Sábado 22 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
02/02/2020

El Equilibrista: “Al teatro lo voy haciendo casi siempre por necesidad”

Mauricio Dayub compartió con Qué digital detalles de la obra aclamada por el público en el marco de la temporada de verano en Mar del Plata.

El Equilibrista: “Al teatro lo voy haciendo casi siempre por necesidad”
(Foto: prensa "El Equilibrista")
Alina Rodríguez Martín

Autor: Alina Rodríguez Martín

[email protected] @AlinaNahime

Mauricio Dayub es de esos actores que actúan en serio, que viven la profesión con mucho respeto y compromiso. Sus espectáculos no consisten en alimentar el ego, todo lo contrario: la sinceridad es un subtexto que está latente durante “El Equilibrista”, una obra que cuenta sobre él, su familia y que, en complicidad con el público, pierde el equilibrio para encontrarlo de nuevo y contar una historia tan personal como la de cualquiera.

“Al teatro lo voy haciendo casi siempre por necesidad, siempre me surge por algo que necesito claramente. No podría decir cómo voy a seguir trabajando a futuro porque va a ser cómo necesite, según el estado en el que me encuentre”, compartió en una charla con Qué digital el artista, en el marco de la entrega de los premios José María Vilches 2020.

“Empecé como actor simplemente porque lo necesité en el medio. Por lo poco que era advertido por los productores y directores tuve que escribir para desarrollarme porque lo necesitaba y así pasé a ser actor, autor, director, dueño de una sala, casi siempre por un no del otro. Con lo cual a eso le estoy muy agradecido porque me permitió formarme y ser este actor que a veces uno no se la cree del todo, pero cuando el espectador lo ve y lo dice le hace bien”, enfatizó.

“El Equilibrista” es un unipersonal y Mauricio Dayub eligió estar detrás de cada detalle: desde los textos de cada monólogo hasta las luces, la escenografía y el vestuario. “Me inmiscuí con los responsables de cada rubro para ir aunando lo que debía quedar adentro del espectáculo; también lo produje, entonces pude ir eligiendo a cada uno de acuerdo de lo que iba necesitando el espectáculo. Es una tarea que creo que lleva muchos años de formación, de práctica”, señaló.

El trabajo que se puede disfrutar en “El Equilibrista” cuenta con una búsqueda y mucho trabajo detrás de escena. Y así lo relató Dayub, al ahondar acerca del proceso creativo: “(Fue) un año de aunar los textos, para que entre los tres -con Patricio Abadi y Mariano Saba- parezcamos uno solo, para que no se notaran las uniones de las manos de cada uno. Dentro de ese año, cinco meses y medio fueron ensayando arriba del escenario”.

La puesta en escena es mágica, parece como recién salida de un cuento. “Hemos incorporado cosas a la puesta dependiendo de los teatros porque tratamos de aprovecharlos al máximo. En Buenos Aires hay una trampa escénica y el personaje que aparece tocando el acordeón sale del buche del barco, cosas que algunas salas permiten y otras no”, graficó.

Este verano en Mar del Plata, Dayub comparte esta historia de miércoles a domingo en la Sala Bristol, algo que -para el artista- le otorga a la obra una cercanía muy linda para crear, “le pone un plus”, según resaltó.

Desde que se estrenó, la obra no para de cosechar elogios y distinciones. El año pasado ganó el Premio ACE de Oro 2019 y también obtuvo los galardones a Mejor Actor en Unipersonal y Mejor Director de Teatro Alternativo, por la labor de César Brie. En cuanto a esta temporada, la pieza recibió múltiples nominaciones a los Estrella de Mar 2020 y fue reconocida por el jurado de la Secretaría de Cultura en los Premios José María Vilches 2020.

Mi abuelo tocaba el acordeón junto a una caja que decía ‘Frágil’. Una caja similar a la que mi padre usaba para guardar las obras de arte, que remataba. Mi abuela soñaba con cajas que no abría. Un día le conté que yo también soñaba con una. Me aconsejó que no la abriera. Cuando me animé, la abrí, y entendí a mi papá. Luego abrí otra, y comprendí a mis tíos. Hasta que en la última, me encontré a mí. Mi abuelo había atravesado el mar con su acordeón, oculto en esa caja que decía ‘Frágil’. El mismo mar que tuve que atravesar yo, para saber de dónde venía. Ahora entiendo por qué.

Cada personaje que interpreta Dayub expone la identidad de su familia, que en definitiva expone la impronta de otras familias que se ven reflejadas. Así, “El Equilibrista” tiene una gran respuesta por parte del público y ya se aseguró otra temporada en Mar del Plata, algo que sorprendió hasta al artista: “Sobre todo viviendo en un país como el nuestro, tan cambiante que no se puede diagramar ni planear”.

“El equilibrio es básico pero lo tomé por una frase de mi abuelo que decía que ‘el mundo es de aquellos que se animan a perder el equilibrio’ y que fue algo que me pasó, entre los 18 y 20 años. Son cosas que también nos enseña la familia y es el tema de la obra”, sintetizó Mauricio Dayub.

Arriba del escenario, el artista es un arlequín que se despliega naturalmente. Desde que bajan las luces, Dayub y su equipo logran que el espectador no recuerde que fue a ver un unipersonal. Con el despliegue escénico, los recursos teatrales y gracias al intérprete que pone el cuerpo, hay diversos personajes a los que les dará forma, con distintos tonos de voz, con cambios de gestos, todo para relatar parte de su historia. Una verdadera aventura teatral que este verano logró cautivar a miles de marplatenses y turistas que asistieron a las funciones.

Cada personaje es presentado por el Dayub relator que los recuerda y decide rendirles homenaje. Su trabajo en escena no solo es notable, es sincero y amable; no sobran elementos ni textos, cada detalle está pensado y elegido para que el espectador termine de cerrar la historia. Es por eso que la puesta a cargo de César Brie es cautivadora, al combinar objetos, juegos lumínicos y un baúl del que emergerán los distintos cajones cargados de historias familiares.

Mauricio Dayub es un actor que se entrega y que en “El Equilibrista” está solo, pero potenciado en múltiples personajes. El mismo actor que 20 años atrás dejaba su impronta en “El Amateur“, ahora logra que aquellas imágenes se resignifiquen y fortalezcan, en un trabajo muy generoso.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,