Lunes 27 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
28/11/2020

Mar del Plata también tuvo su movilización contra la legalización del aborto 

Los sectores que se oponen a la aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) se concentraron en el centro de la ciudad bajo la consigna “Salvemos las dos vidas”. 

Mar del Plata también tuvo su movilización contra la legalización del aborto 
(Fotos: Qué digital)

Al igual que sucedió en distintos puntos del país, este sábado por la tarde en Mar del Plata los sectores que se oponen a la legalización del aborto -entre ellos vecinos y vecinas, instituciones religiosas y organizaciones de la sociedad civil- también tuvieron su movilización en el centro de la ciudad para manifestar su oposición al tratamiento y la posible aprobación del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE). Lo hicieron identificados con el color celeste y bajo la consigna que utilizan usualmente: “Salvemos las dos vidas”.

Tras la presentación del proyecto de legalización y regulación del aborto por parte del Poder Ejecutivo -iniciativa que comenzará a ser tratada la semana próxima en el Congreso de la Nación- vecinos, vecinas y quienes se identifican con la Iglesia católica y la evangélica, además de distintas organizaciones de la sociedad civil, se manifestaron en distintos puntos del país, con el objetivo de exponer su rechazo al proyecto que busca ampliar derechos del colectivo integrado por mujeres y personas con capacidad de gestar.

En ese marco, Mar del Plata tuvo su movilización contra el aborto durante la tarde de este sábado, en inmediaciones al Monumento a San Martín, y bajo las consignas “Salvemos las dos vidas”, “Marcha por la vida”, #LaMayoríaCeleste y#28NSalimosTodos. Con pancartas, banderas de argentina y el color celeste como denominador común, quienes se oponen al avance del proyecto de ley salieron a las calles para dejar en claro su postura.

Según consignó la agencia oficial Télam en la previa de la marcha, entre los organizadores de la convocatoria a nivel nacional se encuentra la Unidad Provida, que nuclea a más de 150 organizaciones de la sociedad civil. “Hay más de 100 causas prioritarias por las que mueren las mujeres, y mucho más en pandemia. Mueren 15 veces más embarazadas que quieren tener a sus hijos, 20 veces más mujeres por desnutrición o HIV, y 300 veces más por cáncer de mama”, sostuvo Ana Belén Mármora, activista de Unidad Provida en la antesala de las movilizaciones.

En esa misma línea, desde la Comisión Episcopal para la Vida, los Laicos y la Familia, que encabeza monseñor Pedro Laxague, alentaron “fervientemente” a participar de la manifestación “a favor del derecho humano a la vida de toda persona garantizado en la misma Constitución nacional”, según un comunicado. A su vez, desde la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (Aciera), que nuclea a las comunidades evangélicas y que tienen un alto poder de convocatoria, también se sumaron a la marcha.

Por su parte, y si bien desde el Obispado de Mar del Plata no convocaron a la movilización contra el aborto, días atrás sí emitieron un comunicado en el que dejaron en claro su postura, recordaron que “la Iglesia cuida siempre con predilección las dos vidas: la de la mujer y la del niño por nacer” y en ese marco consideraron que “la dignidad del niño por nacer, como la de toda persona en cualquier circunstancia, es absoluta y no debe ser vulnerada por nada ni por nadie”.

¿QUÉ DICE EL PROYECTO PRESENTADO POR EL EJECUTIVO?

El proyecto presentado por el Ejecutivo establece en sus artículos la posibilidad de decidir interrumpir el embarazo en los términos planteados por la ley, que la interrupción como el derecho a recibir atención post aborto transcurra a instancias del sistema de salud pública, y la prevención de los embarazos no intencionales mediante el acceso a información, educación sexual integral y a métodos anticonceptivos eficaces.

Entre otros aspectos, la norma establece en su artículo  que el acceso libre y gratuito a la interrupción voluntaria del embarazo abarca a los casos de personas que decidan hacerlo hasta la semana catorce inclusive del proceso gestacional. Por fuera de ese plazo, la ley contempla únicamente los casos de interrupción legal: si el embarazo fuera resultado de una violación, si se tratara de una niña de menos de 13 años, o si estuviera en peligro la vida de la persona gestante.

Además, en el artículo 5° la norma impone los plazos en los que el sistema de salud debe cumplir con el requerimiento de la persona para acceder a un aborto: como máximo debe responderse a su pedido en un plazo de diez días y la asistencia, además, debe contemplar por parte del personal de salud las condiciones óptimas que hacen al trato digno, la privacidad de la misma y el respeto a la confidencialidad. Asimismo, se debe respetar la decisión de la paciente, proveer la información necesaria y las condiciones sanitarias de calidad.

Leer también:

Otro de los puntos clave se encuentra en el artículo 10° y tiene que ver con la objeción de conciencia del personal de salud. En él se establece que el profesional que no quiera practicar la interrupción del embarazo podrá derivarlo a otro profesional, pero en los términos correctos enunciados por la ley y siempre que la vida de la persona solicitante no esté en riesgo. La objeción de conciencia, en cambio, no podrá ser replicada en la atención post aborto. 

Por otro lado, el artículo 13° del proyecto establece las modificaciones del Código Penal en busca de la despenalización de la práctica. Así, propone que el artículo 85 del Código Penal pase a penar con prisión de 3 a 10 años (con posibilidad de elevarse a 15 años si es seguido de muerte) a quienes practiquen un aborto sin consentimiento; y con 3 meses a un año a quienes practiquen un aborto luego de las 14 semanas de gestación y por fuera de las normativas vigentes en este proyecto de ley. 

A su vez, en lo legal también se incorpora el artículo 85 bis en el Código Penal para penalizar con de tres meses a un año de prisión e inhabilitación por el doble de tiempo al funcionario, autoridad o profesional de salud que dilate, obstaculice o niegue un aborto voluntario legal. 

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,