Viernes 09 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
21/02/2015

A cuatro meses del cierre de listas, sobra especulación

La contienda política que se ve entre distintos actores de diferentes espacios, se replica hacia su interior. Hay pocas certezas para el armado de listas y proyectos, y los tiempos se acortan.

A cuatro meses del cierre de listas, sobra especulación

El año electoral en el país comenzó recargado. O tal vez, el nivel de debate entre gobierno, oposición por derecha y oposición por izquierda, no tuvo demasiadas treguas desde el 2013. Algunos anuncian “un fin de ciclo kirchnerista”, otros hablan de “profundizar” conquistas de la última década, entre propios se miran con recelo y pocos han tomado la decisión de lanzarse formalmente a la disputa en las urnas. En la ciudad, el panorama es similar e igual de complejo.

A cuatro meses del cierre de listas y un poco menos de seis de las elecciones primarias, faltan certezas y sobra especulación.

Para hablar de Acción Marplatense hay que situarlo dentro del entramado del Frente para la Victoria. El apoyo del “partido de la ciudad” al gobierno nacional fue en ascenso desde el 2007. De pegar la boleta azul y roja a la celeste y blanca en los últimos comicios, este año AM podría competir directamente en la interna del kirchnerismo. ¿Quién sería el candidato? El nombre elegido, aunque nadie lo confirma, es Gustavo Pulti, si no es tentado para jugar de segundo hombre de Diego Bossio –titular de Anses y telonero de cada video musical de Youtube- en la disputa por la gobernación.

Dentro del kirchnerismo el hombre que sobresale es Carlos Cheppi. “Desde la voluntad está, pero en la práctica no”, dicen internamente. Es que los tiempos se agotan y su labor como embajador en Venezuela lo mantiene alejado de la ciudad que anhelaría gobernar.

De cualquier manera, y como sucede en la mayoría de los espacios con representación en el país, lo que aquí suceda estará definido por las decisiones que se tomen en el plano nacional. La disputa Scioli-Randazzo mantiene la incertidumbre en la ciudad. Si el ministro de Transporte juega la interna, el kirchnerismo local iría por ese carril. Esto obligaría al sciolismo a presentar un hombre propio en la interna marplatense, que podría ser el ciclista y senador Juan Curuchet o el diputado Rodolfo “Manino” Iriart. ¿Con este escenario qué hará Pulti? Nadie se atreve a arriesgar por el momento.

Dentro del Frente Renovador, la cuestión tampoco está clara. La aparición del empresario Javier Faroni en la escena política, a fuerza de inversión en cartelería y a pesar de haberse pegado al tigrense en cada paso por la ciudad, no generaría –por el momento- el nivel de expectativa necesario para ser el único candidato de Sergio Massa en la ciudad.

¿Quiénes pueden sumarse a esta interna? Los afiches callejeros que anuncian Arroyo-Mónica López- Massa hablan de una posibilidad.

Atrás parece haber quedado esa posible dupla Arroyo/Baragiola, y el concejal del piloto azul se debatiría entre ser candidato de Massa o mantener la boleta local, que hasta podría ser repartida con otros candidatos a presidente. Un caso del estilo ocurrió en los comicios del 2013 cuando se dijo que muchos radiales se habrían incomodado al recibir en sus viviendas la boleta recortada de Vilma con la lista del massismo.

Mauricio Macri aún no definió candidato en Mar del Plata, aunque Emiliano Giri se mostró cerca del jefe de gobierno porteño en su última visita a la ciudad. De cualquier manera, el empresario marplatense –apoyado en un espacio amplio y heterogéneo donde se incluyen radicales, justicialistas y autonomistas, entre otros- tiene definida su candidatura, con Macri o sin él. ¿Hay conversaciones con otros actores? Sí las hay, pero las definiciones deberán esperar hasta marzo.

Lo que sucederá con el Frente Amplio UNEN lo definirá la Convención radical del 14 de marzo. Algunos hombres de la UCR –entre ellos su titular Ernesto Sanz- coquetean, hace rato, con Macri y con Massa. Pero sus actuales aliados del Partido Socialista, que lidera Hermes Binner; Libres del Sur, comandado por Humberto Tumini, y el GEN de Margarita Stolbizer, se cansaron de decir que ese es el límite.

¿Qué puede definirse en la Convención? Que la estructura radical se mantenga dentro de UNEN –como lo resolvió en su último encuentro-; acompañar a otro candidato presidencial; o bien, dar vía libre a sus integrantes, lo que podría marcar un principio de disolución del centenario partido y la fractura de UNEN, cada vez más cierta, aunque nadie lo diga.

De allí, la decisión que tomen los hombres radicales de Mar del Plata. Por el momento, Vilma Baragiola se alza como la referencia más clara, más allá de las intenciones de Gustavo Serebrinsky de competir por la intendencia dadas a conocer días atrás.

En este escenario -con el radicalismo por un lado, y el Frente Amplio Progresista por el otro- el único candidato lanzado oficialmente desde el año pasado es Guillermo Schütrumpf, de Libres del Sur, acompañado por Victoria Vuoto como candidata a concejala. El PS y el GEN aún no mostraron cartas para disputar en la interna. Y el tiempo corre.

Dentro de la izquierda, aún no hay definiciones en Unidad Popular, Patria Grande ni el Frente de Izquierda, que a nivel nacional enfrentaría algunas diferencias entre el PTS de Cristian Castillo, y el Partido Obrero, de Jorge Altamira, por las elecciones internas.

La falta de definiciones en el plano nacional conlleva a dilaciones en los armados locales. Las idas y venidas, charlas, negociaciones y “roscas” en los más altos niveles de la política argentina son constantes por estas horas. “Todo cambia rápidamente”, reparó una de las fuentes consultadas. Concluida la nota, los datos pueden quedar desactualizados en tres, dos, uno…

Ver más: , , , , , , , , , , ,


Comentarios