Lunes 28 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
09/07/2015

Jauría ladra punk rock

Se presenta este jueves en Casa Rock. Será casi un show despedida de “Libre o Muerto”, su último trabajo de estudio. “Los discos son siempre excusas para plasmar esa posibilidad de darle vida a esas canciones en vivo”, cuenta el baterista Ray Fajardo.

Jauría ladra punk rock
(Foto prensa Jauría)

Jauría se presentará esta noche, a las 21, en Casa Rock –Córdoba 2580- en un recital que funcionará como una especie de despedida de Libre o Muerto, su disco de 2013. “Estamos disfrutando mucho terminar las canciones en vivo, que es donde se ve el alma”, dijo el bajista del grupo, Ray Fajardo.

Jauría se formó allá por 2009. Un grupo de perros callejeros sin banda se juntaron. Ciro Pertusi ya había dejado A77aque, Ray Fajardo no era más parte de El Otro Yo, Cabezones hacía mucho que no era Cabezones y Pichu Serniotti andaba solo y Mauro Ambesi no había encontrado estabilidad en grupos del under como Katarro Vandálico, Expulsados y De Romanticistas Shaolin´s.

En 2010 Jauría sale a la cancha con el disco Jauría, 17 canciones urgentes, punk rock antifascista, anti imperialista e intergaláctico. “El primer disco de Jauría fue grabado como una fotografía del presente que vivía la banda en ese momento, el punto de partida de las canciones que veníamos desarrollando en la sala y tocando en ese momento”, recuerda Ray Fardo, saca pecho y tira: “¡Ese primer disco fue grabado y mezclado en 20 días!”.

Los muchachos se tomaron su tiempo para presentarse en vivo. Dejaron que Jauría sonara, que identificaran las canciones, que no los etiquetaran como la banda del exmúsico de tal y cual. Pero tenían que presentarse en vivo y el 19 de enero de 2011 eligieron hacerlo en esta ciudad, en Abbey Road. “La previa a ese primer show fue una locura, parecíamos de 14 años, cuando recién empezábamos a tocar. El nivel de nervios y de ansiedad fue muy emocionante. Fue sentir `estamos nuevamente acá´”, dice el baterista.

Las composiciones de la banda se las reparten principalmente entre Ciro y Ray. Si bien para Pertusi esto es algo natural, ya que en A77aque escribió la gran mayoría de las canciones, para Fajardo esto fue algo nuevo: él estaba más acostumbrado a ser una especie de “arreglador” en El Otro Yo.  Pero el puesto de compositor no le quedó grande y la cabeza de Ciro parece inagotable para hacer temas; no había pasado un año de la salida del primer disco que Jauría ya tenía 38 canciones nuevas para la pre producción de lo que sería Libre o Muerte.

“Grabar, zapar, experimentar, esa es nuestra propia manera de ir encarando las canciones. Más de tener un concepto muy claro, es la música y la temática del mensaje lo que nos guía a una dirección, es algo más intuitivo”, explica el baterista, compositor y productor de la banda.

Con Libre o Muerto además se dio un cambio en la formación, Pichu Serniotti dejó la banda y la guitarra la tomó un viejo conocido de toda la jauría: Sebastián Ambesi, hermano de Maro. Ray explica que tuvo que pensar la producción en base a este cambio, ya que la guitarra de Sebastián es más “cruda y con más distorsión”.

Libre o Muerto hizo que la banda pasara por ocho estudios diferentes de grabación. Volvió a contar con Jim Wirt como productor y, de las 38 canciones eligieron finalmente 21. Todas mezcladas de manera analógica. “A la vieja escuela”, remarca Ray.

“Fue mucho material, fue casi un disco doble. La misma compañía nos dijo que era un suicidio comercial hacerlo, recomendación que no escuchamos, porque el proceso para elegir esas 21 canciones no fue un capricho ni una ambición desmedida sin fundamento. Fue un proceso natural. Todas tenían un porqué para estar ahí, pasan por un lugar, por ese viaje que es Libre o Muerto”, asegura Fajardo.

Y si los discos son fotografías del momento, en el recital la música se hace carne y piel. “Estamos disfrutando mucho terminar las canciones en vivo que es donde se ve el alma. Los discos son excusas para plasmar esa posibilidad de darle vida a las canciones. Lo más lindo o importante que tiene la música es el vivo, donde están personas ejecutando ahí y te conmueven y movilizan”, dice el batero de Jauría.

En el momento de tocar la batería me siento en mi propio territorio, en mi propia religión y conexión con el espíritu que es el núcleo generador de todo lo que hago, es lo mejor que me puede pasar”, cuenta Ray sobre cómo vive cada show de Jauría y agrega: “Es por lo cual, a pesar de tantos años de situaciones y dificultades, la música está siempre conmigo y yo siempre con ella, es una fidelidad profunda. Me expando, lo veo como un medio y como un elemento más para dar un mensaje, para compartir”.

Ray se sienta en la batería. Frente a él Ciro y los hermanos Ambesi. Más allá el público, la gente, la comunión con la música. Eso es Jauría. Y funciona diferente para cada uno. “Hay veces que, sin haber tomado nada para lograrlo, no tengo conciencia y pierdo la noción del tiempo y siento que no estoy controlando nada de lo que estoy haciendo en ese momento. Es un vértigo interesante. En esos breves minutos o segundos es cuando siento que estoy en el lugar que tengo que estar“.

Jauría se presentará esta noche en Mar del Plata, la ciudad que los vio debutar. Harán temas del primer disco y de Libre o Muerto, además de algunos autocovers de Ciro de sus años en A77aque. La banda prepara un DVD de registros en vivo de un show en la zona sur de Buenos Aires y otro que dieron en Córdoba, por el aniversario del Cordobazo. Además están por sacar un nuevo video clip y están a punto de comenzar un gira por todo el interior del país en la que harán unas 40 fechas.

Jauría ladra y ladra punk rock.

Ver más: , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios