Miércoles 30 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
09/04/2021

“Kassandra”, una obra que deconstruye el mito griego

El unipersonal interpretado por Marcos Moyano se podrá ver este domingo en el Espacio Teatral El Telón, España 1839.

“Kassandra”, una obra que deconstruye el mito griego

El unipersonal interpretado por Marcos Moyano que deconstruye el mito griego de “Kassandra” a través de un “falso stand up”, continúa con sus funciones. La obra que habitualmente se presenta en el Séptimo Fuego, este domingo a las 20:30 se podrá ver en el Espacio Teatral El Telón, ubicado en España 1839.

La obra “Kassandra” con texto de Sergio Blanco y dirección de Viviana Ruiz y Marco Moyano se presentará este domingo a las 20.30. El valor de la entrada es de $350, con consumición incluida. Por la pandemia de coronavirus recomiendan reservar el lugar previamente al (223) 542 7579 ó al (223) 592 4139.

“Esta última es una versión deconstruida del mito, puesta en boca de un personaje femenino que nació en cuerpo de varón”, explicaron quienes llevan adelante la puesta. Nació princesa y es trabajadora sexual. Nació troyana y habla inglés para sobrevivir en otros lugares del mundo; pero siempre, todo el tiempo, fue violentada por hombres y mujeres, silenciada e ignorada, considerada loca y hasta empujada a la esclavitud.

La mitología griega cuenta muchas historias, pero sin dudas que una de las maldiciones más crueles fue la de Casandra durante la Guerra de Troya. Era una joven ambiciosa y quería tener un don especial, por lo que rezó día y noche al dios Apolo, para que le concediera el poder de la clarividencia para así poder predecir el futuro. Apolo se enamoró de la joven, decidió concederle el deseo pero Casandra le negó su amor. Apolo se sintió humillado y la maldijo, a partir de entonces la joven podía adivinar el futuro, pero no podría evitar los acontecimientos ya que nadie creería jamás sus predicciones.

“El mito de Casandra es el paradigma de la violencia patriarcal. Apolo le escupió la boca en señal de su desaire, y eso que se decía el dios de la mesura: como ella no le brindó sus favores amorosos, la maldice de manera tal que nadie le creyera y que fuera en vano su posibilidad de ver el futuro; de ver qué iba a pasar”, resaltaron.

La obra juega en los ribetes del paradigma verdad y mentira, realidad y ficción, hasta tener el control absoluto del desempeño del grotesco, hasta esta periferia donde Casandra siempre ha habitado y ahora llega Kassandra para echarle luz y darle una voz.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios