Miércoles 28 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
01/09/2019

San Antonino, otro año sin justicia: “No les importan las vidas”

A tres años del hundimiento del pesquero a 8 millas de la costa de Mar del Plata, familiares de la tripulación vuelven a lamentar la falta de avances de la causa judicial y el desinterés de los dueños del barco.

San Antonino, otro año sin justicia: “No les importan las vidas”
El año pasado también hubo un acto en la banquina del Puerto (Fotos: archivo / QUÉ Digital)

Cuando se cumplió el primer año del hundimiento del el buque San Antonino familiares de los seis tripulantes -tres muertos y tres desaparecidos- se manifestaron frente al Juzgado Federal para reclamar avances en la causa. En el segundo año se reunieron en la banquina del Puerto. Y este domingo, a tres años, volvieron a realizar un acto en ese lugar, bajo el mismo reclamo que mantienen desde aquel 1° de septiembre de 2016: que haya justicia, que los responsables paguen por lo que hicieron y nunca más un hundimiento vuelva a causar el dolor que se les genera a ellos cada día.

“A ellos no les importan las vidas que se llevan”, dice Verónica Ricardenez, hermana de Alejandro Ricardenez, “El Rusito”, uno de los seis hombres que el 1° de septiembre de 2016 subió al San Antonino y jamás volvió a tierra. Y apunta contra los empresarios Di Iorio y Solimeno. Aquel día el barco se hundió a 8 millas de la costa de Punta Mogotes, y si bien en la planilla oficial figuraban cinco tripulantes, luego se determinó que eran seis las personas que iban en el barco. Tres cuerpos fueron hallados a las pocas horas del hundimiento, mientras que los otros tres nunca fueron encontrados.

Las víctimas del San Antonino son Sergio Juárez, Carlos Campos y Gonzalo Godoy, de quienes se hallaron sus cuerpos, mientras que Claudio Zerboni, Pablo Pardo y Alejandro Ricardenez permanecen desaparecidos.

El dolor de los familiares se mezcla entre el desinterés de los dueños del barco y, fundamentalmente la falta de avances de la Justicia. “Va muy lento. Algo tan simple, porque ya a los meses tenían las pericias hechas por la Armada y dejaron pasar muchísimas cosas de largo. Llamaron a indagatoria al dueño del barco pero por el tripulante sin libreta, porque dicen que no encontraron pruebas suficientes para determinar si había sido falla mecánica o humana, pero una falla humana es imposible porque habían salido hacía una hora y 20 minutos. Falla climática, imposible echarle la culpa porque era una noche hermosa”, expresa Verónica en diálogo con QUÉ Digital.

ACTO 2 AÑOS HUNDIMIENTOS SAN ANTONINO PUERTO NINGUN HUNDIMIENTO MAS   (1)

Asimismo, vuelve a cuestionar la tramitación de la causa, en manos del fiscal Nicolás Czizik y del juez Santiago Inchausti. “Las pruebas principales no las tomaron como prueba. Una de las más importantes que teníamos era de la parte del casco, una madera que decía San Antonino, que no las tomaron como prueba. A mí el fiscal me dijo que si quería hacerle las pericias que lo pague yo al perito, así me dijo”, cuestiona la mujer que se muestra al frente de la lucha, tres años después.

Y, además, lamenta haberse encontrado en la causa con testimonios que poco aportaron en la búsqueda de justicia: “Todos negaron un montón de cosas siendo que en el Puerto todos se conocen y todos sabían en las condiciones en que estaba saliendo el San Antonino”.

 ENFRENTAR EL DOLOR Y LA IMPUNIDAD 

El paso del tiempo hizo, según cuenta Verónica, que muchos familiares llevaran el duelo como cada uno lo sintió y pudo hacerlo.”Algunos familiares me dicen que recién están cayendo ahora”, señala.

Y, ante la consulta respecto a la situación económica en la que quedaron los familiares, puntualiza su dolor respecto a los empresarios: “El tema económico es como el resto de los hundimientos. Es como si estuviera todo armado; porque acá la mejor parte se la llevan los dueños del barco, que no pierden nada y ganan. Los dueños lo primero que hicieron al otro día que se hundió el San Antonino fue bajar a agarrar la parte del casco donde tenían el número de matrícula para cobrar el seguro. Después hicieron todo eso de que bajaron los buzos. Ellos se preocuparon por eso. Después, generalmente los familiares cobran un seguro de vida con la ART, pero en eso los dueños se lavan las manos. A ellos no les importan las vidas que se llevan”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios