Jueves 24 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
12/08/2020

Una de las vacunas contra el coronavirus será producida en Argentina

Lo anunció el presidente Alberto Fernández. Se trata de la desarrollad por la universidad británica de Oxford y la empresa farmacéutica AstraZeneca, que aún está en fase de pruebas.

Una de las vacunas contra el coronavirus será producida en Argentina
Alberto Fernández y Gines González García, junto a Agustín Lamas (gerente general de AstraZeneca para Cono Sur) y Agustina Elizalde (directora médica para Cono Sur). (Foto: prensa Presidencia)

El presidente Alberto Fernández anunció que Argentina comenzará a producir la vacuna contra el coronavirus que está siendo desarrollada por parte de la Universidad de Oxford junto a la empresa farmacéutica AstraZeneca, y se encuentra en fase 3 de pruebas. La fabricación de las dosis será junto a México, y serán distribuidas en el resto de Latinoamérica a excepción de Brasil, que cuenta con sus propios acuerdos.

Tras un anticipo realizado más temprano en una conferencia por el ministro Ginés González García -en la que adelantó que por la tarde el presidente brindaría una “muy buena noticia”-  finalmente por la tarde se concretó el anuncio desde la Quinta de Olivos y, efectivamente, tuvo que ver con el inicio de la producción a nivel local de la vacuna contra el coronavirus británica. Además del ministro formó parte del acto la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Según informó el primer mandatario, Argentina recibirá los aportes técnicos para fabricar entre 150 y 250 millones de dosis a distribuir por toda la Latinoamérica –a excepción de Brasil- y a un costo de entre 3 y 4 dólares en el mercado internacional. El cálculo se desprende -según comunicó Fernández- de que la empresa calcula que América Latina excepto Brasil necesitará 230 millones de dosis.

En lo que respecta a los plazos, a la espera de que finalicen los análisis clínicos (se encuentra en fase 3), Fernández indicó que la producción comenzaría en el primer semestre del 2021. 

vacuna coronavirus

Este convenio, continuó, permitirá a Argentina “acceder entre 6 y 12 meses antes a la vacuna, tiempo en el que no hubiéramos poder accedido si no desarrollábamos este acuerdo”, y confirmó: “Según el laboratorio, en el primer semestre vamos a estar en condiciones de vacunar”.

En cuanto al trabajo con México, indicó que Argentina estará encargada de la producción de la sustancia activa de la vacuna a través de la biotecnológica mAbxience del Grupo Insud, mientras que en Centroamérica estarán encargados del envasado. Luego, la distribución aseguró que será “equitativa” y según lo disponga la empresa.

Tras el anuncio y ya en lo que será el proceso de inmunización, adelantó que en primer término se cubrirá la demanda “que de forma más inmediata tenemos que cubrir”.

A su vez, Fernández destacó el precio de la vacuna que, con la financiación de la Fundación Slim, permitirá a los gobiernos de la región acceder a cada dosis a un valor de entre 3 y 4 dólares a precio del mercado internacional. “Es una iniciativa privada y es un emprendimiento sin fines de lucro. Hay que celebrar la conducta de la empresa y la universidad de Oxford. Están garantizando una vacuna sin buscar ganancias. Eso hace que la vacuna sea barata en relación a otros proyectos”, indicó.

Leer también:

Cabe recordar que el posicionamiento de Argentina a nivel internacional en lo que respecta a la llegada de una vacuna al país (ante la falta de recursos para hacerla de manera propia) había comenzado un mes atrás, cuando el presidente Alberto Fernández selló un acuerdo con uno de los más de diez laboratorios que iniciaron pruebas –Pfizer Inc. y BioNTech SE– para proponer a Argentina como sede de una de las fases de prueba. Y en ese marco fue que esta semana comenzó en el Hospital Militar Central la vacunación de los voluntarios que participan de la última etapa de experimentación de esa vacuna.

También, luego de lo que fueron días de diversos anuncios del gobierno ruso de Vladimir Putin en torno a la concreción de una vacuna propia y la inmunización de su población esencial, el otro paso geopolítico del presidente Alberto Fernández fue felicitar a su par a través de una carta.

No obstante, horas después, el país directamente se aseguró la llegada fehaciente de vacunas de coronavirus al país luego de haber alcanzado un acuerdo con otro de los laboratorios involucrados a nivel internacional en la carrera por fabricar la vacuna, AstraZeneca, una empresa farmacéutica con sede en Londres que trabaja junto a la Universidad de Oxford.

AstraZeneca es una farmacéutica de capitales suecos y británicos dedicada a tanto a la investigación como al desarrollo de insumos, de relevancia mundial. En Argentina, la farmacéutica tiene asiento y está dedicada “fundamentalmente a la comercialización y distribución de especialidades farmacéuticas”, según describe en su página web. Es por eso que los trabajos son delegados al laboratorio nacional de la biotecnológica mAbxience.

GINÉS GONZÁLEZ GARCÍA: “SEGUIMOS CONVERSANDO CON OTROS PROVEEDORES”
vacuna coronavirus

García, Vizzotti y Fernández. (Foto: prensa Presidencia)

A su turno, el ministro de Salud, Ginés González García destacó los buenos resultados que arrojaron hasta el momento las investigaciones de la Universidad de Oxford, pero aclaró que no se trata de la única negociación sobre la llegada de vacunas a Argentina. También destacó que el país sea elegido para la producción a nivel local.

“La vacuna no tiene terminado su ciclo pero claramente está a la delantera en cuanto a las fases clínicas”, destacó el ministro en relación al desarrollo de Oxford y AstraZeneca. En ese sentido, destacó las publicaciones científicas que, al 20 de julio, daban cuenta de su “extraordinaria capacidad de inmunidad” en las distintas pruebas que llevaron adelante en el mundo.

Además, indicó que no son las únicas negociaciones que está llevando adelante el gobierno para acercar las futuras vacunas al país, y entre ellas mencionó a los laboratorios que ya están realizando pruebas en Argentina y habló de más proveedores, pero sin dar mayores detalles.

Asimismo, insistió en el valor del anuncio, sobre todo en la posibilidad de acceder en tiempos más cercanos a los que planteaban otros proveedores, con un precio accesible para el Estado. Sobre este punto, destacó que buscaron “evitar riesgos en torno al acceso”, teniendo en cuenta que la producción de las vacunas está a cargo de los países más poderosos.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,