Sábado 24 de septiembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
21/02/2015

“Creo que mi hermana estaba amenazada y temía por sus hijos”

La familia de Mirian Flurin, quien fue hallada sin vida el pasado martes, apunta al primer marido de la joven, con quien tuvo tres hijos y de quien se separó hace cuatro años tras una relación violenta. Fue la última persona que la vio con vida antes de su desaparición.

“Creo que mi hermana estaba amenazada y temía por sus hijos”
Marianela y Juan piden Justicia y quieren que el caso de Mirian "no quede impune". (Foto: QUÉ Digital)

El día de su desaparición, Mirian Flurin iba camino a encontrarse con un abogado que la estaba asesorando legalmente porque estaba por perder la tenencia de su pequeña bebé de 8 meses. Mirian, de 29 años, tenía cinco hijos, tres nenas además de la pequeña – de 6, 8 y 11 años- y un varón de 3.

Ella vivía, desde hacía algún tiempo, junto a sus sobrinas, a quienes cuidaba en una casa en Parque Peña. El pasado martes, su cuerpo sin vida fue hallado en el kilómetro 392 de la Ruta 2, donde llevaba unos tres días sin vida, según los peritos que trabajaron en el lugar.

A pesar de que todavía no hay ningún detenido en el marco de la investigación, los familiares de Mirian aseguran que se trata de un caso de femicidio. Apuntan, principalmente, al primer marido de la joven, papá de sus tres hijas mayores y de quien se separó hace unos cuatro años tras una larga relación “enferma y violenta”. Además, fue la última persona que la vio con vida antes de su desaparición.

“Creo que a mi hermana estaba amenazada y temía por sus hijos, porque si no ella nos tendría que haber dicho algo; yo siempre le dije que la iba a defender”, señaló Juan Alberto Flurin, el mayor de los cinco hermanos de la joven, y quien, de alguna manera, se puso el reclamo al hombro tras la desaparición de Mirian.

Antes de morir, la joven estaba saliendo con un chico que se encuentra detenido en Batán y a quien había conocido hace un tiempo, luego de separarse del padre de la bebé de ocho meses, de quien se distanció dada la aparición, nuevamente, de su primer marido.

Según contaron Juan y su mujer Marianela, la joven era una chica activa, que amaba a sus hijos y que estaba luchando para evitar perder la tenencia de la pequeña bebé. Sin ir más lejos, el día de su desaparición – el viernes 13- se iba a encontrar con un abogado, quien estaba asesorándola legalmente. Sin embargo, nunca llegó a la cita.

Para Juan Flurin, el responsable de la muerte de su hermana es su primer marido. Fue quien, según dijo les relató el hombre, “la alcanzó hasta Maipú y Juncal, donde ella se tomó el colectivo para ir al abogado”. “Él era una influencia muy negativa en Miriam”, afirmó. Incluso la mujer lo había denunciado por violencia.

“Cada vez que aparecía la manipulaba, la volvía un poco loca. Antes de separarse del papá de la bebé ella estaba bien, estaba pensando en recuperar la custodia de sus tres hijas mayores, que se habían quedado con su papá cuando fue la separación violenta”, recordó Marianela, que luego sumó: “Incluso una de las vecinas la ayudaba a que viera a sus hijas a escondidas, porque él muchas veces no la dejaba”.

De acuerdo a la versión de la familia Flurin, la noche de su desaparición, la mujer estuvo en la casa de su expareja. “La vecina dijo que escuchó gritos y llanto de los nenes. No llamó a la policía porque cuando Mirian estaba ahí solía haber discusiones y prefirió no meterse. Dijo que se escuchó un silencio y que como a las 3 de la mañana, él salió con el auto”, relató Juan, quien afirmó: “No queda otra que sea él”.

En ese sentido, Marianela agregó otro dato: el martes anterior a su muerte, Mirian le habló acerca de su relación con el joven detenido en Batán. “Yo la vi muy bien, estaba contenta. Pero me dijo que el jueves iba a ser el último día que iba a verlo porque la habían amenazado, le habían dicho que si no lo dejaba la iban a matar. La amenaza venía de otra persona, no del chico de Batán, pero ella se lo tomaba un poco en serio y otro poco en joda”, comentó la mujer.

LA INVESTIGACIÓN Y UNA HIPÓTESIS SOBRE EL CRIMEN

En cuanto a la actualidad, la pareja asegura que hoy quieren resguardar a sus sobrinas, ya que no saben dónde están. “El papá de las nenas dijo que las había llevado a Tandil, donde iban a estar seguras. Pero no sabemos dónde están ni qué pasa. Tenemos miedo y no queremos tener que lamentar otra tragedia. Él tampoco sabemos dónde se encuentra, no está en su casa y nos dejó dicho que cualquier cosa nos comuniquemos con su vecina”, apuntaron. En cuanto al varón –que es hijo de otro hombre, pero fue reconocido por el papá de la bebé- también se encuentra con sus hermanas mayores.

Respecto al porqué del crimen, Juan sostuvo que el hombre “se ensañó más cuando se enteró que mi hermana salía con un chico del penal”. “Incluso unos días antes le rompió el teléfono para que no hablara con él. Yo me enfoco en el primer marido; es el último que la vio, el último que la llevó”, graficó.

Finalmente, y en cuanto a su opinión respecto a los avances de la investigación, la pareja coincidió en que creen que va bien, pero que necesitan que alguien “les brinde detalles”. “Todavía no hablamos con el fiscal, no nos dijeron de qué murió ni pudimos reconocer el cuerpo”, repararon.

Ver más: , , , , , , , , ,


Comentarios