Sábado 27 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
17/12/2014

“Pedimos que nos devuelvan a nuestros hijos”

Lo dijo Lucía Sosa, madre de tres chicos de entre 3 y 6 años. Denuncia que el Estado le quitó la tenencia de sus niños por el mal diagnóstico de la causa de muerte de su beba de 5 meses, en agosto de 2013.

“Pedimos que nos devuelvan a nuestros hijos”

Lucía Sosa y Javier Picart viven un calvario desde agosto de 2013: no solo tuvieron que afrontar la muerte de su beba de 5 meses, sino que a raíz de eso perdieron la tenencia de sus otros tres hijos de entre 3 y 6 años. Denuncian violencia institucional y exigen que sus chicos estén ellos antes de las fiestas.

“Pedimos que nos devuelvan a nuestros hijos”, dice Lucía y asegura que no hay motivos para que sus hijos Lucas, de 6 años, Micaela, de 4 y Claudio, de 3, estén en hogares transitorios lejos de ella y su pareja, lejos de los padres de los chicos. “Tenemos una casa, trabajo y no les falta nada“, explica.

Esta situación de “violencia y discriminación institucional”, como denuncian junto a la ONG EnRed, comenzó en agosto de 2013. “El 26 de agosto de 2013 llevé a mi beba de 5 meses, Candela, a la terapia del Materno Infantil y le recetaron un remedio para el asma llamado Salbutamol, dos pastillas cada cuatro horas. Ese medicamento, que está contraindicado para menores de dos años, le terminó provocando muerte cerebral”, cuenta Lucía y agrega: “El 31 volví a terapia con la beba, donde murió y los médicos dijeron que le encontraron cocaína en la sangre, por esta razón me quitaron a los chicos”.

Los médicos dijeron que le encontraron cocaína en la sangre a la beba, pero en cuatro autopsias que se le hicieron a la criatura no hallaron rastros de esa sustancia. Sí encontraron Salbutamol, que anteriormente le habían recetado y que, según explica Lucía, fue lo que le causó la muerte cerebral a su hija.

Lucas, el mayor de los chicos, fue entregado en adopción a una familia de Hogares de Belén que tenía la función de cuidarlo temporalmente. Mientras que Micaela y Claudio se encuentran en el Hogar Gayone.

Desde la ONG EnRed denuncian que la violencia y discriminación institucional que sufre la familia Sosa-Picart viene de los poderes médicos, judicial y eclesial. La ONG asegura que “se trata de un caso de apropiación de chicos como consecuencia de un diagnóstico hecho por profesionales no capacitados”. Es que, especialistas de EnRed diagnosticaron que Lucía no presenta síndrome alguno y que está apta para la maternidad.

Por otra parte, desde la entidad señalan a los poderes denunciados como los responsables de la muerte de la beba de 5 meses y también exigen la inmediata restitución de los niños a sus padres, de los que están separados “debido a una medida arbitraria desde septiembre del año pasado”. “Los nenes están pidiendo volver a casa y nosotros los queremos acá permanentemente y antes de las fiestas”, vuelve a insistir Lucía y dice: “Cómo mamá y papá reclamamos por la felicidad de nuestros chicos”.

Ver más: , , , , ,