Jueves 12 de diciembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
01/04/2017

Choferes fantasmas: “El Ministerio de Trabajo debería controlar”

El secretario de gobierno, Alejandro Vicente, luego de que el ministro de Transporte de la Nación dijera que los municipios eran los “responsables” de controlar, explicó: “Recibimos información de declaraciones juradas y las remitimos”.

Choferes fantasmas: “El Ministerio de Trabajo debería controlar”

La investigación de los choferes fantasmas en las empresas de colectivos de Mar del Plata, en la que los empresarios quedaron imputados por posible fraude nacional, en manos de la Justicia Federal está en secreto sumario y, mientras, funcionarios de diferentes áreas y sectores no deciden de quién era la responsabilidad de controlar la información que presentaban los empresarios para el cobro de subsidios, una información que al no haber reflejado la realidad significó el pago de cerca de 12 millones de pesos en subsidios nacionales que no correspondían. 

El primero en desligar responsabilidad fue el ministro de Transporte Nacional, Guillermo Dietrich, quien al ser consultado apuntó directamente contra el Municipio: “Pagamos sobre las declaraciones juradas que envían los municipios, que son los responsables de que esto esté bien”.

Desde el gobierno de Carlos Arroyo en todo momento habían aclarado que todas las sospechas en torno a los choferes fantasmas en las empresas de transporte, no era un asunto municipal y, ante las declaraciones del ministro de Transporte de Cambiemos, el secretario de gobierno del Municipio, Alejandro Vicente, en declaraciones a QUÉ en la Radio aclaró: “Nosotros lo que recibimos es información certificada que remitimos inmediatamente al Ministerio de Transporte y ahí, a través de la Dirección Nacional de Fideicomisos y Subsidios otorgan los subsidios a los transportes públicos de pasajeros”.

“El municipio no controla en cada unidad la cantidad de choferes que trabajan, eso es en todo caso tarea del Ministerio de Trabajo“, explicó Vicente, señalando que la responsabilidad sería del a cartera de Jorge Triaca, pero aclaró: “El ministro de transporte, quizá lo que quiso aclarar, es que ellos tampoco hacen el análisis o la revisión de los trabajadores que están en relación de dependencia con la empresa”.

Para Vicente, “es muy difícil controlar si no se hace un análisis dentro de la propia empresa”, ya que todos los “choferes fantasmas” estaban regestriados en blanco. “Afortunadamente se está investigando para determinar dónde se cometió el fraude y a quién se cometió. Entendemos que el fraude es al Estado Nacional y por eso lo lleva la Justicia Federal”, dijo el funcionario municipal.

Finalmente, sobre las hipótesis de que el aumento irreal de conductores en blanco que significan la incorporación de choferes fantasmas repercute en el precio del boleto de colectivo, el secretario de Gobierno aclaró que “no influye en el transporte urbano, ya que la variable que se utiliza es siempre la misma que es la de 2.5 choferes por unidad de transporte”.

Si cometieron un presunto fraude para conseguir subsidio eso repercute en una baja de la tarifa, no es al revés. Cuanto más se subsidia menos paga el usuario. Si se cometió un fraude es al Estado, no al usuario“, remarcó Vicente.

 

 

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,