Lunes 27 de mayo | Mar del Plata
11/04/2024

La Feria Mitre, entre la sorpresa y el malestar: el Municipio retiró los puestos

En paralelo al operativo para desmontar decks gastronómicos, el gobierno retiró las estructuras de la Feria Mitre aunque las y los artesanos aseguran que no fue lo acordado.

La Feria Mitre, entre la sorpresa y el malestar: el Municipio retiró los puestos
(Fotos: Qué digital)

En paralelo a los operativos que comenzaron esta semana para retirar los decks gastronómicos que no se adecuaron a la normativa vigente, el gobierno municipal retiró las últimas estructuras que quedaban como parte de los puestos fijos de la Feria Social Mitre en la Plaza San Martín y, más allá de la normativa que establece plazos para el funcionamiento de los puestos, generó sorpresa y malestar entre las y los feriantes que, aseguran, no fue lo acordado.

Este miércoles Inspección General encabezó un operativo para desmontar los últimos puestos fijos de la Feria Social Mitre, ubicada sobre Mitre entre San Martín y Luro, que luego de un largo camino y arduas negociaciones con el gobierno municipal y, sobre todo, con el exfuncionario de Cultura, Carlos Balmaceda, obtuvieron la ordenanza que los regula en donde, entre diferentes puntos, las y los feriantes acordaron una puesta en valor del espacio y el cambio de puestos fijos por puestos desmontables.

Así, la jornada de este jueves llegó para las 80 familias nucleadas en la Feria Mitre con la sorpresa de la decisión tomada por el gobierno municipal que −amparado en la vigencia de la ordenanza que los regula−, definieron los feriantes, sin previo aviso y de manera “deliberada” removió este miércoles de forma “destructiva” las estructuras que quedaban armadas en el espacio tras el cierre de la temporada de verano y Semana Santa.

Es que la feria funciona exclusivamente durante la temporada de verano (hasta Semana Santa) y luego fines de semana largos y el receso invernal y una de las modificaciones planteadas por parte del Municipio al momento de aprobar la normativa que pasó a regular su funcionamiento en junio del último año, tuvo que ver con una “puesta en valor” del espacio público en torno a los puestos: pasar de ser estructuras fijas a ser desmontables y, de esa manera, “liberar la plaza” en las fechas en las que no funciona.

Sin embargo, prácticamente una semana después de la festividad cristiana, las y los feriantes aseguran que retiraron un 70% de las estructuras desmontables que, tras la nueva normativa, fueron readecuando con sus propios ingresos, en medio de un contexto económico por demás complejo ante la crisis, y a través de un diálogo “fluido” con el gobierno de Guillermo Montenegro, según plantearon.

“Lo que hicimos con Balmaceda, cuando salió la ordenanza que se firmó por unanimidad en el Concejo, fue una negociación: que los puestos desmontables se armen en temporada alta, en diciembre, hasta Semana Santa y luego que quede todo el espacio libre. Pero eso lleva una transición, tiempo”, expuso en diálogo con Qué digital Matías, referente de la Feria Mitre.

Leer también:

Sin embargo, cuando las ferias pasaron a depender −no sin críticas y malestar general− de la Secretaría de Desarrollo Productivo e Innovación, hoy renombrada “Secretaría de Desarrollo Local e Inversiones”, también establecieron con los funcionarios a cargo −aseguran− un diálogo “fluido” a raíz del cual tras Semana Santa informaron al gobierno municipal de los avances en el desarmado de los puestos.

“Selena Marinelli (funcionaria de Desarrollo) me llamó la semana pasada, le mandamos fotos que habíamos desarmado tres cuartas partes de la feria y me preguntó por la otra parte. Le dije que la intención era levantarla, como habíamos prometido, pero que nos den un poquito más de tiempo porque la parte económica de la temporada fue un poco mala. Le dijimos que la idea era hacerlo, pero que teníamos una transición que habíamos hablado con Balmaceda y me dijo ‘bueno tranqui’“, relató Matías.

En esos términos, para la Feria Mitre el accionar municipal que incluyó un acta y la rotura de buena parte de sus estructuras, con todo el esfuerzo “a pulmón” que costó su montado, no solo se tradujo en una inesperada sorpresa para las y los feriantes a partir del buen diálogo que, definen, tenían con el gobierno de Montenegro, sino en malestar y angustia en un contexto de crisis que despierta la incertidumbre por su continuidad.

“¿Con qué armamos ahora en vacaciones de invierno o un fin de semana largo? ¿Tienen 50 gazebos para darnos? No. Entonces ¿cómo van a romper toda la feria? Rompieron todo y no tienen un plan b para solucionarlo. Veníamos cumpliendo, dejábamos todo limpio. La idea era el mes que viene juntar un mango más, desarmar y hacerlo desmontable“, lamentó Matías.

Desde la Municipalidad, por su parte, justificaron el retiro de los puestos en el marco de la ordenanza vigente que “busca liberar el espacio público y fortalecer la seguridad al vecino”, más allá de la transición acordada con las y los feriantes, y según detallaron removieron estructuras metálicas fijas al suelo.

De todas maneras, tras los reclamos, desde el gobierno devolvieron a las y los feriantes los restos de las estructuras retiradas e incluso, a través de un comunicado, desde la Feria Mitre aseguraron que les prometieron “reconstruir y poner en valor la feria para las vacaciones de invierno”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

11/04/2024