Miércoles 30 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
31/01/2015

Consejo Escolar: cien días de retención de tareas sin respuesta

El 90% del personal administrativo sostiene la medida de fuerza en reclamo de igualdad salarial. Afirman ser “discriminados” por la Provincia y repudian que la gestión de Claudia Píccolo utilice como “excusa” al conflicto para no realizar obras en las escuelas.

Consejo Escolar: cien días de retención de tareas sin respuesta
(Fotos; archivo/QUÉ Digital)

Desde hace cien días la mayor parte del personal administrativo del Consejo Escolar viene sosteniendo una medida de fuerza en reclamo de igualdad de condiciones salariales, debido a que a cobran mil pesos menos que quienes ocupan cargos similares en la sede de La Plata a modo de compensación económica por los “bajos sueldos” que perciben.

La retención de tareas que comenzó el 21 de octubre y que se implementó también en al menos otros 30 distritos de la Provincia parecería ser una de las principales “excusas” de la gestión a cargo de Claudia Píccolo (UCR) para explicar por qué no se vienen realizando obras de infraestructura en las escuelas de Mar del Plata durante el verano, cuando más se debería aprovechar ante la baja de la actividad escolar. Todo indica que el ciclo lectivo 2015 comenzará con los establecimientos en el mismo estado que el año anterior.

EL CONFLICTO, EN DETALLE

A principios de octubre del 2014 los trabajadores del Consejo Escolar tomaron conocimiento de que sus compañeros de La Plata estaban percibiendo mil pesos más a modo de compensación salarial. En los distritos del interior, como en Mar del Plata, el sueldo básico es de 1600 pesos y algunos pueden llegar hasta 5200 pesos como máximo.

A su vez, perciben alrededor de 300 pesos de horas extra, mientras que en La Plata, ese monto asciende a unos 2 mil pesos por trabajador. La retención de tareas comenzó en la ciudad el 21 de octubre prácticamente en simultáneo con Necochea y Bahía Blanca. Desde entonces, en Mar del Plata solo hay entre cinco y seis empleados trabajando en el Consejo, que no responden a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) como el resto, sino a la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

Otras diez personas que no están afiliadas a ningún gremio continúan cumpliendo funciones. Mientras tanto, los más de 70 trabajadores que sostienen la medida de fuerza desde un principio llegan todos los días a la sede de Colón y Juncal, fichan su ingreso y egreso, cuelgan las banderas que exponen el reclamo (por la tarde las guardan porque afirman que “se las roban”) y ven pasar a los consejeros en dirección a sus oficinas. El Consejo Escolar, está practicamente desierto.

Esta diferencia salarial que se gestó a fines del 2014 entre los trabajadores del Consejo Escolar de sede y los del interior, tiene según ATE, a un responsable visible: el subsecretario de Administración de la Dirección de Cultura y Educación bonaerense, Gustavo Sendra.

“Sendra no quiere que los empleados de la sede le hagan paro porque desde ahí se maneja todo lo que es la Provincia, pero desde ahí no se podría manejar nada si nosotros no hacemos el trabajo en los distritos”, explicó a QUÉ la delegada de ATE dentro del Consejo Escolar de General Pueyrredon, Mariana Toro, quien aclaró que la compensación salarial en disputa les corresponde a todos por los “bajos sueldos” que cobran.

“Cuando iniciamos la retención no atendíamos al público pero sí colaborábamos con las autoridades. Después dejamos de colaborar para hacer más fuerte la medida y empezamos a salir de las oficinas”, precisó la delegada y luego remarcó: “Nos cansamos de que siempre a los administrativos del interior se nos deje de lado y se nos discrimine”.

Al conflicto por esta diferencia salarial que incluye también la disputa por las horas extra, se le suma además el tema de las recategorizaciones, que no se otorgaban desde hacía unos diez años y que si bien se autorizaron recientemente, aún no están cargadas en el sistema y por ende los trabajadores todavía no ven la diferencia en sus recibos de sueldo.

“NOS QUIEREN ENFRENTAR”

Mariana Toro aclaró que la retención de tareas “no es contra los consejeros”, sino que apunta directamente a la Provincia. Sin embargo, señaló que “algunos de ellos lo entienden como una cuestión personal y entonces nos tocaron las horas extras que teníamos”, por lo que “se las están dando a los compañeros que siguen trabajando, ya que tienen que mantener ese monto y lo tienen que distribuir para no perderlo”.

CONSEJO ESCOLAR (2)

Esa determinación, según entienden los trabajadores afectados, “busca provocar un enfrentamiento entre compañeros”. No obstante, Toro aclaró: “No lo van a lograr porque estamos fuertes y peleando por algo en conjunto”.

La delegada recordó que “cuando Claudia Píccolo era consejera y hacíamos retención por el tema del edificio, ella era la primera que fogoneaba. Pero en este caso que está como presidenta, la respuesta fue que ‘ahora no puedo porque es mi cabeza la que está en juego’”.

“LA RETENCIÓN NO AFECTA LA REALIZACIÓN DE OBRAS”

Las áreas afectadas por la retención de tareas (Recursos Humanos, Contables, SAE, Contralor, y Secretaría de Asuntos Docentes, entre otras) poco y nada tienen que ver con la ejecución de obras que debería realizar el Consejo Escolar en los establecimientos educativos de General Pueyrredon.

En este sentido, la delegada de ATE explicó que si bien la presidenta del Consejo Escolar, Claudia Píccolo, “dice que no puede realizar obras de infraestructura porque el personal está de retención, todo el sector que está con esta medida de fuerza no afecta absolutamente en nada ni a las compras ni a las obras”.

El consejero escolar Mariano Martínez (Acción Marplatense) coincidió en este punto con la dirigente gremial. “Nosotros entendemos que las obras no tienen que dejar de hacerse por el reclamo“, afirmó y luego aclaró que si bien la retención de tareas “va a resentir el funcionamiento del Consejo Escolar en su parte administrativa, nada tiene que ver con las obras”.

Martínez recordó que cuando Ignacio Arbanesi (AM) se desempeñaba como presidente del organismo, “vivimos la toma del edificio y sufrimos también retención de tareas, pero eso no frenó las obras proyectadas”.

Sin embargo, las demoras en la ejecución de las obras responde a su entender en realidad a la “falta de planificación y de decisión política de la actual gestión radical”, ya que tras la auditoría que a mediados del 2014 realizó la Provincia en el organismo “quedó expuesta una demora excesiva en relación a las obras: en algunos casos desde que se presupuestan hasta que se ejecutan transcurren más de cinco meses”, detalló.

El martes 3 de febrero se realizará la primera sesión ordinaria del año en el Consejo Escolar. Los consejeros de Acción Marplatense ya tienen previsto pedir informes sobre las refacciones realizadas durante el verano. “Entendemos que poco se ha hecho y lamentamos eso, porque es la época en la que más obras hay que hacer”, subrayó Martínez.

DEMORAS EN EL PRESUPUESTO, OTRA EXCUSA

Junto a la medida de fuerza que afecta el normal funcionamiento del Consejo Escolar, la demora en la adjudicación del presupuesto del sector fue otra de las “excusas” utilizadas por la gestión a cargo de Claudia Píccolo para argumentar por qué no se vienen haciendo obras durante el verano.

Al respecto, el consejero Mariano Martínez negó que sea cierto que el Consejo Escolar no tenga fondos. “A través del Fondo Escolar hay meses que se reciben 250 mil pesos, mientras que hay épocas donde llegan 500 mil pesos. En verano eso se acumula y el dinero existe. Lo que falta una vez más es planificación”, denunció.

Por su parte, la delegada de ATE coincidió en este punto y aseguró: “Por lo que sabemos los fondos están, pero vemos que obras que no se están haciendo. Y una vez más, se usa a la retención de tareas como una excusa”.

INFRAESTRUCTURA: EL CONSEJO, UN FIEL REFLEJO DE LAS ESCUELAS

Al recorrer los pasillos, oficinas, salones y depósitos de la actual sede del Consejo Escolar, donde antes funcionaba un supermercado, algo queda claro: la infraestructura presenta las mismas urgencias y falencias que las escuelas más castigadas del distrito.

En la totalidad del edificio prácticamente no hay ventilación. No hay ventiladores ni aire acondicionado. En las oficinas los trabajadores admiten estar “sofocados”, solo abren unas pocas ventanas y algunas tienen cartones que reemplazan a los vidrios que se rompieron.

toma consejo2

Las oficinas están separadas por durloc pero la pared divisoria en casi todos los casos no llega hasta el cielo raso. El aire viciado, se comparte.

En varios rincones del edificio hay matafuegos, pero en gran parte están vencidos. En el auditorio del Consejo las llaves que cortan la luz del salón no funcionan y en las oficinas que lo rodean, así como en el resto del inmueble, a simple vista pueden encontrarse filtraciones de agua y enchufes sobrecargados de cables que hacen bajar la tensión de todo el lugar cuando se encienden las decenas de computadoras distribuidas en las diferentes áreas.

Más adelante en el recorrido, el archivo que debería guardar la documentación histórica del Consejo Escolar está prácticamente destruido: afirman que hay ratas, gatos y humedad entre pequeñas pilas de papeles abultados sobre el suelo, sin muebles ni cuidado.

En la totalidad del edificio el mobiliario “no es el apropiado”, según los propios empleados. Además, advierten que “cuando hace frío hay que apagar la calefacción porque se sofocan en la planta baja”, mientras que en verano el aire se vuelve turbio y la ventilación es inexistente en casi todo el inmueble.

“Y eso que ahora en enero somos pocos, pero en febrero ya comienza el doble turno y es imposible trabajar así”, se quejaron desde algunas de las pocas oficinas en funcionamiento durante el recorrido de QUÉ.

En concreto, el triste panorama edilicio no difiere demasiado al de muchos de los establecimientos educativos del distrito. La retención de tareas que desde hace cien días sostiene el 90% de los trabajadores del Consejo Escolar carece de respuestas, aquellas que en materia de infraestructura tampoco llegan al edificio ni a las escuelas.

Ver más: , , , , , , , , ,


Comentarios