Martes 17 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
14/02/2019

Denunció a su ex por violencia y reclama que le devuelva a su hijo

El año pasado, Julieta se animó a denunciar a Matías Tait, hijo de la funcionaria municipal Patricia Leniz. Ahora, asegura que pese a lo establecido por la Justicia, hace más de una semana que no ve a su hijo.

Denunció a su ex por violencia y reclama que le devuelva a su hijo
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

Julieta está desesperada. Dice haber golpeado todas las puertas y asegura, en relación al accionar de la Justicia, que “es impresionante cómo se lavan las manos”. Es que el año pasado, tras una relación conflictiva y abusiva, ella se animó a denunciar a su expareja -Matías Tait, hijo de la funcionaria municipal Patricia Leniz- por violencia de género. Y pese a que la exposición pública del tema “calmó” las aguas, lo cierto es que ahora denuncia que hace una semana que su ex no le devuelve a su hijo, de 3 años, pese a la vigencia de un régimen de visitas homologado por el Juzgado de Familia N°3 de Mar del Plata.

La historia que relata Julieta Morales no es nueva. Sin ir más lejos, su relato se volvió noticia cuando el año pasado el medio 0223 publicó la denuncia de la joven hacia Matías Tait, empleado municipal e hijo de la secretaria de Desarrollo Social de la Comuna, Patricia Leniz. En ese entonces, Julieta se animó a romper con el círculo de violencia y hacer pública la situación, en busca de respuestas y acciones para frenar los golpes y el maltrato psicológico, ese que casi sin haberlo notado, había naturalizado.

Según cuenta Julieta, luego de la difusión de su caso, “se tranquilizó todo” y mejoró la relación entre ambos “por el bien del nene”, que hoy tiene 3 años. Sin embargo, en la última semana la joven radicó dos nuevas denuncias en la Comisaría de la Mujer y la Familia contra Tait por dos motivos: el incumplimiento de la restricción de acercamiento -vigente hasta el 3 de abril- y el incumplimiento del régimen de visitas, ya que pese a que el padre debía haberle reintegrado el menor a su mamá, hace una semana que ella no tiene contacto con él.

“Nosotros tenemos un acuerdo ya homologado de que él se lo llevaba los martes y jueves a las 16 y me lo traía a las 8 de la mañana”, le explicó a QUÉ Digital la joven, quien expuso que debido a la restricción vigente, por lo general era la propia funcionaria municipal quien se encargaba de llevar y traer al menor, para evitar cualquier cruce entre ambos.

Al demorarse la entrega de su hijo, y ante la desesperación por no saber dónde y cómo estaba, Julieta decidió radicar la denuncia correspondiente en la Comisaría de la Mujer, algo que hizo el pasado 8 de febrero. En su exposición, advirtió también que Matías incumplía la restricción de acercamiento vigente: “Me llama a casa, me llama al celular, hace una semana se apareció en mi casa”.

JUZGADO-DE-FAMILIA

Sin embargo, al presentarse ante la Justicia, la joven se encontró con otra noticia: días atrás, Tait solicitó una restricción que le impide a la joven acercarse al nene y a su padre, al menos hasta el 11 de marzo: “Él dice que le pegué a él con un palo y al nene lo lastimé. Por suerte cuando lo llevó al médico, le dijeron que no tenía un rasguño”.

“A mí nunca me notificaron nada”, explicó respecto a lo sucedido y dijo que desde que se acercó a la comisaría, todo han sido evasivas, idas y vueltas y falta de respuestas. “Lo que me explican es que cuando hay un nene de por medio no se fijan realmente si es así, dan la restricción y punto. Y yo quiero recuperar a mi hijo”, sumó.

 DENUNCIAS, RESTRICCIONES Y EL ROL DEL MUNICIPIO 

Para Julieta, el paso de los días solo conlleva más angustia y desesperación. Por eso, asegura, decidió hacer pública la situación, en busca de respuestas ante la necesidad urgente de reencontrarse con su hijo: “Yo lo que quería era hacer una revocatoria a la restricción para que me dieran al nene antes, porque obviamente que es mentira y por la restricción no lo veo”.

Sobre su expareja, a quien ya denunció “en nueve oportunidades” -e incluso la Justicia le impuso una restricción de acercamiento hacia su hijo, por malos cuidados- Julieta lo definió como una persona “conflictiva” y cuestionó el hecho de que pese a lo sucedido el año pasado “sigue trabajando en la Municipalidad”.

“Ahora no está en la base de Alvarado y Salta (Inspección General), lo trasladaron a Sierra de los Padres, a un lugar donde no hay mujeres justamente para que no tenga problemas”, graficó y dijo que en ese marco la propia secretaria de Desarrollo Social -área de la que, paradójicamente, depende la Dirección de Políticas de Género, a cargo de la temática- nunca se interesó en intervenir para intentar resolver la situación, por el bien del menor.

“Leniz no me da bola, jamás tuve contacto con ella; obviamente que me debe odiar, tanto él como toda su familia. Después de que salió la nota (en 2018) estaba asustada porque él me había dicho que si salía me mataba. Pasó el tiempo y pensé que había aprendido la lección, pero inventa cosas”, se lamentó. Y finalmente, a la espera de poder reencontrarse con su hijo, completó: “Estuve con él cinco años y pensaba que lo que me hacía estaba bien. Usó ese poder que él tiene, porque era amenaza tras amenaza. Ahora yo quiero que me devuelvan al nene“.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios