Las 15 falencias del HIGA y otro pedido para que actúe la Justicia

En una nueva inspección, la Casa del Trabajador detectó falta de médicos e insumos, la guardia colapsada y hasta venta de turnos. Le solicitaron a un juez que le ordene a la Provincia solucionar todos los problemas.

20/08/2018
Las 15 falencias del HIGA y otro pedido para que actúe la Justicia
(Foto: archivo/QUÉ Digital)

Falta de médicos y de insumos básicos, venta de turnos y condiciones de hacinamiento en la guardia son algunas de las falencias detectadas en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) durante una inspección (similar a las realizadas a principios del 2018 y a mediados del 2017) que derivó en un nuevo pedido a la Justicia para que por vías legales le ordene a la Provincia de Buenos Aires solucionar cada uno de los problemas identificados.

A raíz de un amparo presentado por la Casa del Trabajador en el que le solicitó a la Provincia de Buenos Aires que asegurara el derecho al acceso a la salud a toda la población, en los últimos días se realizó una nueva inspección en el HIGA que volvió a constatar todo lo que falta y falla en el principal hospital de la zona.

El abogado Julio Hikkilo ya presentó un nuevo pedido ante el titular del Juzgado de Ejecución Penal Nº 2, Juan Galarreta, para que obligue a la Provincia a “arbitrar en forma urgente las medidas y medios necesarios para brindar una urgente solución a los múltiples problemas del hospital”.

En esta nueva inspección fueron identificadas claramente al menos 15 falencias, de las cuales gran parte persiste desde hace años:

-En la guardia hay faltante de médicos clínicos en forma permanente y la demora en atender a los pacientes es de 4 a 5 horas.

-A partir de las 00:00 horas no hay médicos clínicos en los consultorios, en consecuencia  toda la exigencia de atención recae en el único médico que está para recibir y atender de urgencias.

-Los médicos residentes no tienen un médico instructor que los guíe. Aprenden solos y a los golpes y cometiendo números errores.

-Faltan bocas de oxígeno, todas están ocupadas con los pacientes que están internados. Los trabajadores ante una urgencia tienen que improvisar haciendo ensambles caseros y no seguros para suministrar oxigeno.

-Faltan bombas de infusión para administrar medicamentos en forma continua a los pacientes que lo requieren.

-Hace varios meses hay faltante de medicamentos, entre ellos algo tan esencial como Ibuprofeno en ampollas, Ranitidina en ampollas para proteger el estómago de los pacientes que reciben medicamentos fuertes, ni Clexane para suministrar a los pacientes coronarios y con patologías que lo requieren.

-No hay guía de suero para suministrar medicamentos,

-Ante la falta de médicos se retacean los turnos.

-Las personas acampan y duermen afuera esperando un turno.

-Por la falta de médicos y turnos existe un mercado ilegal de venta de los mismos a $300.

-La guardia está saturada de personas internadas y hay un verdadero hacinamiento.

-A los pacientes infectocontagiosos se lo ubicada con otros sin aislamiento adecuado. Así hay pacientes internados con tuberculosis junto a otros que no lo tienen, poniendo con ello en riesgoso la salud de los trabajadores y demás pacientes.

-El mantenimiento de la infraestructura edilicia es deficiente, habiendo salas de internación sin baños, persianas que no se abren y goteras en sectores delicados.

-Por la falta de camas hay pacientes internados en silla de ruedas.

-Por toda esta situación de desidia de la administración provincial hay médicos que están evaluando renunciar en lo inmediato.

Desde la Casa del Trabajadores concluyeron: “Esta lesiva omisión del estado provincial vulnera los derechos a la vida y la salud de las personas del sector social más vulnerable que carecen de recursos para concurrir a otras instituciones privadas en procura de la atención médica que la Provincia no brinda en forma eficaz y efectiva, quedando de esta forma en una absoluta vulnerabilidad sanitaria”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios