Miércoles 28 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
10/02/2023

Confirman el procesamiento del pastor acusado de trata de personas

Se trata del hombre de 58 años que está acusado de aprovecharse a lo largo de 20 años de jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Confirman el procesamiento del pastor acusado de trata de personas
(Foto: Ministerio de Seguridad de la Nación)

“El acusado aprovechaba su función como pastor de la iglesia ‘El Shaddai’ y como autoproclamado director de un ‘programa’ de rehabilitación de adicciones con el objetivo de atraer a jóvenes en situación de vulnerabilidad. Luego de esa captación, los acogía en el ‘hogar’ situado frente a su vivienda y los explotaba laboralmente“. A partir de esa definición, la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata confirmó el procesamiento del pastor evangélico que fue detenido en agosto en Mar del Plata acusado por nueve casos de trata laboral, ocho de privación ilegítima de la libertad y ejercicio ilegal de la medicina.

El procesamiento con prisión preventiva del pastor de 58 años fue dictado en agosto y tras el recurso interpuesto por la defensa ahora la Cámara marplatense confirmó la medida.

La captación de jóvenes en situación de vulnerabilidad a través de tratamientos de rehabilitación de adicciones que implicaban prolongados encierros dispuestos sin ningún tipo de orden judicial o médica para luego avanzar hacia una explotación laboral es la acusación que recae sobre el pastor.

La investigación se inició con una denuncia presentada en agosto de 2021 por el Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata en la que se sostenía que parte de los negocios vinculados a la Iglesia “El Shaddai” a cargo del imputado eran una forrajería, una verdulería y un mercado, donde se desempeñaban jóvenes que no recibían pago por el trabajo que realizaban. También planteaba que el acusado mantenía animales cautivos, especialmente aves y reptiles en peligro de extinción, los cuales comercializaba ilegalmente y que fueron encontradas durante los allanamientos llevados a cabo en agosto.

La investigación de la Fiscalía Federal N°1, a cargo de Laura Mazzaferri, avanzó en ese mismo sentido y derivó en la detención del acusado.

Leer también:

Según la acusación, el imputado -que está cargo de un instituto perteneciente al programa de Institutos Bíblicos por Extensión del Departamento de Educación Cristiana de la Unión de las Asambleas de Dios- captaba y acogía a las víctimas al menos desde 2001 a través del denominado Programa Cristiano de Rehabilitación de Adicciones (PCRA), conocido como “Hogar” -ubicado en Génova 8149-, y en la iglesia “El Shaddai” de Brumana 2261, donde oficiaba como pastor. Los dos lugares no contaban con habilitación y fueron clausurados al momento de los allanamientos.

También se le imputan los delitos de comercialización de fauna silvestre (97 animales) y maltrato animal (154 animales).

Según informó el Ministerio Público Fiscal, los camaristas Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez analizaron el “tratamiento ilegal” ofrecido y entre las pruebas valoraron que en los allanamientos realizados se encontró un folio donde se fijaban las normas para acceder a la internación, como 45 días sin recibir visitas y el impedimento de contacto telefónico durante tres semanas. De acuerdo a los testimonios, también eran 45 los días en que los jóvenes no podían salir del lugar, que no contaba con profesionales de la psicología ni la psiquiatría.

Las víctimas relataron en la causa que ese tratamiento ilegal tenía una duración de nueve meses, y que pasados los 45 días podían salir a trabajar para sustentar sus gastos en el marco de emprendimientos del propio pastor.

En la investigación se estableció que, incluso, pese a haber en muchos casos culminado el “tratamiento”, los jóvenes seguían en algunos casos durante años entregando el dinero ganado al hombre. Eso se sumaba al diezmo que debían entregar en la iglesia, aun cuando sus ingresos provenían de un programa social o asistencia por discapacidad.

Leer también:

La Cámara en su fallo resumió que, después de la captación, el pastor “acogía a las víctimas en el ‘hogar’ situado frente a su vivienda y los explotaba laboralmente en la realización de diversas actividades sin paga alguna”. Entre esas actividades enumeraron:

  • mantenimiento y limpieza de la iglesia y del ‘hogar’
  • atención del almacén de calle Génova 8120 (ubicada frente al hogar)
  • atención de la forrajería que funcionaba en la planta baja de Génova 8149 (donde operaba el ‘hogar’ de rehabilitación)
  • venta ambulante de productos (algunos de los cuales eran donaciones para un comedor que también estaba bajo su órbita)
  • trabajos de albañilería o mantenimiento para vecinos del barrio
  • limpieza y cocina en el hogar “El Farolito”
  • administración de pensiones o programas sociales que pudieran cobrar

En línea con lo señalado por el juez de instrucción, Santiago Inchausti, y el Ministerio Público Fiscal, la Cámara subrayó que existía un denominador común entre las personas captadas por el acusado: “la situación de vulnerabilidad social, económica y de salud en que se hallaban a partir del consumo problemático de sustancias o alcohol, la falta de oportunidades laborales y habitacionales, la edad y la falta de vínculos familiares sólidos”, según describió la fiscalía.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

10/02/2023