Domingo 29 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
03/05/2019

Paseo Hermitage: por ahora, Arroyo no quiere hablar del tema

Desde el grupo empresarial de Aldrey Iglesias se anunció un presunto acuerdo para mantener la concesión del espacio, pero el gobierno ni lo confirmó ni lo desmintió. Prometieron un anuncio para el lunes.

Paseo Hermitage: por ahora, Arroyo no quiere hablar del tema
(Foto: archivo / QUÉ Digital)

Silencio. A 24 días de haber anunciado con frases estridentes la quita de la concesión que el polémico empresario Florencio Aldrey Iglesias tiene sobre la Unidad Turística Fiscal Las Toscas – Paseo Hermitage y luego haber suspendido la ejecución de ese decreto de manera temporal, el gobierno de Carlos Arroyo no quiere hablar por estos días del tema. Así lo evidenció este viernes al negarse a responder sobre la situación actual, luego de que integrantes del grupo empresario anunciaran vía redes sociales un presunto acuerdo para mantener la concesión del espacio emblemático de Mar del Plata.

La información comenzó a trascender este jueves por parte, justamente, del grupo empresario de Aldrey Iglesias. Fue el subdirector del diario La Capital –desde donde una vez conocida la caducidad se expuso visiblemente el malestar-, Marcelo Pasetti, quien en sus redes sociales afirmó: “Tras un acuerdo entre las partes quedó sin efecto el decreto municipal de caducidad del Paseo Hermitage y se renegoció el canon”.

QUÉ Digital intentó comunicarse en varias oportunidades con diversos funcionarios para confirmar o desmentir esa información vertida desde el propio grupo empresario involucrado, pero las respuestas fueron negativas. Por eso, este viernes en una conferencia de prensa convocada para abordar otro tema, este medio le preguntó al intendente Arroyo.

“La semana que viene, el lunes, vamos a convocar a una conferencia de prensa y vamos a informar documentadamente y completamente a todo el mundo sobre este tema”, se limitó a responder el funcionario. En la previa de la conferencia de prensa se había pedido que las preguntas sólo se limitaran al tema en cuestión -un aval de la Suprema Corte a los pedidos del gobierno para que no se permitan los cortes de calles y rutas en protestas sociales- y que no se hablara de otros temas, fuera cual fuera su relevancia.

El “Emprendimiento Paseo Las Toscas y Paseo Hermitage”, ubicado al sur de la Playa Bristol, es explotado por el empresario desde 1999 y tiene una prolongada vigencia hasta 2029.

La decisión y el análisis concreto de la quita de la concesión se había tomado en septiembre del año pasado. Y finalmente el 9 de abril pasado se concretó la firma del decreto y el intendente lo anunció en una estridente conferencia de prensa acompañado por el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente; el de Economía, Hernán Mourelle; el de Legal y Técnica, Gustavo Gil de Muro y la titular del Ente de Turismo (Emtur), Gabriela Magnoler.

El intendente apuntó a sus antecesores por haber permitido la situación y remarcó que los valores que abonaba Aldrey Iglesias en concepto de canon al Estado eran “una burla”: Emprendimientos Terminal pagaba $833 por mes por el casino Del Mar -que se encuentra clausurado también por irregularidades- y $8300 por el resto de la licitación, es decir sólo alrededor de $9 mil pesos por mes por la explotación de los múltiples espacios públicos.

En el decreto se dispueso la inhabilitación de Hermitage S.A., la firma del empresario español, por un período de 5 años para presentarse a futuras licitaciones y le dió un plazo “perentorio e improrrogable” de cinco días para desocupar la totalidad del espacio.

Sin embargo, ese plazo de cinco días no fue cumplido teniendo en cuenta que a los pocos días de emitido y difundido el decreto el propio Arroyo suspendió su ejecución de manera temporal. En ese momento el gobierno omitió informar ese paso administrativo y una vez que trascendió -ya que lo presentó ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo en el marco de un pedido de medida cautelar interpuesto por la empresa- los voceros oficiales intentaron justificar de que se trataba de una jugada para evitar el posible dictado de una medida cautelar que frenara el decreto.

El insólito canon abonado por la empresa fue reconocido en un editorial publicado en el diario La Capital. “Sí, es verdad que actualmente el canon que se paga es de $110.000 por año, pero hay que tener presente que el contrato de concesión se firmó en 1999, en plena vigencia de la convertibilidad. Para ese entonces, el canon era muy elevado. Lo que ha sucedido es que el proceso inflacionario de los últimos años ha erosionado ese monto” y cuestionaron que pese a que “la Municipalidad tiene alternativas para plantear el perjuicio que les ocasionó el proceso inflacionario y la devaluación que el propio Estado generó, y solicitar una revisión del monto del canon”(…) ninguno de los gobiernos municipales de los últimos 20 años, ni tampoco el actual gobierno, ha iniciado este proceso de readecuación del canon”.

Tras todo ello, y sin explicar por qué hasta este momento no se había iniciado el proceso de readecuación del canon, el gobierno se llamó a un llamativo silencio que se rompería, de acuerdo a lo dicho por el intendente, el lunes.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,