Viernes 21 de junio | Mar del Plata
03/09/2023

Pesca de vieira: trabajo “a reglamento”, desembarcos y un conflicto que se estira

El SOMU busca una suba de los porcentajes por producción que perciben en buques de dos empresas y denuncia arbitrariedades.

Pesca de vieira: trabajo “a reglamento”, desembarcos y un conflicto que se estira
(Fotos: SOMU)

El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) continúa en conflicto con las multinacionales Glaciar Pesquera y Wanchese en reclamo de una actualización del porcentaje que perciben los trabajadores que se embarcan en la pesca de vieira: denuncian arbitrariedades de una de las firmas ante una medida de fuerza que lleva adelante el gremio.

Desde hace meses la flota dedicada a la pesca de vieira, un plato gourmet que arroja grandes ganancias y que es acaparada por dos multinacionales, es foco de un conflicto laboral en el puerto de Mar del Plata porque, aseguran, “es la que menos paga”.

El conflicto en la flota integrada por los buques de Glaciar Pesquera (“Atlantic Surf III” y “Capesante”, que tiene base en Ushuaia), y de Wanchese Argentina S.A (“Miss Tide”. y “Erin Bruce”) data desde mayo, cuando comenzaron a exigir mejoras salariales de raíz para el sector, más allá de la exención de Ganancias y el aumento en el valor de la liquidación del dólar.

Luego de audiencias, en las que, por ejemplo, la empresa aseguraba que la mejora salarial ya había sido provista a partir de las decisiones tomadas por el gobierno nacional como la actualización del dólar pesca y el impuesto a las ganancias, el conflicto sigue sin solucionarse e, incluso, derivó en un agravamiento. 

Es que, por un lado, el sindicato resolvió solamente trabajar “a reglamento”, es decir, cumplir únicamente con 12 horas de trabajo a bordo previstas en el convenio colectivo de trabajo que los rige -el CCT N°729/15, que no es el propio ya que la actividad sigue catalogada como de “investigación”-, considerando que en las mareas del sector es posible pescar 24 horas. En ese marco, Glaciar Pesquera decidió que su buque Atlantic Surf III vuelva al puerto por no aceptar ese ritmo de trabajo sin horas extras establecido por parte del personal.

“No hay un ofrecimiento claro y sincero por parte de la empresa. En toda charla alegan que se viene un cambio de gobierno y ellos no están dispuestos a dar un aumento en un contexto de elecciones. Lo que no quieren entender es que hay que cambiar el valor de base, independientemente de quién esté en el gobierno”, contextualizó Oscar Bravo, referente del SOMU Mar del Plata, en diálogo con Qué digital.

En ese marco, la empresa no solo aprovecha la disponibilidad de mano de obra para mantener la producción en los niveles que busca sin responder a los reclamos, sino que además amenaza con sanciones y despidos con todo lo que eso implica en el marco de una crisis y altas tasas de desempleo.

“El Atlantic Surf III regresó a Puerto por una decisión arbitraria de la empresa y desembarcó de oficio a toda la gente. Es para presionar a los trabajadores, incluso con la posibilidad de despedirlos. Te hacen un desembarco de oficio que te mancha la libreta, que es clave al momento de volver a embarcar. Ahora embarcaron a otra dotación y están queriendo persuadir a la gente para que vengan al sindicato a pedir que dejemos de reclamar. Nosotros tenemos los números y sabemos que la actividad daría para mucho más“, sumó Bravo en torno a los márgenes de ganancia y la legitimidad del reclamo.

Bravo, además, subrayó que se trata de una captura particular, un producto premium que, a pesar de ser una de las que más valor de comercialización tiene en la pesca, “es una de las que menos paga“. “Es prácticamente todo de exportación, acá se consume poco y nada, porque es un plato gourmet en su mayoría”, explicó.

Mientras tanto, la situación encuentra otras trabas porque los gremios no solo no negocian en torno a un convenio propio: además no lo hacen con los dueños de las multinacionales, sino más bien con sus representantes locales. “Con el que tenés que negociar no está. Hay apoderados, representantes legales, o accionistas, pero no son los dueños“, lamentó.

Mientras tanto, el conflicto se mantiene actualmente en un ida y vuelta entre la empresa y el gremio: mientras el sindicato asegura haber realizado las presentaciones correspondientes para evitar que las decisiones de la empresa perjudiquen a los trabajadores, también buscan visibilizar la situación para denunciar lo que consideran un lockout patronal, es decir, un cierre intempestivo y con fines empresariales.

“Prefectura ya corre traslado al Ministerio de Trabajo de lo que pasa. Nosotros hicimos una presentación por cada tripulante y sobre lo que hizo la empresa. Esperemos que el Ministerio de Trabajo pueda actuar de oficio para hacer que la empresa desista de esta medida arbitraria de desembarcos de oficio”, finalizó el sindicalista, en referencia a que ya hubo en el sector períodos de conciliación obligatoria.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

03/09/2023