandeja un montón de cosas que no quiero desaprovechar”, señaló.

De esta manera, el artista local afirmó que ya tiene el nombre de su próximo espectáculo: “No lo publico todavía porque tengo que pasar por Argentores, pero aparecerá la palabra ‘chistes’ en algún lado. Ando con ganas de reflexionar sobre el humor en 2023. Hay que ver si me da la nafta”.

Pasaron nueve años desde que el periodista decidió abordar el género del stand up y el balance sigue siendo positivo y de crecimiento. “Me crucé con gente muy valiosa que me enseñó a disfrutar tanto los shows que salen bien como los que traen aparejada alguna complejidad. El hecho de subirme a un escenario con un micrófono en la mano a conseguir risas, a mí me completa. Me hace sentir útil. Durante una hora y monedas soy absolutamente libre. Y eso, ahora, lo disfruto. Antes, lo padecía”, afirmó. 

El chiste siempre pasa por uno. No hay que tener miedo de mostrarse vulnerable. Y ya entendí cómo hay que hacer para empezar contando una experiencia personal, pero al final terminar hablando de algo más universal. Esa sintonía fina te la da el subirse todo el tiempo a probar chistecitos y situaciones: arriesgar

Tras la última función de este fin de semana, el artista y comunicador adelantó que evaluará si el material grabado le sirve para armar algún proyecto. “Quiero tomarme un tiempo para terminar de armar el próximo espectáculo, el que tengo ganas de estrenar en temporada”, explicó. 

Y, por otro lado, afirmó que otra de las deudas pendientes es presentar un especial de comedia junto a sus hijos Lorenzo (10 años) y Gerónimo (13 años). “Ya hemos subido al escenario juntos y siempre es una fiesta. Ellos son dos músicos increíbles. Sé que parezco uno de esos padres insoportables que están todo el tiempo diciendo ‘miren qué bien que parpadean mis hijos’, pero es verdad. Siempre quise agregarle música a mis shows y con ellos lo puedo hacer. Aparte puedo hablar de paternidad irresponsable, otra de mis especialidades”, señaló y agregó: “Tal vez salga algo, pero no me desespero”.

Por último y dentro de las proyecciones para antes de que finalice el año, Pablo Vasco planea encontrarse con el público en diciembre y seguir proyectándose en el género que busca hacer reír al público. “Quiero armar un especial navideño de comedia. Ya tengo fecha y lugar: 22 de diciembre en El Argentino. Seguro van a estar los niños. Quiero actuar vestido de Papá Noel. Y como soy un actor de método, ya estoy engordando para hacer bien mi papel”, cerró entre risas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

07/10/2022