Lunes 24 de junio | Mar del Plata
06/12/2016

Municipales: “Si Dios quiere todo el mundo va a cobrar mañana”

El intendente se refirió a los constantes conflictos con los municipales y aseguró que el gobierno está en condiciones de pagar “en tiempo y forma”. “Lo único que hace falta es que los presidentes de bloque emitan una autorización”, advirtió.

Municipales: “Si Dios quiere todo el mundo va a cobrar mañana”
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Mientras continúa la puja entre el gobierno local y el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) en relación al aumento solicitado por el gremio -y a días del inicio de un nuevo mes, lo que implica el pago de los salarios-, el intendente Carlos Arroyo aseguró que el Ejecutivo está en condiciones de pagar los sueldos “en tiempo y forma”. “Si Dios quiere mañana todo el mundo va a cobrar”, aseguró y dijo que “lo único que hace falta es que los presidentes de bloque emitan una autorización”.

En declaraciones a la prensa, el jefe comunal admitió que “todavía siguen las tratativas” y explicó: “Lo único que hace falta es que los presidentes de bloque del Concejo Deliberante emitan una autorización para que yo pueda hacer el decreto; está previsto todo con el Banco Provincia, ayer estuve en Buenos Aires, hice un largo viaje, numerosas tratativas y si Dios quiere mañana todo el mundo va a cobrar”.

En esa misma línea, y en relación al pago del medio aguinaldo también, el intendente quiso esquivar la polémica al asegurar que “faltan todavía unos cuantos días”. “No nos adelantemos tanto”, bromeó, aunque de todas formas aclaró que “el proyecto por supuesto que es pagarlo” y le pidió a la población que esté tranquila: “Estuve ayer en el Ministerio del Interior y está previsto. Quédense tranquilos que he pensado en todo, estamos trabajando”.

Consultado respecto a su vínculo con el STM -gremio que ha estado a la cabeza de uno de los mayores conflictos del gobierno en su primer año de trabajo-, Arroyo aseguró tener mucho respeto por el sindicato, además de “mucho aprecio por la mayoría de sus integrantes”. “Creo que ellos hacen su trabajo, lo hacen bien, tal vez demasiado duro, pero trabajan muy bien. Lo tengo que reconocer”, admitió, aunque al mismo tiempo sentenció: “Yo trato de hacer el mío, pero no hay una mala relación, hay una muy buena relación, yo comprendo lo que ellos pretenden, lo único que les pido es que entiendan también que si yo no puedo a veces dar lo que se pretende no es porque yo no quiera o porque yo piense que sea injusto”.

Finalmente, el intendente justificó los inconvenientes en el pago al asegurar, como lo ha hecho en otras oportunidades, que el “problema real” es la falta de recursos. “Nunca voy a estar en contra de que el trabajador mejore su sueldo, que les quede bien en claro. El tema está en cuándo se puede y cuándo no se puede. Hay un límite, yo llegué a un límite, hice lo imposible, más no puedo”, completó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

06/12/2016