Sábado 24 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
26/07/2015

Autopsia confirmó que el cadáver hallado es el de Pablo Bello

El cuerpo encontrado en Cerrito al 700 presenta una herida de arma de fuego en la zona del cuello. La familia reconoció que se trataba del joven desaparecido desde mayo. No pudieron determinar el tiempo que llevaba sin vida.

Autopsia confirmó que el cadáver hallado es el de Pablo Bello
(Foto: QUÉ Digital)

La autopsia practicada este domingo a la tarde sobre el cuerpo hallado el sábado en una fábrica abandonada en Cerrito al 700 confirmó que se trataba del cadáver de Pablo Bello, el remisero de 38 años desaparecido desde el 23 de mayo. La familia lo reconoció y se pudo constatar que presenta una herida de arma de fuego en la zona baja de la cabeza, en el cuello, dato que reforzó la hipótesis de un homicidio.

Los primeros indicios del hallazgo dejaban entrever que, por la zona en la que apareció el cuerpo y la vestimenta que llevaba (jean, zapatillas blancas y un chaleco de polar azul), se trataba de Pablo Bello. Además del lugar en el que fue encontrado, ya que el último indicio que se había tenido en el marco de la investigación era su auto, que apareció tres días después de su desaparición, el 26 de mayo, a escasos metros del asentamiento donde dos niños vieron el cuerpo en horas de la tarde de este sábado.

Así fue que 24 horas más tarde el cuerpo fue reconocido por la familia de Pablo Bello, que viajó de Berazategui a Mar del Plata tras conocerse la noticia. La autopsia realizada este domingo a la tarde terminó de confirmar la identidad del cadáver.

A su vez, el proceso demostró que la causa de la muerte de Bello fue un disparo de arma de fuego que impactó a la altura de su cuello. Según informaron fuentes judiciales, el cuerpo presentaba un estado de descomposición avanzado, por lo que hasta el momento no se pudo establecer el tiempo que llevaba sin vida ni en el lugar en la fábrica abandonada en la que fue hallado.

Si bien el fiscal de turno Alejandro Pellegrinelli participó del procedimiento policial que se llevó a cabo el sábado en Cerrito al 700 para retirar el cuerpo, la investigación continúa a cargo de la fiscal María Isabel Sánchez, quien desde un comienzo trabaja sobre la desaparición de Pablo Bello.

63 DÍAS DESAPARECIDO

Pablo Bello tenía 38 años, trabajaba como remisero y se había casado hacía poco más de un año. El 23 de mayo se lo vio por última vez con vida y desde ese momento nada más se supo de él hasta este sábado 25 de julio. El único dato concreto en el medio de su búsqueda fue su auto, que apareció desmantelado tres días después de su desaparición en Cerrito 736, a escasos metros de donde fue hallado en las últimas horas su cadáver, dentro de una fábrica abandonada convertida en asentamiento.

La principal hipótesis de su desaparición seguida de muerte parte de una supuesta relación amorosa entre su esposa y uno de sus amigos, quienes se fueron a vivir juntos tiempo después de que Pablo Bello desapareciera.

Ese amigo declaró en la causa y afirmó que el día de la desaparición, Bello estuvo en su casa y luego se marchó. A su vez dijo haber llamado al 911 cuando su amigo no retornó. Sin embargo, la familia de la víctima siempre puso en duda que haya existido esa llamada.

Durante 63 días no hubo rastros de Pablo y la hipótesis de un homicidio que fue reforzándose en este tiempo quedó confirmada al hallarse su cuerpo con un disparo de arma de fuego en la zona del cuello. Ahora, se espera que avance la investigación sobre los responsables de su muerte.

Ver más: , , , , , , , , ,


Comentarios