Martes 29 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
09/07/2020

Un reclamo por el despido de un repartidor terminó con golpes y amenazas con un arma

Sucedió este jueves frente a las instalaciones de La Paskana, un comercio gastronómico al que el Sindicato de Cadetes, Motoristas y Mensajeros (Sicamm) le exige respuestas por una desvinculación.

Un reclamo por el despido de un repartidor terminó con golpes y amenazas con un arma
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

Un reclamo por el despido de un repartidor en La Paskana terminó con golpes y amenazas con un arma de fuego contra los integrantes del Sindicato de Cadetes, Motoristas y Mensajeros (Sicamm) que habían ido a manifestarse frente al local gastronómico ubicado en Santa Fe al 3800. Tuvo que intervenir la Policía y desde el sindicato radicaron una denuncia.

El hecho sucedió este mediodía, cuando el secretario general de Sicamm Mar del Plata, Alan Veltri, acudió al lugar junto a parte de la comisión directiva del gremio y repartidores asociados para acompañar el reclamo de un compañero.

Según declaró Veltri ante los oficiales, el repartidor trabajó en el lugar sin ser registrado durante alrededor de tres años, sin aportes ni seguro. Cinco meses atrás fue despedido y este jueves acudió junto al sindicato a reclamar a la empleadora por una indemnización por los años que prestó servicio, asegura, “sacando 30 pedidos por día”.

Sin embargo, cuando fueron a reclamar, del interior del local salieron cuatro personas que empezaron a golpearlos y amenazarlos para que se vayan del lugar. Incluso, uno de ellos, según la declaración de Veltri, exhibió un arma de fuego envuelta en una remera. “Tómensela de acá porque lo arruino, salen de acá todos agujereados”, fue una de las amenazas que recibieron que quedaron expresadas en la denuncia y también en el video.

Instantes después, al llegar la policía, el portador ingresó al local y volvió a salir sin el arma. Si bien ante la presencia de los oficiales siguieron discutiendo, no encontraron respuestas al pedido de reconocimiento laboral del repartidor.

En consecuencia, tras los golpes y las amenazas recibidas, tanto el damnificado como el propio Veltri radicaron una denuncia en la comisaría. “Me pusieron un fierro en la cabeza, se fue todo a la mierda”, graficó el secretario general de Sicamm. Mientras tanto, permanecen a la espera de que las filmaciones del lugar puedan corroborar las denuncias de los trabajadores.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , ,