Martes 23 de julio | Mar del Plata
13/09/2023

La familia de Nahuel Lagos exige justicia: “Le arruinaron y nos arruinaron la vida”

Mientras el joven sigue grave en el Interzonal producto de una golpiza tras una detención, se inició una investigación por la actuación policial.

La familia de Nahuel Lagos exige justicia: “Le arruinaron y nos arruinaron la vida”
(Fotos: Qué digital)
Sebastián Alí

Por: Sebastián Alí

Le arruinaron y nos arruinaron la vida“, lamentó Mariana, familiar de Nahuel Lagos, al reconocer que la grave lesión que sufrió en la médula espinal tras una detención policial en Batán, probablemente le impida volver a caminar. Rodeada de otros familiares en el ingreso del Hospital Interzonal donde el joven de 20 años permanece internado estable pero en estado delicado, dio su reconstrucción de la violenta detención sucedida en julio y confirmó el inicio de una investigación por parte de la Fiscalía N°12, especializada en violencia policial.

Luego de estar 70 días internado en grave estado en el Hospital Interzonal, el 29 de agosto murió Nahuel Olmos, un joven que, según denunció su familia, fue víctima de una detención brutal en la subcomisaría Casino. Un día después, Nahuel Lagos se desvaneció en su casa luego de más de un mes dolorido por golpes sufridos en una detención y tuvo que ser llevado de urgencia al HIGA, donde permanece en terapia intensiva.

Ambos casos no solo comparten el nombre, sino una misma denuncia: graves heridas sufridas tras ser detenidos, en el primer caso por una contravención y, en el segundo, tras haber reclamado a un vecino por una mordedura de un perro.

A diferencia de Olmos, Nahuel Lagos pudo contar a su familia lo sucedido el 14 de julio, día en que fue demorado y cuando sufrió los golpes que derivaron en recaídas y en su internación. Es que desde ese día pudo seguir con su vida, haciendo “changuitas” y a la espera de ser padre, aunque continuó con dolores crónicos por los que debía tomar analgésicos o ir periódicamente al CAPS de Batán para ser asistido, hasta que la lesión de su columna se hizo evidente. 

Nahuel relató a sus familiares que al irse de la casa de su padre a la de su madre a bordo de una bicicleta, un perro lo mordió y le reclamó al dueño por lo sucedido, hecho por el cual, sospechan, el vecino llamó a la Policía. Momentos después y a metros de allí, cuando llegó un patrullero de la comisaría octava con un hombre y una mujer a bordo, Nahuel estaba en la vereda de una vecina, donde se había detenido a observar objetos que ella misma había tirado: esa mujer, aseguran, es la “testigo clave” de los primeros momentos de la detención.

Leer también:

No hubo una causa de por qué lo detienen y menos de por qué lo golpean. Si lo acusan de un robo hay una testigo que tenemos en la causa, que les decía a los policías que Nahuel no había robado nada, que solo estaba sacando cosas que ella misma había tirado afuera. Y a ella uno de los dos policías le dijo cerrá el orto y metete para adentro“, relató Mariana, pareja de su papá, este miércoles a Qué digital.

Al asegurar que “hasta con una carpeta le pegaban”, Mariana indicó que tras ser reducido, cargaron la bicicleta y al joven al patrullero y lo llevaron hasta la comisaría donde, según relató el joven a sus familiares, también fue golpeado. “Una tía vio cómo lo llevaron a la salita Batán todo golpeado, y nos dijo que lo sacaron por otro lado para que no lo vea. Cuando entró, lo metieron en una sala para ponerle la antirrábica y uno de los enfermeros le preguntó qué le pasó que estaba todo golpeado, y Nahuel le respondió que le había pegado la policía, y entonces hicieron salieron salir a los efectivos”, relató.

“Desde el 30 de agosto está en el Hospital, lo llevaron a hacerse una tomografía al CEMA y le descubrieron una fisura en la médula. Llegó al hospital consciente, habló con sus padres hasta que entró al shock room y a las 24 horas lo intubaron. Cuando hablamos con el especialista del HIGA nos dijo que Nahuel está así producto de la golpiza que le dieron. Ahí lo tenemos, en estado muy muy delicado, con respirador y luchando con su vida. Hoy lo tenemos estable pero su diagnóstico es todo los días así, delicado. El diagnóstico más seguro que nos pudieron dar es que no va a volver a caminar. Le arruinaron y nos arruinaron la vida”.

Horas después de haber sido demorado y de su traslado al CAPS, Nahuel fue liberado. Pero las lesiones que sufrió desde su detención lo encuentran luchando por su vida en el Hospital Interzonal, mientras su familia viaja todos los días para acompañarlo, deseando su recuperación y, en paralelo, buscando que lo sucedido encuentre responsabilidades.

DENUNCIA E INVESTIGACIÓN POLICIAL

Tras la golpiza, la familia de Nahuel Lagos asegura no haberse animado a denunciar lo sucedido “por miedo a la persecución”: “Nuestro miedo era que no lo dejen ni caminar por Batán, que lo iban a hostigar, que lo iban a levantar por nada, y también porque tiene hermanos más chicos y lo tienen marcado. Nos enteramos de casos de vecinos con muchos antecedentes así. Nos pasa a todos, por miedo a lo que puede pasar nos quedamos callados“, reconoció.

Sin una denuncia en ese entonces, no se constataron las lesiones que sufrió. Sin embargo, Mariana asegura que sí están registrados sus ingresos al CAPS Batán “día por medio” por los dolores crónicos que empezó a sufrir: “Eso está registrado. En la parte ósea no se veía nada, pero una doctora nos explicó que hay lesiones muy graves que son asintomáticas, y es indudable que es lo que le pasó a Nahuel“.

Leer también:

Luego de que el joven fuera internado en grave estado y con el acompañamiento de familiares de víctimas de gatillo fácil, consiguieron una abogada y radicaron una denuncia, por lo que se inició una investigación a cargo del fiscal Juan Pablo Lódola, titular de la Fiscalía N°12 especializada en casos de violencia policial. “Está todo encaminado, esperando que el fiscal se comunique con nosotros“, señaló.

Mientras tanto, a la espera de medidas de prueba y la toma de declaraciones, la investigación no cuenta con imputaciones y en la comisaría, en tanto, según confirmaron fuentes oficiales a Qué digital, hace un mes hubo un cambio de comisario: José Lenzo fue reemplazado por Sebastián Brítez, aunque desde la Policía Departamental aseguran que el cambio nada tiene que ver con este caso.

Además, la bicicleta del joven quedó en la comisaría y, hasta el día de hoy, no pudieron recuperarla: “Esa bicicleta está en la comisaría todavía, no la pudimos retirar y menos ahora con este tema”, indicó Mariana y agregó que ante su consulta, las nuevas autoridades de la comisaría dijeron no saber a qué respondió la detención del 14 de julio: “Cuando fuimos a buscar la bicicleta, hablando con el comisario que estaba en ese momento nos dijeron que no sabían por qué lo habían traído”.

“Lo único que esperamos como familia es sacar a Nahuel de acá y que estos policías terminen presos. Que se haga Justicia. Que paguen por lo que hicieron. No solo por Nahuel Lagos, sino por todos los chicos de Batán que también sufrieron esto”, concluyó Mariana.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

13/09/2023