Lunes 15 de abril | Mar del Plata
31/12/2018

Sobrevivió al derrumbe en Punta Mogotes: “Tengo dos días de vida”

Así lo expresó Romina, la mujer que se ve cruzando la calle en las imágenes de las cámaras de seguridad al momento de la tragedia, y quien se salvó de milagro por un grito de su padre.

Sobrevivió al derrumbe en Punta Mogotes: “Tengo dos días de vida”
(Foto: QUÉ Digital)

Un grito de su papá, un auto que se cruza y un charco fueron parte del destino que salvó a Romina de ser una víctima más de la tragedia en Punta Mogotes donde murieron una mujer y su hija tras desprenderse unos balcones de los edificios del centro comercial de Punta Mogotes. Las únicas consecuencias de ese día fueron un esguince de tobillo y el estado de shock por haber sido una de las protagonistas de este hecho, que quedó registrado en las cámaras de seguridad. “Al retroceder lo primero que me vino fue: ‘Me pisa el auto o me agarran las piedras'”, reconoció.

Romina es la mujer que sobrevivió al derrumbe de los balcones en Punta Mogotes y por ende una de las testigos de la tragedia. Este lunes, tan solo 48 horas después del accidente, la mujer de 38 años conversó muy conmovida ante los medios de comunicación sobre lo que recuerda de ese día. “Estaba cruzando, sentí el gritó de mi papá que me dice: ‘¿Por el sol vas a ir? ¿Por el sol nena?’, me gritó. Y fue lo que me hizo frenar el paso”, recordó.

Hace seis meses que Romina vive en la zona del centro comercial de Punta Mogotes, y en la rutina suele manejarse caminando sola con sus tres hijos, de seis, cuatro y dos años. “Yo la libré pero también podría haber sido una víctima fatal como fueron ellas”, reconoció. Y a la vez indicó: “Tengo otra hija que vive en Buenos Aires, que en estas horas debe estar viajando y estaba preocupada por si estaba lastimada. Es shockeante y muy traumático”.

Luego del derrumbe, Romina recién pudo ver este domingo el video que quedó registrado en la cámara de seguridad y sostuvo ante los medios que “no parece que fuera yo, no me veo reflejada. Todavía no reacciono”. El sábado al mediodía , la mujer estaba cruzando la calle y se salvó de milagro, en el momento del derrumbe. “Estaba cruzando, sentí el gritó de mi papá que me dice: ‘¿Por el sol vas a ir? ¿Por el sol nena?’, me gritó. Y fue lo que me hizo frenar el paso”, manifestó Romina, que en ese momento estaba sola y buscaba sortear la gente que estaba comiendo en la vereda.

En el momento del derrumbe, la principal testigo sintió “un ruido ensordecedor” y confesó: “Sentí que se me venían todas las piedras encima, retrocedí dos o tres pasos que es lo que se ve en el video y me frenó un auto. La sorteé por los dos lados”. Luego del incidente la mujer quedó en estado de shock: “Lo único que sé es que antes de anoche llovió, hubo muchos truenos y  lo poco que llegué a dormitar me levantaba asustada a ver a mis hijos”.

Además aseguró que en ningún momento llegó a ver a las víctimas, aunque también reconoció que si en ese momento hubiera habido gente en la heladería o que salía del supermercado, la tragedia podría haber sido incluso peor. “Unas personas me ayudaron a llegar caminando a mi casa porque no reaccionaba”, sumó y recordó que el del sábado “fue un trayecto de cinco minutos”. 

También la mujer señaló que los edificios que se ven por la costa no están en buen estado. “Edificio que veas no sé si será por la cercanía del mar, pero están desgastados, quizás por la salitre del mar”, subrayó. Y en este sentido agregó: “Ya le dije a mi mamá que voy a buscar algo más lejos de la costa. Me recuesto y veo una rajadura en el techo, ahora estoy más pendiente de todo. El gas, la luz, los enchufes que quizás en otro momento no”.

Después del impacto tras lo sucedido, y debido a los calmantes e inyecciones, recién ayer pudo hacer actividades. Y desde la comisaría que tomó intervención le informaron que se comunicarán con ella una vez que se empiecen a hacer las pericias. Pese a que sobrevivió a la tragedia, Romina explicó que el nivel de shock sigue siendo muy fuerte. “Por los ruidos, los nenes que se despiertan asustados. Quiero rezar que con el tiempo esto va a ir mermando, hoy a la tarde me voy a la gruta a agradecer otro día más de vida. No tengo 38 años y dos meses; tengo dos días de vida”, completó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

31/12/2018