Domingo 21 de abril | Mar del Plata
21/01/2024

Nostalgia y presente: la última noche mágica de Tan Biónica en Mar del Plata

Chano Moreno Charpentier volvió con su banda a la ciudad después de ocho años y revivió al Estadio Minella como escenario de conciertos.

Nostalgia y presente: la última noche mágica de Tan Biónica en Mar del Plata
Joaquín Lledó

Por: Joaquín Lledó

Lucho Gargiulo

Imagen: Lucho Gargiulo

Con la emoción de un Chano sentido y reflexivo y con un despliegue para colmar la expectativa que generó su regreso, Tan Biónica se presentó este sábado a la noche en el Estado José María Minella de Mar del Plata, que volvió a recibir un recital tras ocho años.

La parada en la ciudad -colmada este sábado de alternativas musicales- fue parte de su gira de regreso y despedida “La última noche mágica”. Y, en un estadio que estuvo lejos de estar completo, la banda desplegó toda su nostalgia para repasar a lo largo de casi dos horas y media una veintena de canciones que desde hace años forman parte de la vida de las personas que se congregaron en el Minella.

Tan Biónica volvió a Mar del Plata después de su último paso en 2016 y revivió al Estadio José María Minella, que hace ocho años no recibía conciertos: el último fue de La Renga en diciembre de 2015. De todas maneras, el espacio atraviesa un presente complejo con una tribuna -la techada- clausurada hace dos años y con promesas de reparación -por ahora- lejos de cumplirse.

La resurrección del Minella como escenario de un concierto se produjo de la mano de un fenómeno inesperado que resurgió cuando Chano -en su plan solista- en un recital en el Lollapalooza en marzo del año pasado reunió a la banda y anunció el regreso: el tour “La última noche mágica” pasó en poco más de un mes por tres estadios (dos Vélez, dos Único de La Plata y un River).

Y ahora en Mar del Plata, antes de seguir camino por otros puntos del país, Paraguay y Uruguay, el grupo de amigos -tal como se definen- volvió a repasar su cancionero en un amplio escenario montado de espaldas a la tribuna clausurada.

Su amplitud estuvo a la altura de la expectativa del regreso de la banda, con grandes pantallas triangulares, con pirotecnia lumínica, con papelitos, con humo y con una pasarela por la que Chano se movió durante gran parte de la noche.

Leer también:

El show empezó a las 21.30 con el sonido de Seven Nation Army, de The White Stripes, siguió con fotos del pasado de la banda en las pantallas y con la aparición, uno por uno, de Diego Diega Lichtenstein (batería), Gonzalo Bambi Moreno Charpentier (bajo y teclados), Sebastián Seby Seoane (guitarra) y Santiago Chano Moreno Charpentier.

tan biónica mar del plata

Tan Biónica, con sus melodías pop y toques de electrónica, se mostró como una banda que respira nostalgia y recuerdos de aquella gloria que supo conseguir, los reflota, los vuelve presente y provoca la emoción de un público que acompaña cada una de las letras, como cuando Chano y Bambi se juntan en el centro de la punta de la pasarela para cantar: “Mientras caemos, hay música; aunque ahí afuera esté todo mal; es el parlante de mí ciudad”. Antes, como apertura del show, habían sonado Hola mi vida y Beautiful.

También a lo largo de la noche “mágica”, Chano estuvo solo en la punta de la pasarela con un piano para cantar el primer tramo de Loca y reafirmar que “no hay nada escrito para nosotros, sino que somos lo que escribimos”. Más adelante levantó al Minella con Ella y después Bambi tomó la posta para cantar Pastillitas del olvido.

La imposibilidad de despegar la lírica de la vida de Chano antes de este regreso a los escenarios, atravesada por el consumo problemático de drogas, es un ingrediente más en el concierto de una banda que contiene el renacer de un líder que no deja de agradecer en cada show el acompañamiento en ese camino: “Gracias por quererme, por perdonarme cuando los decepcioné, si es que los decepcioné. Vivo una vida muy feliz, estoy en un momento de mucha felicidad”, dijo antes de cantar Las cosas que pasan y Obsesionario.

También hubo tiempo para un set íntimo e improvisado que incluyó canciones de “Hola Mundo” -como La manera que eligió para matarme y La otra manera-, el último disco que, remarcó Chano, no llegaron a tocar lo que se merecía, ya que en ese momento llegó el impasse de la banda.

Para el tramo final quedó reservado una seguidilla infalible: Ciudad mágica, Mis noches de enero, Arruinarse y La melodía de dios cerraron en modo fiesta un reencuentro de Tan Biónica con Mar del Plata muy sentido y ¿final?.

tan biónica mar del plata

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

21/01/2024