“No hay que callarse porque si no esto nunca se termina”

Tras escuchar la condena a 14 años de prisión para su expareja por haberla violado salvajemente, Paola Campos expresó su conformidad y contó cómo fue enfrentar el proceso.

21/02/2019
“No hay que callarse porque si no esto nunca se termina”
(Fotos: QUÉ Digital)

En octubre de 2016 Paola Campos, de 37 años, denunció haber sido salvajemente violada por su pareja en un campo de Estación Chapadmalal. Expuso haber sido amenazada, golpeada y abusada con una botella y contó que el hombre hasta intentó que un perro abusara de ella. Este jueves, 28 meses después, escuchó la condena a 14 años de prisión contra Alejandro Mendoza y tras ello mostró su tranquilidad, y destacó: “No hay que callarse porque si no esto nunca se termina”.

Acompañada por su familia y por diversas organizaciones de asistencia y de mujeres, Paola valoró en contacto con la prensa la sentencia dispuesta por los jueces Mariana Irianni, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale.

“Una alegría tremenda siento, estoy muy contenta de cómo actuaron los jueces, sin palabras, y el fiscal por cómo llevó la causa, no me imaginaba esta condena. Pero la verdad que pague por lo que hizo”, fueron las primeras palabras de Paola luego de abrazarse con sus familiares y alegados en la sala de audiencias del Tribunal Oral en lo Criminal N°3.

SENTENCIA VIOLACION PAOLA CAMPOS  (11)
SENTENCIA VIOLACION PAOLA CAMPOS  (3)
SENTENCIA VIOLACION PAOLA CAMPOS  (9)
SENTENCIA VIOLACION PAOLA CAMPOS  (12)

En este marco, Paola se mostró agradecida con todas las organizaciones que la acompañaron, tanto a ella como a su familia.  “No hay que callarse porque si no esto nunca se termina. Todos los días suceden femicidios o gente que no se anima de ir y hablar,  yo lo hice cuando pasó el caso de Lucía Pérez. Entonces ahí dije que iba a hablar, no iba a sentir vergüenza por decir algo que yo no hice, que me tocó vivir por desgracia”, destacó.

Y, en la misma línea, sumó: “Salí a hablar para que no nos callemos, porque vivas no queremos”

Asimismo, la mujer dijo sentir “un alivio tremendo” y señaló que ese alivio también lo había sentido en el careo que se realizó por pedido de la defensa en el primer día del juicio. “Me pude desahogar y decir lo que esa noche no pude decir”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios