Martes 23 de abril | Mar del Plata
12/01/2024

Para pequeños productores, las reformas de Milei son “en favor de la casta empresarial”

Como plan de lucha contra el “decretazo” como la “ley ómnibus”, la Unión de Trabajadores de la Tierra realizó un feriazo solidario en el centro de la ciudad.

Para pequeños productores, las reformas de Milei son “en favor de la casta empresarial”
(Foto: archivo / Qué digital)

Pequeños productores agropecuarios nucleados en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) advirtieron cómo afectarán las reformas regresivas que intenta imponer Javier Milei específicamente sobre el sector, con el agravante que se trata de quienes producen buena parte de los alimentos que se consume en el mercado interno. Remarcaron que los cambios decretados e incluidos en el proyecto de ley benefician a la “casta empresarial” y como parte de un plan de lucha realizaron un feriazo solidario en el centro de Mar del Plata.

Numerosos sectores en las últimas semanas se declararon en estado de alerta ante las regresiones que propone Milei a través de su “decretazo” y la “ley ómnibus“, donde además de liberalizar la economía y dinamitar la regulación estatal, busca atacar directamente a algunos sectores productivos -como los ya marginados pequeños productores donde solo la UTT nuclea a 25 mil familias en todo el país- e incluso afectar directamente normas sobre las que asentaba la soberanía nacional.

Una de las más reformas subrayadas por la organización de productores en su declaración pasa por el intento de anular de la denominada Ley de Tierras Rurales el régimen que restringe la compra de tierras por parte de extranjeros. Es que, hasta el momento, la legislación limita el dominio o posesión de las denominadas tierras rurales al 15% del país, sin que cada propietario supere el 30% de las hectáreas que implica ese porcentaje ni las mil hectáreas en la “zona núcleo”.

Al respecto, cabe mencionar que la concentración de tierras en manos de pocos es prácticamente una de las bases sobre las que se construyó el Estado nacional, bases siguen prácticamente sin modificarse, con grandes grupos económicos que además controlan buena parte del proceso productivo con foco en el mercado externo y suelen ser un foco de presión hacia los gobiernos de turno.

Leer también:

En ese sentido, a ese problema estructural de la concentración en manos de grandes capitales nacionales –el censo de la tierra del 2019 del Indec arrojó que el 1,08% de las explotaciones concentra el 36,4% de la tierra, en una tendencia que se acentúa-, con estas reformas se agregaría la profundización de la extranjerización de la posesión de un insumo tan básico como la tierra: según datos de abril de 2022 del Registro de Tierras Rurales, General Pueyrredon tiene 126.395,94 ha rurales, de las cuales poco más de 9 mil están extranjerizadas, es decir, el 7.13%, lo cual de todos modos la ubica por debajo del tope del 15% que establece la Ley de Tierras para los municipios.

En su declaración, además, desde la UTT señalaron por un lado que Milei busca autorizar los desmontes en áreas de protección prioritaria de la Ley de Protección de Bosques, donde actualmente esas actividades extractivas están prohibidas. Sobre todo, apuntaron que “elimina el mecanismo previsto para el acceso a la información de los pueblos originarios y de las comunidades campesinas”.

Además, en torno a la quema de pastizales o vegetación que suelen realizar sobre todo los grandes propietarios para “limpiar” tierras con el objetivo de volver a explotarlas, advirtieron por el riesgo que implica la intención de autorizar solicitudes en 30 días incluso sin que el Estado se expida al respecto.

En cuanto a las grandes corporaciones del agronegocio, denunciaron que el gobierno nacional propone la adhesión del país a la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), desde donde se promueve las patentes sobre las semillas y plantas. Es decir, se trata de un negociado que propicia la concentración de más poder entre las corporaciones como Monsanto, en detrimento de la libertad de la agricultura familiar campesina, indígena, urbana y autogestiva de abastecerse de esos insumos productivos.

“Frente al avance de las políticas empobrecedoras de Javier Milei, que cercenan derechos y restringen libertades, en favor de la casta empresarial, desde la Unión de Trabajadoras y Trabajadores de la Tierra (UTT) recordamos que las elecciones no son un cheque en blanco, por eso exigimos a quienes integran el Congreso que pongan freno a esta avanzada autoritaria y legislen para el pueblo que representan, rechazando el DNU y la Ley Ómnibus”, solicitaron al tiempo que anticiparon su adhesión al paro nacional del 24 de enero.

“Con hambre hoy, no hay futuro mañana. La única necesidad y urgencia es comer“, concluye el comunicado.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

12/01/2024