Viernes 14 de junio | Mar del Plata
02/11/2022

Torturas contra dos adolescentes: piden que los tres policías sigan detenidos

La Justicia de Garantías debe resolver el pedido de prisión preventiva realizado por el fiscal Juan Pablo Lódola a un mes de las detenciones.

Torturas contra dos adolescentes: piden que los tres policías sigan detenidos
La comisaría sexta (Foto: archivo / Qué digital)

Tras casi un mes, tres de los policías acusados de haber torturado a dos adolescentes de 14 y 16 años siguen detenidos y el fiscal a cargo del caso, Juan Pablo Lódola, formalizó el pedido de prisión preventiva para que se mantengan en esa condición mientras continúa el avance de la causa.

El sargento Jonatan Cabrera, la sargenta Vanesa Cano y el oficial ayudante Ariel Estevez Pitrau están detenidos desde el 4 de octubre acusados por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada y torturas, y mientras la causa sigue su curso el titular de la Fiscalía N°12 elevó el pedido de prisión preventiva que debe resolver en los próximos días el Juzgado de Garantías N°3 a cargo de la jueza Rosa Frende.

En el marco de la investigación, el día siguiente de la detención, la oficial Micaela Estigarribia fue excarcelada luego de que en su declaración confirmara la versión de las víctimas y se ubicara en un rol “pasivo” en los hechos, en comparación con sus tres compañeros.

Leer también:

Según la reconstrucción de los hechos, los adolescentes de 14 y 16 años habían salido a comprar en la tarde del 17 de septiembre. En el camino, los interceptó un patrullero y los efectivos a cargo, Estigarribia y Cabrera, decidieron “identificarlos” para lo cual los obligaron a poner las manos contra el patrullero.

Sin embargo, en ese momento Cabrera golpeó en la boca al adolescente de 14 años antes de esposar a ambos y, tras la llegada de un segundo patrullero a cargo de los oficiales Cano y Estévez Pitrau, los efectivos incluso sacaron sus armas reglamentarias apoyándolas en los cuerpos de los adolescentes.

Leer también:

Así, los detuvieron ilegalmente, los subieron a los patrulleros y los trasladaron a un descampado de la zona, en Strobel al 10.500, amenazándolos en el camino con la posibilidad de matarlos y que nadie se enterara. Después de bajarlos en el descampado, a los adolescentes los obligaron a arrodillarse y les practicaron un simulacro de fusilamiento antes de liberarlos y hacerlos correr por el campo mientras uno de los efectivos permanecía armado con una escopeta.

“Estaban mal, vinieron súper asustados, llegaron embarrados, golpeados, con la ropa rota, lastimados”, relató sobre el día del hecho la hermana de uno de los adolescentes y, semanas después, en una marcha realizada hacia la comisaría sexta reclamó que el de su hermano “sea el último caso” de violencia policial.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

02/11/2022