Crean el mapa de la impunidad: señalan dónde vive cada genocida

La iniciativa de la organización Hijos surgió tras la llegada de Miguel Etchecolatz y suma el apoyo de vecinos. Advierten que más de 30 represores viven en la ciudad y que “Mar del Plata se ha convertido en un paraíso de la impunidad”.

01/02/2018
Crean el mapa de la impunidad: señalan dónde vive cada genocida
(Fotos: QUÉ Digital)

El repudio masivo que despertó en la comunidad el traslado de Miguel Etchecolatz a su casa del Bosque Peralta Ramos impulsó a la organización Hijos a construir un “mapa de la impunidad” que señale dónde viven los más de 30 genocidas que residen hoy en Mar del Plata, iniciativa que rápidamente está sumando el apoyo de la gente para identificar a personas que fueron represores en la última dictadura militar y que hoy viven entre los marplatenses.

Sobre un gran plano de papel, cada jueves, después de la tradicional ronda de las Madres de Plaza de Mayo frente a la Catedral de Mar del Plata, integrantes de Hijos van señalando en qué punto vive exactamente cada uno de los represores, algunos beneficiados con la prisión domiciliaria pero otros solo procesados y sin prisión preventiva.

“Mar del Plata se ha convertido en un paraíso de la impunidad”, advirtieron Eduardo y Fernando de la organización Hijos en diálogo con QUÉ Digital tras una nueva ronda realizada este jueves en San Martín y Mitre.

El puntapié inicial de la iniciativa fue el beneficio de la prisión domiciliaria que la Justicia le dio al genocida Miguel Etchecolatz, quien desde un mes y días vive en su casa del Bosque Peralta Ramos, escenario de múltiples escraches y actividades de repudio convocadas tanto por organizaciones de Derechos Humanos como por los propios vecinos.

En más de una oportunidad fue escrachada la casa de Juan Miguel Wolk, quien fue el responsable del Centro Clandestino de Detención conocido como “Pozo de Banfield” durante 1976 y 1979 y se encuentra en una vivienda de Punta Mogotes. “Wolk sabe dónde está mi nieto”, sostiene Ledda Barreiro, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo Mar del Plata

Más recientemente la atención se centró sobre Miguel Etchecolatz, represor sobre el que pesan seis condenas perpetuas por múltiples crímenes de Lesa Humanidad.

Sin embargo, no son los únicos. Cuando los integrantes de Hijos afirman que Mar del Plata se convirtió en “un paraíso de la impunidad”, lo dicen porque actualmente en la ciudad viven más de 30 genocidas.

“Muchos están procesados pero ni siquiera tienen prisión preventiva y están viviendo libres”, advirtieron Eduardo y Fernando y destacaron el apoyo de los vecinos para ir confeccionando cada jueves este mapa de la impunidad.

RONDA MADRES DE PLAZA DE MAYO – MAPA DE LA IMPUNIDAD (2)
RONDA MADRES DE PLAZA DE MAYO – MAPA DE LA IMPUNIDAD (5)
RONDA MADRES DE PLAZA DE MAYO – MAPA DE LA IMPUNIDAD (4)
RONDA MADRES DE PLAZA DE MAYO – MAPA DE LA IMPUNIDAD (3)

“Lo construimos primero buscando información y después con la gente que se reunió. Es hacernos carne de la impunidad. No es una abstracción, es algo real y los vecinos tenemos que darnos cuenta de que estos tipos son represores y los vecinos tienen que señalarlos también”, señalaron.

Ocurre que en muchos casos los vecinos desconocen que en sus barrios viven hombres que cometieron crímenes de lesa humanidad durante y después de la última dictadura militar: “No están escondidos, pero sí muchas veces están protegidos por Gendarmería, por Prefectura… por el sistema”.

Desde Hijos, viven el hecho de que Mar del Plata tenga entre sus vecinos a más de 30 represores “con dolor y con bronca”, pero advierten que nunca responderán con la misma moneda, la de la violencia”.

“Queremos juicios justos y no las mentiras que están sucediendo. Los vamos a señalar y que los vecinos se hagan cargo, como en el caso de Etchecolatz, que ha generado el repudio y la organización de los vecinos del Bosque”, añadieron.

El mapa va tomando forma. Con la información constatada varios domicilios ya están señalados en el plano de la ciudad. Cada punto indica dónde viven.

“No estamos cerca del discurso de mano dura. Pero han cometido delitos que todavía siguen lesionando a la sociedad y su inserción en la sociedad sigue vulnerando a muchas personas”, explicaron y por último recordaron que “nunca han contado dónde está la gran cantidad de niños y niñas apropiados ni los cuerpos de los compañeros desaparecidos en la dictadura”.

Cada jueves después de la ronda de las Madres, Hijos se propone seguir completando el mapa, hasta que todos los represores estén identificados en el mismo y que la gente sea consciente de que en su barrio puede haber torturadores y responsables de la muerte y desaparición de personas.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios