Martes 16 de abril | Mar del Plata
21/01/2021

Casación también rechazó la prisión domiciliaria para el represor Alejandro Duret

Declaró inadmisible un recurso presentado por la defensa contra la decisión que había tomado en diciembre pasado el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata.

Casación también rechazó la prisión domiciliaria para el represor Alejandro Duret
(Foto: archivo / Marcelo Nuñez)

A cuatro meses de concretada nuevamente su detención -tras pasar cuatro años en libertad por la polémica aplicación de la ley del “2 x 1”-, la Cámara Federal de Casación rechazó concederle la prisión domiciliaria al represor Alejandro Duret, condenado en 2011 a 15 años de prisión por delitos de lesa humanidad de los que fue víctima en abril de 1976 Carlos Alberto Labolita, compañero de la facultad y de militancia de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Los jueces declararon inadmisible el recurso y confirmaron así la decisión que un mes atrás había tomado el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata.

El ex jefe de inteligencia del Grupo de Artillería Blindado 1 de Azul había sido liberado en abril de 2016 y al año siguiente la Cámara de Casación había dejado sin efecto esa decisión, aunque su nueva detención de demoró hasta septiembre pasado ante distintas presentaciones realizadas por la defensa.

El pasado 17 de septiembre, por disposición del Tribunal Mar del Plata -compuesto en este caso por los jueces subrogantes Nelson Jarazo, Alejandro Esmoris y Eduardo Jiménez- se concretó la detención de Alejandro Guillermo Duret, en su casa de Capital Federal, y fue alojado en la Unidad Penal Federal Nº 34 de Campo de Mayo, al tiempo que se formó un incidente para resolver si se aceptaba o no otorgarle la prisión domiciliaria, tal como solicitó su defensa.

Finalmente, en diciembre pasado los jueces Roberto Atilio Falcone, Héctor Omar Sagretti y Fernando Marcelo Machado Pelloni dispusieron no hacer lugar al pedido de detención domiciliaria al entender que las condiciones en las que se encuentra en la Unidad Penal no afectan su estado de salud ni le implica ello mayores riesgos frente a la pandemia del coronavirus.

Contra esa decisión, la defensa presentó un recurso de casación, que fue rechazado en las últimas horas por la sala de feria integrada por los jueces Hernán Borinsky, Juan Carlos Gemignani y Daniel Petrone. El pedido ante Casación, básicamente, se fundó en la necesidad de otorgarle el beneficio al represor por encontrarse en situación de riesgo por la pandemia coronavirus, debido a que padece diversas patologías.

Leer también:

“Sin dejar de señalar que se está en presencia de un individuo de 68 años, lo cierto es que aún con sus problemas de salud no puede sostenerse que no esté asistido médicamente como corresponde, de ahí que la sola probabilidad de contagio del virus covid-19 no puede ser determinante para modificar la modalidad de detención, más aún cuando nada permite concluir que los riesgos por los que temen no se vean replicados aun en libertad como sucede con el resto de la sociedad”, entendieron los jueces.

Y remarcaron que “la defensa se ha limitado a invocar defectos de fundamentación en la resolución impugnada, a partir de una discrepancia sobre la interpretación de las circunstancias concretas del caso”.

EL CASO

Duret fue acusado por participar en la privación ilegal de la libertad, aplicación de tormentos y el homicidio de Carlos Alberto Labolita, militante de la Juventud Peronista y estudiante en La Universidad Nacional de La Plata, quien fue secuestrado en su casa de Las Flores en abril de 1976, a pocas semanas del inicio de la última dictadura, y trasladado a la ciudad de Azul, lo que motivó que la causa y el juicio, tantos años después, se desarrollan en Mar del Plata.

Inicialmente, en agosto de 2009, el represor había sido absuelto por mayoría por el Tribunal Oral de Mar del Plata  con los votos de los jueces Jarazo y Esmoris y con la disidencia del por entonces magistrado Carlos Rozanski.  Pero en 2011 la Cámara de Casación revocó la absolución y lo condenó a 15 años de prisión por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, por haber sido cometido bajo violencia física sobre la persona, en concurso material con el delito de imposición de tormentos agravado, también, en virtud de tratarse de un perseguido político.

Duret había sido detenido inicialmente en diciembre de 2005 y permaneció en esa condición hasta el 3 de julio de 2009, tras la absolución. Sin embargo, tras el fallo de Casación en octubre de 2011 el Tribunal dispuso nuevamente su detención, y permaneció en el Penal de Marcos Paz hasta el 7 de abril de 2016 (en total, ocho años) cuando los jueces Jarazo y Esmoris dispusieron su liberación al hacer lugar a un planteo de la defensa por considerar que “debía aplicarse al supuesto la norma más benigna”, es decir, el beneficio de la ley del “2 x 1”.

Sin embargo, en septiembre de 2017 la Cámara de Casación resolvió dejar sin efecto esa decisión, tras lo cual los abogados defensores interpusieron diversos recursos que, mientras siguen en estudio por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, demoraron su detención hasta septiembre pasado.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

21/01/2021