Martes 10 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
06/02/2019

El Consejo Escolar acordó implementar el cupo laboral trans

Desde la Asociación Mundo Igualitario celebraron la decisión y la extensión del cupo al 10% para ocupar cargos de personal no docente y auxiliar: “Permitirá que compañeras ingresen a cargos y salgan de la situación de prostitución”.

El Consejo Escolar acordó implementar el cupo laboral trans
(Foto: archivo/ QUÉ Digital)

Integrantes de la Asociación Mundo igualitario (AMI) volvieron a hacer historia este martes. Se presentaron en la primera sesión ordinaria del año del Consejo Escolar alertadas por un comunicado interno de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia, a través del cual se le solicita “a las y los consejeros escolares de la Provincia unificar los listados” de personal no docente y auxiliares, en contra del espíritu de la Ley provincial de cupo laboral travesti trans Nº 14.783 “Diana Amancay Sacayán” aprobada en 2015.

“Luego de exponer nuestros testimonios, logramos una jornada histórica para nuestro colectivo acordando con las y los consejeros escolares  que se cumpla con el espíritu de la ley al respetarse el cupo. Además, se acordó por unanimidad que se garantice la igualdad de ese cupo y que se extienda a un 10 %, de la misma manera como ya se ha desarrollado en otras oportunidades con personas pertenecientes al colectivo de discapacidad y ex combatientes de Malvinas”, expresó Cintia Pili -histórica activista y quien fue candidata a consejera escolar en 2013 y 2015- en diálogo con QUÉ Digital, luego de participar de la sesión junto a Agustina Ponce y Claudia Vega, presidenta de AMI. Además, estuvieron también presentes trabajadoras nucleadas en ATE.

Ante la decisión de que se cumpla y se implemente el espíritu de la ley y que se extienda el cupo del 1% al 10%, en unos 15 días se firmará el acta que “va a poder conceder que compañeras ingresen a cargos y salgan de la situación de prostitución”, destacó Cintia Pili.

Luego, en marzo se realizarán las asambleas en las que 16 personas -que ya se presentaron previamente en los procesos de evaluación- podrán participar para el ingreso a cargos de personal no docente y auxiliar a distintas instituciones de la ciudad. Otro de los logros obtenidos por el colectivo es el de poder brindar talleres de sensibilización en las escuelas provinciales a todo el personal que así lo requiera (docente, no docente o con cargo político).

 LA RESOLUCIÓN INTERNA Y LA EXTENSIÓN DEL CUPO 

Desde el colectivo se vieron alertadas por la situación al conocer la resolución interna 1/19 a través de la que la Dirección General de Escuelas solicita a las y los consejeros escolares de la Provincia unificar ambos listados. Según advirtieron, esta normativa se contraponía con la Ley provincial de cupo laboral travesti trans  Nº 14.783 “Diana Amancay Sacayán”, aprobada en el 2015, que establece un cupo para personas trans del 1% en dependencias públicas.

Previo a darse a conocer esa comunicación, desde AMI destacaron que la misma Dirección General de Escuelas había mandado un comunicado público solicitándole al colectivo travesti trans que se presentara para generar nuevos puestos de trabajo en ámbitos educativos como auxiliares, según explicó Pili.

Más allá de la reglamentación de la ley, a las integrantes de AMI les pareció muy importante esa solicitud. “Nos contactamos con compañeros y compañeras del colectivo travestis trans para que se presentara a este concurso.  Se presentaron 16 personas al concurso y nos llamó mucho la atención que ninguna de estas personas tenga un puntaje alto, el más alto es 30 puntos y el menor tiene 0,3 puntos”, subrayó Pili.

En este marco, consideró que esta situación tiene que ver con la falta de acceso a políticas públicas como lo es la educación. “Por supuesto que el currículum no tiene experiencia laboral porque la mayoría de las travestis y trans, de hecho me incluyo, hemos tenido que  ejercer la prostitución como única alternativa laboral. Desde muy pequeñas fuimos arrojadas a la ruta”, analizó la integrante del colectivo que hace cinco años ocupa un cargo municipal.

En ese sentido, explicó que no estaban de acuerdo con los métodos de evaluación y por eso repudiaron el comunicado interno que exigía la unificación de los listados. “Cuando piden la unificación vemos un retroceso en este sentido. Nos parecía un retroceso porque obviamente al unificar los listados, se pierde el espíritu de la ley que busca ampliar derechos”, señaló.

En este marco, Cintia Pili remarcó que algunos municipios no necesitaron la reglamentación de la ley sino “voluntad política”. Finalmente, con el debate de los consejeros escolares y por unanimidad se logró extender  a un 10% el cupo, algo que ya ha sucedido por reglamento interno: “Estamos muy contentas aún más sabiendo la realidad que está viviendo hoy en día nuestro país con tantos despidos. Obtener este logro es muy significativo en este sentido, sabiendo que muchas personas pierden sus puestos de trabajo y tener la posibilidad del 10% y votado por unanimidad de este cuerpo de consejeros nos parece sumamente importante y lo celebramos”.

Por último, desde AMI compartieron: “Volvimos muy contentas,  justamente se cumplen tres años de la muerte de Lohana Berkins, compañera impulsora y redactora de la ley de género que lleva el nombre de nuestra compañera asesinada, que fue la primera figura de travesticido que es Diana Amancay Sacayán”.

 ASOCIACIÓN MUNDO IGUALITARO 

Desde AMI (Asociación Mundo Igualitario) sostienen este tipo de avances como política pública y el cupo como herramienta de reparación de una población castigada a lo largo de los años: niñas trans arrojadas a la ruta a prostituirse como única alternativa, falta de acceso a un trabajo, a la salud integral, a la educación y vivienda.

“Nos parece que este tipo de cupos de discriminación positiva lo que hace es darle herramientas a una población que históricamente fue estigmatizada, expulsada de las instituciones nos permite un cambio radical”, argumentó Cintia Pili.

Producto de la compleja situación en la que viven travestis y trans el promedio de vida de una persona trans no supera la expectativa de 35 a 40 años. En lo que va del 2019, 11 personas trans murieron: algunas fueron asesinadas y otras producto de la falta de atención médica, porque no tienen acceso a la atención correspondiente y cuando llegan a ser internadas, ya presentan un gran deterioro.

AMI travestis trans

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , ,