Denuncian que intentaron drogarlas cuando viajaban en remis

Dos mujeres hicieron pública la situación en redes sociales y radicaron las denuncias para que se investiguen los hechos. El supuesto conductor del auto se puso a disposición de la Justicia.

23/01/2019
Denuncian que intentaron drogarlas cuando viajaban en remis
(Foto: ilustrativa / QUÉ Digital)

El domingo pasadas las 23 Gimena decidió hacer una publicación pública en su red social Facebook. En ella denunció una situación que vivió durante esa mañana a bordo de un remís. Concretamente, expuso que en medio del viaje, el conductor pulverizó un spray en el vehículo, y subió la ventanilla. Y a partir de allí algunas partes de su cuerpo dejaron de responderle. “No siento las piernas, me mareo, no siento la boca, me quedo sin saliva, me pongo nerviosa”, relató y contó que tras ponerse en contacto con una compañera de trabajo -adonde se dirigía- logró bajarse en una estación de servicio. Pero afirmó que el conductor le dijo, antes de irse: “Te salvaste”.

El relato de la joven empezó a viralizarse a través de Facebook  en los últimos días y, según contó, otras mujeres se pusieron en contacto con ella para contarles situaciones similares. Y su denuncia no quedó allí: luego de radicarla formalmente en la comisaría cuarta con el objetivo de que se inicie una investigación penal, Gimena fue convocada a la Comisaría de la Mujer para ampliar su relato, aunque afirma que no recibió la respuesta esperada y que le recomendaron iniciar un acción contra la empresa a la que pertenecía el auto, Remicoop.

Según pudo saber QUÉ Digital, la denuncia de Gimena no es la única: hasta el momento al menos dos mujeres denunciaron penalmente la situación y en dos casos hicieron público lo sucedido a través de las redes sociales, con publicaciones que tuvieron miles de compartidas e incluso comentarios de mujeres que dijeron haber vivido situaciones similares. En un tercer caso, la mamá de una joven se puso en contacto con Gimena, la primera denunciante, luego de que a su hija le sucediera lo mismo. En paralelo a esta situación, un conductor se presentó en la comisaría y se puso a disposición de la Justicia.

En cuanto al relato inicial, de acuerdo a lo que expuso Gimena a través de su publicación en Facebook, y tal como lo había hecho previamente en la denuncia penal radicada, el hecho se produjo el domingo pasado a las 8 de la mañana cuando tomó un remis para ir a su trabajo.

“Cuando llega a la calle Neuquén y Colón dobla por Colón. Sigue camino, llegando a Colón y México saca de la puerta un frasco amarillo de esos que son perfumina para los taxis y remises, y tira. Automáticamente sube su ventanilla que era la única que estaba abierta. Antes de hacer media cuadra mi cuerpo se duerme, no siento las piernas, me mareo, no siento la boca, me quedo sin saliva, me pongo nerviosa”, expuso.

En ese marco, la joven dijo que simuló empezar a hablar por teléfono con una compañera del trabajo -con quien venía hablando por Whatsapp e incluso le había pasado su posición de seguimiento- para acordar bajarse antes de su destino. “Le digo a este hombre que me bajo en la YPF de Colón y Champagnat, él me responde que yo soy la pasajera y yo decido si bajarme o no. Me deja en Colón y Victoriano Montes, justo en la esquina del banco Superville. Me dice $110, le doy un billete de $200, me pide 10, se los doy. Y cuando me va a dar $100 de vuelto me dice: ‘Te salvaste’”, relató.

Y acto seguido, sumó en su relato: “Me bajo sin sentir mis piernas, y mi boca, mareada, llorando… Cruzo a la YPF, miro para atrás y él (estaba) parado en el remis en la esquina. Busco un policía, un móvil, algo, no había nadie”.

En su denuncia, la joven contó que luego llegó su compañera a quien había alertado acerca de la situación a través de Whatsapp. Y tras ello, y al salir de trabajo, se puso en contacto con la agencia de remis y señaló que desde allí le dijeron que hiciera la denuncia correspondiente, por lo que se dirigió a la comisaría cuarta donde expuso la situación y fue revisada por Cuerpo Medico.

Tras relatar lo sucedido, al menos otras dos mujeres se pusieron en contacto con Gimena para contarle hechos similares. En ese marco fue que dos de las denunciantes mantuvieron en las últimas horas un encuentro con las autoridades de la Comisaría de la Mujer y desde el área informaron que a ambas se les brindó “asesoramiento y asistencia con un equipo interdisciplinario”. En ese marco, pidieron a la comunidad que ante situaciones de este tipo se comuniquen inmediatamente al 911 o se dirijan a la Comisaría de la Mujer, ubicada en Juan B. Justo 3649. 

Algunas horas después de que el hecho tomara estado público -y teniendo en cuenta que ambas mujeres se comunicaron con la empresa para dejar asentada la queja- un conductor se presentó en la comisaría y se puso a disposición de la Justicia. Según pudo saber este medio, el hombre sostuvo que lo que había echado era un aerosol para desodorizar el auto y no una sustancia tóxica. A partir de esta situación, interviene en el caso la fiscalía Nº4.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios