Miércoles 08 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
15/11/2019

Dos años sin el ARA San Juan: una emotiva ceremonia y condecoraciones

Sin la presencia de autoridades del gobierno, la Armada recordó a los 44 tripulantes y le entregó a los familiares la condecoración “al honor militar”.

Dos años sin el ARA San Juan: una emotiva ceremonia y condecoraciones
(Fotos: Qué digital)

Al cumplirse dos años del último contacto y de la desaparición del submarino ARA San Juan, la Base Naval de Mar del Plata fue escenario de una emotiva ceremonia con la presencia de autoridades de la fuerza -no así del gobierno- y de familiares y allegados a los 44 tripulantes que fueron condecorados con la medalla “al honor militar”.

La ceremonia se inició pasadas las 15.30 y estuvo encabezada por el jefe del estado mayor de la Armada, José Luis Villán; el subjefe, Eduardo Alberto Fondevila Sancet, y el comandante de adiestramiento y alistamiento de la fuerza, Fabián Gerando Dángelo. Si bien se especuló con la posible llegada a la ciudad para participar del acto del presidente Mauricio Macri y del ministro de Defensa, Oscar Aguad, eso finalmente no ocurrió. Quien sí estuvo presente fue el intendente electo de la ciudad, Guillermo Montenegro.

La ceremonia llevada adelante en la Base Naval tuvo como objetivo entregar a los familiares directos de los tripulantes del submarino la condecoración y medalla “al honor militar”, acción que fue realizada por el jefe de la Armada.

“Para algunos hechos de la vida simplemente no existen palabras. Es tan fuerte el impacto en el alma que el silencio se  vuelve irreemplazable y, paradójicamente, resulta lo más elocuente. Sin embargo, es preciso buscar palabras para honrarlos”, expresó previamente Villán y entre esas palabras destacó el coraje, compromiso, vocación, servicio, profesión y ejemplo.

“Estamos aquí para intentar suplir un silencio, con palabras que sabemos limitadas, con gestos que nunca alcanzan”, reconoció el jefe de la Armada y también hizo foco en su discurso en el ejemplo y en el cumplimiento de la palabra de los tripulantes. “Sus ausencias estarán permanentemente presentes en este espacio”, señaló luego, antes de que Juan Aramayo -padre de uno de los submarinistas- descubriera como representante de los familiares una placa en un espacio de la Base, con los nombres de los 44 tripulantes.

Durante la ceremonia también fue leída una carta enviada desde el Vaticano para los familiares, en la que el Papa Francisco dijo renovar su ofrecimiento “por el eterno descanso de los 44 tripulantes”, al tiempo que manifestó “su afecto y cercanía con los familiares y demás seres queridos”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,