Lunes 27 de mayo | Mar del Plata
22/04/2024

Parque eólico: buscan declarar a Sierra de la Peregrina como “paisaje protegido”

A la espera de que el Ministerio de Ambiente se expida, desde la asamblea vecinal buscan lograr la relocalización del proyecto. 

Parque eólico: buscan declarar a Sierra de la Peregrina como “paisaje protegido”
(Foto: archivo / Qué digital)

A la espera de que el Ministerio de Ambiente de la Provincia de Buenos Aires se expida luego del cierre del plazo de participación pública en enero, desde la comunidad de Sierra de la Peregrina impulsan la presentación de un proyecto de ley en busca de declarar el área como “paisaje protegido” tras el conflicto por la iniciativa que apunta a la instalación de un parque eólico alrededor de la Reserva Natural “Paititi”.

Según anticiparon desde la asamblea de vecinas y vecinos que se organizó al conocerse la iniciativa, la intención es impulsar un proyecto de ley -que deberá pasar por la Legislatura bonaerense- para que el espacio pase a estar protegido en base a la normativa provincial. Y para eso, como uno de los próximos pasos, buscarán el acompañamiento del intendente Guillermo Montenegro, a quien tienen previsto presentarle una nota mientras esperan ser recibidos por la comisión de Ambiente del Concejo Deliberante.

El objetivo de fondo de las y los vecinos organizados en asamblea es lograr la relocalización del parque eólico que podría instalarse en Sierra de la Peregrina en caso de avanzar el proyecto que ahora está en estudio por parte del Ministerio de Ambiente provincial tras la consulta pública realizada meses atrás.

Leer también:

En detalle, a través del proyecto de ley que buscan que sea acompañado por el gobierno municipal plantean que se declare como paisaje protegido la Sierra de la Peregrina que incluye el área de instalación del parque que limita con la reserva natural “Paititi”, en sintonía a lo que establece la ley provincial N°12.704.

¿Qué establece la normativa? En sí, regula las condiciones para los espacios que puedan ser declarados como “paisaje protegido de interés provincial” o “espacio verde” y así protegerlos y conservarlos.

La ley establece que las áreas que sean declaradas como tal deben ser de acceso público −aunque todas las sierras en General Pueyrredon son privadas− y tender al “bienestar común” con el objetivo de elevar la calidad de vida de la población pero también la protección del ambiente, uno de los puntos principales sobre el que se volcó la comunidad de vecinos y vecinas de Sierra de la Peregrina, e incluso investigadores y científicos, a lo largo del período de consulta pública que también fue foco de cuestionamientos.

El plazo de consulta, cabe recordar, cerró el 26 de enero luego de que el Ministerio de Ambiente decidiera extender, a raíz de las críticas de la comunidad por la poca difusión y el corto plazo de participación, por tres semanas más el período aunque originalmente cerraba el 5 de enero.

La nota, por la cual buscarán la adhesión del Municipio para impulsar el proyecto de ley, pone de ejemplo un caso similar con el Municipio del Partido de Balcarce desde donde se acompañó una iniciativa que en 2018 declaró como paisaje protegido al sector de la Laguna Brava y su entorno por su “importante diversidad cultural y biológica, similar a la que aquí se presenta“, expusieron.

La ley provincial contempla que para que un área sea declarada como “paisaje protegido” deberá contar con un estudio ambiental previo elevado por cualquier persona física o jurídica, pública o privada y avalado por un profesional. Y define que las autoridades municipales “establecerán las normas correspondientes a su jurisdicción y competencia, y arbitrarán los medios para la aplicación de la ley que declare el paisaje protegido procurando la armonización de las actividades desarrolladas por el hombre con el ambiente protegido”.

Leer también:

Desde la asamblea vecinal aseguran que en la actualidad aproximadamente el 95% del paisaje de la Provincia de Buenos Aires está transformado por la acción humana a raíz de la agricultura y la urbanización, lo que implica la “pérdida y degradación de los pastizales naturales, su fauna y funciones asociadas como la regulación natural de las inundaciones”.

Por el contrario, buscan preservar la zona de la Sierra de la Peregrina que incluye a dos reservas naturales privadas (Paititi y La Serranita) en donde, según describieron, se desarrolla la industria turística y recreativa que “diversifica la oferta de la ciudad”, se realizan investigaciones científicas, de educación ambiental, espirituales y artísticas, y donde habita una identidad común y particular de la comunidad asentada en el territorio “determinada por la calidad paisajística del entorno local”.

Sobre la Reserva Natural Paititi, además, volvieron a remarcar lo que implicaría la instalación de un parque eólico desde el punto de vista ecológico −mencionan, por ejemplo, la importancia de preservar especies endémicas o vulnerables−, pero también desde el punto de vista geológico y también arqueológico, teniendo en cuenta que por allí pasaron pueblos originarios, evidenciado a partir de pinturas rupestres que descansan en la llanura de la reserva y que son estudiadas por investigadores de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

22/04/2024