Domingo 21 de julio | Mar del Plata
03/06/2023

Gestión de bidones y críticas: “Campo limpio es aquel que no usa agrotóxicos”

Para la organización Paren de Fumigarnos, proyectos para el almacenamiento transitorio de envases “pretenden lavar la cara del negocio que enferma”.

Gestión de bidones y críticas: “Campo limpio es aquel que no usa agrotóxicos”
(Foto: archivo / Qué digital)

Luego de la inauguración en Mar del Plata del Centro de Almacenamiento Transitorio (CAT) de envases vacíos de agroquímicos utilizados por la producción agrícola intensiva, desde la organización Paren de Fumigarnos -que hace años denuncia la contaminación producida por el sector, su modelo productivo y los incumplimientos a la normativa vigente- cuestionaron el proyecto al asegurar que “pretende lavar la cara del negocio que enferma“.

A mediados de mayo se inauguró en Santa Paula -en pleno cordón frutihortícola- el CAT para la gestión de envases vacíos, a cargo de Campo Limpio, una asociación integrada principalmente por firmas agropecuarias y productoras de fitosanitarios como Syngenta. Tras dos años sin un espacio de características en la ciudad, su importancia salió a la luz con mayor énfasis a partir del hallazgo de depósitos clandestinos de bidones en febrero, lo cual dio origen a una causa penal.

A partir de su existencia, los productores agropecuarios de la zona cuentan con un espacio para trasladar los envases de los agroquímicos que utilizan en las plantaciones, como parte del sistema de gestión de bidones que establece la Ley 27.279 que rige a nivel nacional desde 2016, con el objetivo de reducir la contaminación que pueden generan y establecer responsabilidades al respecto, tanto de productores agropecuarios, fabricantes químicos y el Estado.

Leer también:

Sin embargo, independientemente de que las aplicaciones de agroquímicos contenidos en esos envases se produzcan dentro de los márgenes establecidos por la ley, por ejemplo, cumpliendo la vigencia de la medida cautelar de la Suprema Corte bonaerense que limita las fumigaciones en Mar del Plata a más de 1.000 metros de viviendas y núcleos urbanos, desde Paren de Fumigarnos cuestionaron la iniciativa de raíz: “Campo limpio es aquel que no usa agrotóxicos“, parafrasearon.

Es que, más allá de que la organización denuncia desde hace tiempo las aplicaciones de agroquímicos en cercanías de viviendas, incumpliendo las normativas y con las consecuencias en la salud y calidad de vida que ello genera, también apuntan directamente contra el modelo de producción que utiliza herbicidas de origen químico e industrial.

“Lo que las empresas ecocidas pretenden hacer con proyectos como el del CAT, es lavar la cara del negocio que enferma y produce la muerte, de todo el mal que provocan, disfrazándose de verdes y robando palabras como sostenibilidad y agroecología entre otras”, manifestaron desde el espacio vecinal.

En ese sentido, señalaron que proyectos como los CAT apuntan a “la transición agroecológica a la que prometen llevarnos y nunca llega“, y sumaron: “Nosotros decimos que son mentiras. Hace más de 25 años que estamos denunciando esta problemática, con los bidones tirados en los campos, en las banquinas, en basurales, acumulados en lugares donde se compran plásticos”.

Desde el espacio, además, advirtieron por los restos de fitosanitarios que suelen contener los bidones -y que por eso debe implementarse su adecuada gestión y destino final- y sembraron dudas en torno a qué sucede con los restos originados del triple lavado al que someten a los plásticos en caso de ser reinsertados en otros usos: “Los centros de acopio de envases vacíos concentran miles de litros de sustancias carcinogénicas y no es loco preguntarnos ¿a dónde va a parar el agua resultante del triple lavado?“.

Leer también:

Por último, desde la organización remarcaron que los incumplimientos a los sistemas de gestión no encuentran sanciones equivalentes al daño ambiental producido: “Es claro que estas multas que parecieran importantes, para ellos no significa económicamente nada, pero sí les importa y les preocupa que salga a la luz y que la sociedad se entere”, manifestaron.

El CAT de Santa Paula, según indicaban meses atrás desde el Municipio, está abierto de lunes a sábados, tiene una capacidad para almacenar 15 mil envases y 3 mil kilos de cartón, aunque se prevé que cada 5 mil envases se realicen envíos a La Plata para su destino final: la reutilización en plásticos específicos (y seguros) o su destrucción definitiva. Esa capacidad, sostienen desde el gobierno, permitirá “atender muy bien la demanda actual y la proyectada” de General Pueyrredon.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

03/06/2023