Agroquímicos: “Son irrefutables los daños en la salud y el ambiente”

Así lo aseguraron los vecinos del barrio Félix U. Camet durante una jornada de trabajo en el Concejo. Denunciaron el incumplimiento de la cautelar que prohíbe fumigar a menos de 1000 metros de zonas habitadas.

15/04/2018
Agroquímicos: “Son irrefutables los daños en la salud y el ambiente”
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

En el marco de la lucha colectiva que llevan adelante vecinos y vecinas de distintos barrios de la ciudad, quienes sufren las consecuencias de las fumigaciones ilegales en inmediaciones de sus hogares, desde la asamblea de vecinos de Félix U. Camet trazaron un balance de la jornada “Salud pública, agrotóxicos y modelo productivo” que se desarrolló esta semana en el Concejo Deliberante.

“Son irrefutables los daños profundos que se producen por la utilización de estos venenos en la salud de las personas y del ambiente”, resumió Micaela Dambra, enfermera del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) del barrio Félix U. Camet e integrante de la asamblea.

En ese sentido, desde la agrupación recodaron que en Mar del Plata la normativa vigente prohíbe la aplicación de agroquímicos (insecticidas, herbicidas y fertilizantes) a menos de 1000 metros de zonas habitadas, algo que no se cumple “generando graves daños a las personas que están expuestas y violando su derecho a vivir en un ambiente saludable”.

Y en esa misma línea, la profesional que se desempeña en el centro de salud del barrio brindó su testimonio en relación a lo que ve día a día: “Se acercan a la sala vecinos con diferentes afecciones que pueden estar relacionadas con la exposición a agrotóxicos: distintas lesiones de piel, irritaciones faríngeas y conjuntivales,  problemas respiratorios, distintos tipos de cáncer, problemas en la fertilidad, abortos espontáneos, entre otros”.

Ante esta situación, desde la asamblea recordaron que “los productos que se utilizan como el glifosato y el 2,4D son caratulados como cancerígenos por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”. Sin embargo, en Argentina “no sólo son permitidos sino que además se utilizan de manera indiscriminada, sin ningún tipo de control y en la cara de la gente”.

En junio del 2017 los vecinos alertaron al equipo de salud sobre las fumigaciones permanentes a metros de las casas. Desde ese momento, se vienen  realizando múltiples acciones para conocer, analizar, visibilizar y denunciar  esta problemática, “exigiendo que se haga cumplir la normativa que establece la distancia mínima de aplicación”.

“Al día de hoy no obtuvimos ninguna respuesta”, cuestionó Dambra, respecto al rol de las autoridades ante las constantes denuncias. Y en ese sentido, agregó: “Son irrefutables los  daños profundos que se producen por la utilización de estos venenos en la salud de las personas y del ambiente”.

Para los vecinos, la jornada en el Concejo Deliberante fue por demás importante porque sirvió para demostrar “con argumentos contundentes  y datos de la realidad, que se pueden producir alimentos para toda la población de manera responsable, integrándonos con la naturaleza, porque somos parte de ella, sin perjudicar a nadie y garantizando la conservación de los recursos naturales, mejor llamados bienes comunes”.

“Creemos que las políticas públicas deben estar orientadas en ese sentido, protegiendo las vidas de las generaciones presentes y futuras y consideramos que los responsables de llevarlas a cabo, no deben permitir que se negocie con la salud de la gente”, advirtieron, a la espera de que “el compromiso expresado por las autoridades que se hicieron presentes sea real y se transforme en acciones concretas”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios