Argen-pesca: Scioli prometió una solución a los trabajadores

El gobernador los recibió durante la inauguración del espacio de recreación montado en Las Toscas. Este lunes habrá una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo. Mientras se esperanzan con soluciones, sigue la toma de la planta.

21/12/2014
Argen-pesca: Scioli prometió una solución a los trabajadores
Los trabajadores se manifestaron el viernes en el Ministerio de Trabajo (Foto: Lucho Gargiulo)

Hay algo que tienen en claro los 53 trabajadores de Argen-pesca que mantienen hace doce días tomada la planta ubicada en el Parque Industrial en reclamo de una indemnización digna: la solución la tienen que buscan por todos los frentes posibles. Por eso fueron a un acto del gobernador Daniel Scioli a plantearle la situación que atraviesan: los escuchó y les prometió soluciones.

Mientras se cumplía el día once de toma y mientras las audiencias en el Ministerio de Trabajo no lograban ninguna solución, los trabajadores de Argen-pesca decidieron ir en busca de Daniel Scioli, porque “esto también es político” y porque quieren una solución urgente.

De esta manera, los trabajadores fueron este sábado a la inauguración de “DiverMar”, un centro de servicios y actividades recreativas y deportivas montado en el paseo Las Toscas.

Cuando llegaron, fueron atendidos por el diputado provincial Rodolfo Iriart. Les dijo que los haría hablar con Scioli, que esperaran y que no levantaran banderas. Al rato, Mary, una de las representantes de los trabajadores, estaba hablando mano a mano con Scioli  y Gustavo Pulti.

Se comprometieron a resolver el problema y Scioli dijo por micrófono que nos apoyaba”, le contó Mary a QUÉ. “Me dijo que nos quedáramos tranquilos, que las fiestas las vamos a pasar con nuestras familias en nuestras casas y con la plata que nos corresponde”, agregó.

Luego del encuentro, los asistentes de Scioli les propusieron a los representantes de los trabajadores que vayan a comer a un restaurante, que estaba todo pago, que estén tranquilos. “O comemos todos juntos en la planta o pasamos hambres todos juntos”, fue la respuesta.

Una vez movido el terreno político, las reuniones. A las 9 de la noche los trabajadores recibieron un llamado: los propietarios les ofrecían un bono de fin de año de 3 mil pesos y reintegrarles el trabajo, que hasta ahora, durante muchos años, llevaron adelante en negro.

Los trabajadores se juntaron en una asamblea y decidieron no aceptar la propuesta. “La humillación ya fue demasiada, no podemos seguir trabajando con esta gente”, explicó Mary.  De esta manera, las partes acordaron juntarse este lunes a las 8  en el Ministerio de Trabajo para encontrar una solución definitiva: que les paguen indemnizaciones dignas.

Ver más: , , , , ,

Comentarios