Martes 07 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
23/01/2023

Central 9 de Julio: vecinos advierten por una posible contaminación ambiental

Elevaron un escrito a las autoridades de la central eléctrica en el que señalan la existencia de ruidos que sobrepasan los permitido y desprendimiento de hollín.

Central 9 de Julio: vecinos advierten por una posible contaminación ambiental
(Foto: archivo / Qué digital)

Un grupo autoconvocado de vecinos y vecinas de los barrios que rodean a la central eléctrica 9 de Julio comenzaron a manifestar en las últimas semanas su preocupación por la existencia de ruidos que, afirman, sobrepasan los permitido y desprendimiento de hollín y elevaron un escrito a las autoridades en el que pidieron que se investigue la posible contaminación ambiental. La Municipalidad intervino ante la denuncia y la empresa respondió que es auditada para “mantener la certificación de su sistema de gestión ambiental” y que realizará “a la brevedad” un nuevo estudio para la medición sonora.

Los reclamos comenzaron a potenciarse y hacerse públicos en las últimas semanas pero las y los vecinos aseguran que la situación viene agravándose desde el último año.

En detalle, denuncian que existen “graves irregularidades” en torno al funcionamiento de la central eléctrica ubicada sobre la avenida De los Trabajadores 801 y por eso elevaron un escrito al gerente general de la empresa Centrales de la Costa SA en la que piden que se inicie una “investigación formal” respecto a situaciones que “afectan la salud y tranquilidad de los vecinos de barrios linderos”.

El reclamo vecinal plantea que la central “emite ruidos que sobrepasan lo permitido en áreas urbanas” y que también “desprende hollín” al entender que ello se produce “al encender determinados generadores cuya antigüedad es mayor a la recomendada para cumplir con la normativa vigente y garantizar la inocuidad de las emisiones”.

En ese sentido, señalan que datos particulares recogidos por vecinos “han determinado que muchos generadores antiguos carecen de mantenimiento y que ello, sumado a otros problemas de falta de reparaciones o reemplazo de tecnología obsoleta, produce contaminación ambiental, un estruendo notable y emisiones de hollín que están afectando física y emocionalmente a diversos vecinos”. Incluso denuncian que hay quienes presentan “graves problemas de salud”.

Asimismo, en la nota piden a que se instalen “barreras de sonido” y se revise “el mantenimiento general de los generadores antiguos que aún se encuentran en funcionamiento”.

La empresa provincial Centrales de la Costa Atlántica S.A. produce y comercializa energía eléctrica a través de la operación de cuatro centrales ubicadas en la costa atlántica bonaerense, una de ellas en Mar del Plata y las otras tres en Madariaga, Necochea y Mar de Ajó. Según informa la empresa, la central de Mar del Plata -que fue repotenciada en 2017 tras años de reclamos- cuenta con parque generador compuesto por ocho unidades turbo gas y dos unidades turbo vapor, en tanto que la potencia total instalada es de 283 MW.

LA RESPUESTA DE LA EMPRESA

Los reclamos vecinales también fueron elevados a la Municipalidad y desde el Departamento de Higiene Acústica y Nocturnidad trasladaron el reclamo a través de un expediente a la empresa, que la semana pasada emitió una respuesta con informes que las y los vecinos señalaron como “obsoletos” en función de su vigencia.

En ese escrito, desde la firma reseñaron que la planta se encuentra en ese lugar desde 1954, que mantiene 150 fuentes de trabajo y que su funcionamiento es “indispensable para dotar de energía a eléctrica a todo el Partido de General Pueyrredón” además de que “esta época estival conlleva a que la generación de energía deba ser continua para prestar un servicio de calidad, no sólo a todos los vecinos de la ciudad sino también a los visitantes”.

Por fuera de esas consideraciones, desde la empresa afirmaron que el 16 de enero el Ministerio de Ambiente bonaerense a través del Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) realizó una inspección en la central y solicitó a la firma que en el plazo de 45 días realice un informe actualizado de la determinación de niveles de ruidos trascendentes al vecindario. “Ese informe los realizaremos a la brevedad posible”, prometieron.

Además, señalaron que en febrero de 2021 se llevó a cabo la última medición de niveles de emisiones sonoras por un laboratorio externo que “concluyó que las emisiones sonoras no resultan molestas para el entorno próximo al predio de la central”. A ello sumaron que semestralmente “se miden las emisiones sonoras con personal propio cuyo resultado se envía al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) en cumplimiento de la normativa aplicable” y que la última medición se concretó el 27 de septiembre de 2022.

Asimismo, remarcaron que la central “a fin de mantener la certificación de su sistema de gestión ambiental (SGA)”, obtenida en 2004, “es auditada por diferentes autoridades de aplicación a efectos de acreditar que su SGA cumple no sólo con los lineamientos de la norma ISO 14001, sino con todos aquellos requisitos que como agente generador del Mercado Eléctrico Mayorista debe observar para poder operar en su actividad de interés público -en jurisdicción nacional- incluyendo todas las normas ambientales que le resultan aplicables en función de la localización de sus establecimientos”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios