Miércoles 28 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/06/2019

Repartidores: buscan que PedidosYa “dé la cara”

Desde el Sindicato de Cadetes, Motoristas y Mensajeros (Sicamm) quieren establecer algún tipo de contacto con responsables de la aplicación ante diversas denuncias de los trabajadores.

Repartidores: buscan que PedidosYa “dé la cara”
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Mientras su número crece cada día en las calles de Mar del Plata, donde hay más de 600 repartidores precarizados, también crecen las denuncias de los trabajadores y trabajadoras de las aplicaciones de delivery. Es por eso que desde el Sindicato de Cadetes, Motoristas y Mensajeros (Sicamm) buscan establecer algún tipo de contacto con los responsables de PedidosYa ante una serie de reclamos y malestar de sus empleados. En caso de no recibir respuestas, no descartan realizar medidas de fuerza.

Junto a Glovo, PedidosYa es una de las dos aplicaciones de este estilo que están radicadas en la ciudad, pero es ésta última la que aún no ha tenido contacto con el sindicato ni con las autoridades de la Municipalidad, ya que no se hicieron presentes en la Mesa de Trabajo que se celebró en el Concejo Deliberante ni responden a los cuestionamientos de los y las trabajadoras.

En las últimas horas, cansados de no recibir respuestas del gerente responsable de la aplicación, desde Sicamm se acercaron a una sede de Mc Donald’s para buscar que el personal jerárquico de la multinacional les permita un acercamiento con la aplicación.

“De parte de MC Donald’s tuvimos predisposición. Ellos se pueden comunicar con PedidosYa y le insisten en que den la cara, por así decirlo. Por parte de PedidosYa no hay voluntad para nada siguen, tomando gente, hay mala distribución de los ingresos entre los trabajadores generando una competencia desleal entre ellos. Entonces esperamos que se contacten. Si no hay buenas noticias o un proceso mínimo de diálogo para resolver temas de importancia, nos veremos obligados a tomar medidas gremiales”, explicó y advirtió en diálogo con QUÉ Digital, Christian Grobas, titular del gremio.

Según contó, en el último tiempo llegaron varias denuncias al sindicato por parte de trabajadores de la aplicación, como sanciones injustificadas, interferencia en las cuentas personales de la aplicación para quitarles horas a modo de sanción por reclamos o participación sindical, deudas, irregularidades en el manejo del monotributo o amenazas para que no se acerquen al sindicato.

En cuanto a una de las demandas más claras de este tipo de aplicaciones, Grobas ejemplificó cómo están desprotegidos en caso de accidentes: “Un compañero se accidentó y es monotributista. Le mandaron un mensaje al gerente de la ciudad avisándole que se había accidentado un trabajador y respondió que ‘ese no era problema de ellos, que se haga cargo la familia’. A ese punto llegan”.

Grobas lamentó que desde hace un mes están intentando contactarse con los responsables a través de distintas vías, pero no han encontrado respuestas: “Nunca tuvieron iniciativa de contactarnos ni tratar los asuntos que afectan directamente a los trabajadores. También por parte del Estado se genera vulnerabilidad, es muy desproporcional. No se tienen en cuenta un montón de cosas, en cuestiones como salud o cantidad de trabajadores. Son empresas que generan por pedido, entonces no tienen aportes sobre ellos y no tienen problema en superar la cantidad de repartidores por sobre la demanda que hay. A ellos les da igual mientras lleves el pedido”, contó.

 “DECIDÍ ESTAR EN EL LUGAR MÁS PRECARIZADO PARA DAR LA PELEA” 

GLOVO BICICLETA DELIBERY

(Foto: QUÉ Digital)

Grobas, como responsable sindical de Sicamm, contó que si bien con Glovo pudieron obtener un ida y vuelta tras haberse presentado en la Mesa de Trabajo, siguen buscando mejoras e incluso él mismo dejó su trabajo formal y regularizado para “dar la pelea” y que “la voz se escuche más fuerte desde adentro”.

“El tiempo pasa y los que somos afectados somos quienes llevamos adelante esta tarea. Yo mismo renuncié a mi trabajo formal para sumarme a la aplicación. Después del relevamiento, de escuchar a los trabajadores y trabajadoras, me di cuenta que formaba parte de un porcentaje mínimo y no me sentía cómodo por mi lugar como referente sindical. Decidí estar en el lugar más precarizado para dar la pelea y que la voz se escuche más fuerte desde ahí”, aclaró.

Más allá de la reunión en el HCD, lamentó la falta de avances concretos: “Hoy por hoy no tuvimos mayores respuestas de nada. Sí notamos predisposición como por parte de la UCIP, que al ser consumidores del servicio pidieron que se regularice, que no se podía seguir así. Uno no es que quiera todo ya, pero hace años que hay precarización en este sector y mientras el tiempo pasa los únicos afectados son los trabajadores y trabajadores y sus familias. Hoy por hoy la situación económica es gravísima y no está bueno que estas empresas monopólicas lleven a la disputa entre los trabajadores”, cerró.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

06/06/2019