Jueves 09 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
28/02/2020

Otero disfrutó de la música en la Terminal, en medio de los permanentes conflictos

El polémico empresario tiene a cargo la concesión y se encuentra excarcelado en el marco de la causa de “Los cuadernos de la corrupción”.

Otero disfrutó de la música en la Terminal, en medio de los permanentes conflictos
(Fotos: Qué digital)

El polémico empresario Néstor Otero mantiene con Mar del Plata una fuerte vinculación hace años. Y uno de los lazos que sustenta esa relación es la Terminal Ferroautomotora, de la que tiene a cargo la concesión. Justamente en ese lugar -escenario de reiterados conflictos por la precarización de sus trabajadores- fue donde este jueves se mostró Otero entre aplausos y risas en medio de un recital sorpresivo que dio Coti Sorokin, tal como había realizado ya previamente en diciembre pasado en la Terminal de Retiro, también a cargo del empresario que desde diciembre de 2018 se encuentra excarcelado en el marco la causa conocida como “Los cuadernos de la corrupción”.

Alejado de cualquier preocupación e incluso de los conflictos que -pese a la tregua actual- se encuentran vigentes en el lugar, como el del grupo de maleteros que trabajan bajo la extrema precarización, Otero estuvo este jueves en medio del público y de los pasajeros que se acercaron o se vieron sorprendidos por un recital realizado por el artista Coti Sorokin para promocionar un próximo show en el estadio Luna Park de Capital Federal.

El reportero gráfico de Qué digital retrató al empresario mientras disfrutaba de la música del artista, que irrumpió con su show en uno de los pasillos de la Terminal mientras se registraba un importante movimiento turístico teniendo en cuenta el tramo final de la temporada de verano.

Luego, desde la Terminal le contaron a este medio que Otero no suele mostrarse mucho por el lugar -aunque esta vez decidió exponerse entre el público y luego hasta comer un asado con el cantante- y mucho menos mantener diálogo con aquellos que se encuentran en un extendido conflicto que arrastra más de un año bajo reclamos de registración laboral y que incluso tuvo su momento de mayor tensión durante el bloqueo que concretaron en enero pasado, ante la falta de respuestas privadas y estatales.

La aparición pública de Otero fue la primera luego de que en diciembre de 2018 la Cámara Federal de Casación resolviera -tal como publicó oportunamente Infobae su excarcelación al igual que la de otros empresarios en el marco de la causa de “Los Cuadernos de la corrupción, por la que había sido detenido en agosto de ese mismo año y en la que le habían concedido el arresto domiciliario por supuestos problemas de salud en octubre. La decisión de excarcelarlo se produjo luego de que los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi resolvieran quitar de la conformación de la asociación ilícita a los empresarios, entre ellos Otero, que habían sido procesados inicialmente bajo ese delito.

En ese marco, Otero quedó procesado sólo por cohecho activo y tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil, delitos bajo los cuales el juez Claudio Bonadío firmó la elevación a juicio en septiembre de 2019. Años atrás, Otero ya había sido condenado por la Justicia -en ese otro proceso se le impuso una probation– por pagar dádivas al también condenado exsecretario de Transporte del kirchnerismo, Ricardo Jaime.

En Mar del Plata, el empresario es socio del poderoso Florencio Aldrey Iglesias y es el concesionario de la Estación Ferroautomotora, desde que la misma se adjudicó para ser construida. En agosto de 2004, el entonces presidente de la Nación Néstor Kirchner anunció la construcción de la nueva estación de Mar del Plata, con un costo a cargo del Estado nacional de 170 millones de pesos. A fines de 2006, el gobierno anunció que la beneficiada sería la empresa integrada por Néstor Otero y el grupo Emepa-Ferrovías.

En diciembre de 2018 a partir de su compleja situación judicial, Qué digital le consultó al por entonces ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, si el gobierno evaluaba quitarle la concesión al empresario, y el funcionario -luego de algunos segundos de duda- respondió: “Nada ha cambiado”.

En la terminal donde ahora se mostró sonriente y de muy buen humor Otero, los conflictos estuvieron a la orden del día en los últimos años y volvieron a quedar expuestos en enero pasado cuando un bloqueo de trabajadores precarizados interrumpió el normal funcionamiento durante una semana.

Ese conflicto se inició en realidad en enero de 2019 cuando los maleteros -con el apoyo de una de las vertientes de la CTA Autónoma Provincia de Buenos Aires- comenzaron a manifestarse a partir de la falta de acuerdo para la registración laboral y el desconocimiento de la concesionaria. Para entonces, ya había un antecedente: en octubre de ese año había quedado expuesta la irregular situación en la que se encontraban las mujeres que cuidan los baños de la Terminal que fueron despedidas -y luego del conflicto reincorporadas y regularizadas- después de reclamar por sus derechos. En ese entonces se supo que la concesionaria les hacía firmar una especie de recibo de sueldo cada mes, pero en realidad ese sueldo nunca lo cobraban, por lo que subsistían con la propina.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios