Jueves 09 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
25/11/2021

A un año de su muerte, la eternidad de Maradona plasmada entre murales en Mar del Plata

A lo largo y ancho de la ciudad se encuentran diversas obras que retratan y homenajean al mejor futbolista de todos los tiempos.

A un año de su muerte, la eternidad de Maradona plasmada entre murales en Mar del Plata
(Fotos: Qué digital)

A un año de la sorpresiva muerte de Diego Armando Maradona, su imborrable huella y gloria para el pueblo argentino sigue latente. Es por eso que a lo largo y ancho del país -y del mundo-, su eternidad fue plasmada por diferentes artistas en diversos murales, y Mar del Plata, claro está, no es la excepción.

El astro del fútbol mundial murió a los 60 años el pasado 25 de noviembre del -maldito- 2020, tras sufrir una descompensación cardíaca pasadas las 13. Pero el futbolista que marcó generaciones y dejó su huella en el corazón de muchos, continúa brillando a través de sus homenajes y, desde entonces, diversos fueron los murales que florecieron en Mar del Plata y la zona para recordarlo, a partir de la trágica noticia de su fallecimiento conocida hace exactamente un año atrás.

Con lo que dejó en el deporte más popular de todos desde sus comienzos en “Cebollitas”, principalmente por sembrar la gloria eterna en el Mundial de México 1986 y tras convertirse en el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos -faceta que se suma a su trascendencia desde lo familiar, político, religioso y por su carácter único- Maradona se transformó en una de las personas más reconocidas del mundo y en un semi “D10S” para muchísimos argentinos y argentinas, pero también en el exterior, principalmente para las y los napolitanos por su paso por el equipo sureño.

Desde representaciones de “Dieguito” cuando comenzó a patear una pelota en Villa Fiorito en un contexto sumamente desfavorable desde lo económico y social, pasando por frases que retratan y dejan en palabras lo que transmitió, hasta la icónica foto de Maradona con la Copa del Mundo en el estadio Azteca mexicano, son algunas de las obras que lo recuerdan en cada una de sus facetas en diferentes zonas de Mar del Plata.

En la Plaza Roca, ubicada en Roca y Buenos Aires, las artistas Carolina Campos y Florencia Avilé (@malha_pinta) plasmaron una de las mejores representaciones del Diego, en su mayor plenitud. El Diego que con su zurda -y puño-, su valentía y personalidad alcanzó la cima del mundo y que, sacando pecho, levantó la copa más linda de todas con la medalla del primer puesto ya colgada. Así yace, con una sonrisa que ilustra el momento perfecto de haber cumplido el sueño que tenía desde sus comienzos, el de llevar a la gloria a la Selección Argentina.

Otro de los grandes murales de Diego Armando Maradona sobre las paredes de Mar del Plata es el que recrearon tras la muerte del astro en un mercado de Acevedo y la Costa Fer Lerena y Massi, integrantes del Grupo Sismo. La imponente imagen muestra al capitán del pueblo con la camiseta que más quería, la Albiceleste, con una una estrella amarilla y un fondo sutil con ropa colgada entre la que se encuentra la camiseta de la Selección Argentina y del Nápoles.

Pero antes de ese Diego en plenitud, hubo otro, el que salió de Villa Fiorito y que se puede contemplar sobre la esquina de la sede de Alvarado, ubicada en Jara y Peña. Allí, en el mismo día de su fallecimiento, el artista marplatense Julián Roura le dio vida a un Diego muy jovencito en sus difíciles comienzos en el fútbol y en la vida, en un contexto totalmente adverso en Villa Fiorito. Sobre su cuerpo, también, un resplandor dorado, de esos que iluminan a las deidades.

Leer también:

A su vez, en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad para los turistas y propios marplatenses como es la Rambla también quedó inmortalizada la imagen de Maradó. Allí, se observa el rostro del “10” frente al mar con un tono de piel amarillo y con rayos eléctricos que salen de sus ojos, dejando por un momento su faceta divina para dar la ilusión de un superhéroe.

Pero tampoco podía quedar afuera del recorrido el homenaje realizado en la localidad vecina de Santa Clara del Mar, más precisamente al frente de la Biblioteca Municipal en el Parque Central. Allí se encuentra, además de una escultura de Sebastián Martino, un imponente mural realizado por Hernán Salazar en el que retrató cinco momentos de la vida de Maradona.

Allí se observa al Diego “Cebollita”, con el rostro que lleva directamente al recordado video en el que un jovencito Maradona cuenta a cámara que su sueño es jugar un Mundial. También, hay un Maradona feliz con la pelota a la que supo amar sobre su cabeza, y como imagen central se lo ve a Maradona con la gloriosa Copa del Mundo, cumpliendo su sueño.

Pero también se encuentra representada allí su última etapa como futbolista, con el famoso mechón amarillo que caracterizó sus últimos meses con la camiseta de Boca, años después del doping positivo en el Mundial 1994. El “último Diego”, es uno ya mucho más maduro y en sus últimos años de vida, acompañado del detalle de su inconfundible firma.

***

Diferentes barrios, sobre las principales avenidas, frente al mar, en las afueras de sedes deportivas, paredones, persianas y plazas, por mencionar algunas, son las ubicaciones en las que quedó retratado el gran capitán que tuvo Argentina, y no solamente cuando Diego llevaba el brazalete en su brazo, sino que su recuerdo abarca las diferentes facetas de la alocada y gloriosa vida del popular Diego Maradona.

En las paredes, además, hay frases. Tanto las históricas creadas por el propio “10” -como “La pelota no se mancha” de su partido despedida en La Bombonera del 10 de noviembre del 2001- como otras dedicadas a él -como la inconfundible expresión “Siempre tengo a mi lado a mi dios” de la canción “Motor psico” de Los Redondos- y una frase en el corazón en el barrio El Progreso que reza: “Algún día tus hijos y los hijos de tus hijos preguntarán por él, y vos dirás que es, fue y será por siempre el mejor“, son algunas de las expresiones que acompañan los homenajes, además de la firma “D10S” y “1960-∞”.

“No se muere quien se va, solo se muere a quien se olvida”, y a un año de su muerte, Diego Maradona continúa en el corazón de millones de argentinos y argentinas, y los murales en forma de homenaje no hacen más que reencarnar el sentimiento que despertó, despierta y seguirá haciendo, porque un hombre que sembró tanta alegría en el pueblo jamás se olvidará.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,